«En lo referente a la guerra, las izquierdas europeas deberían escuchar más a los países del Sur»

Las últimas grandes movilizaciones contra la guerra en Occidente se remontan a 2003, cuando Estados Unidos decidió invadir Irak. Desde entonces se han multiplicado las intervenciones militares con la complacencia e incluso el apoyo de muchos movimientos de izquierda. El último ejemplo es la guerra en Ucrania, en la que muchos “progresistas” se unen a la OTAN para enviar armas y prolongar el conflicto.

Leer más