Crónica de la pandemia (1)

Crónica berlanguiana de la pandemia

En la Mancha, surtido variado de asuntos profanos y sacros

Se diga lo que se diga….¡qué bonita esa España rural anclada eternamente en el medievo! Y qué abundancia de elementos descriptivos…. Con sus archicofradías, sus rogativas, sus procesiones, sus primeros viernes, sus autos de fé, sus bancos para caballeros mutilados y su caudillo bajo palio….. Qué palpitante, todo. Qué vivo. 

Esas calles que hasta hoy mismo continúan llamándose Avenida del Generalísimo, y donde también se acude mucho más a la plegaria que al wi-fi.

Es impresionante constatar que aunque estemos en la época del ‘satisfayer’ y la cirugía robótica, el nacionalcatolicismo permanece imperturbable. Por ejemplo:

Suspendidas con buen criterio por el señor alcalde de mi pueblo, don J. M., también senador, las Fiestas  (salvo la corrida de toros), la Iglesia Católica ha mantenido su tradicional aporte a las mismas (salvo la procesión), acomodándolas a las normas sanitarias de obligado cumplimiento. Así, han tenido lugar la bendición y presentación de niños (bien a la Virgen, bien a Jesús, según cofradías), solemnes novenarios, santos rosarios y misas -entre ellas, una “especial funeral”-, predicaciones de padres trinitarios, ofrendas florales, exposición al exterior de la imagen para una especial veneración…, profusamente retransmitidos muchos de esos actos, y varias veces, por la tele local.

Está en el aire la celebración de la “novena de la vendimia”, de acción de gracias por la cosecha, pues se prevé que este va a ser también un mal año de uva y el duopolio bodeguero, que domina con mano férrea el mercado, pagará precios por debajo de los costes. Ante tal panorama, que ni ha sido ni se prevé vaya a ser modificado por intercesión divina o mariana, se extiende la idea entre sectores viticultores minoritarios, de que nada hay que agradecer a presuntas influencias estratosféricas. No se tirará la imagen al río, no tanto porque esté seco, sino porque los usos y costumbres han variado en el agro español y ya no tienen lugar estas venganzas del pueblo creyente defraudado por la inutilidad de sus preces.

Rico en cofradías, instancias que reúnen a una parte importante del tejido social de la localidad, junto a los clubes ciclistas, ante este observador destaca una, muy activa en sus propuestas festeras, que, por su largo título, se antoja producto de una opa hostil o guerra fratricida intraeclesial, cuyas razones y ubicación temporal desconozco. Se trata de la “Real e Ilustre Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado, Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, Nuestro Padre Jesús con la Cruz y San Juan Bautista de la Concepción”. Ahí queda eso.

Un acto que no podía faltar en el programa era la ofrenda floral a la Patrona, la Virgen de los Consuelos. A tal efecto, una comitiva presidida por el alcalde (PSOE) se personó en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción acompañado de concejales de todos los grupos políticos con representación en el Consistorio (PSOE, PP, Ciudadanos, VOX y Podemos), salvo los de Izquierda Unida, que nunca asisten a ceremonias en las que no se cumpla el mandato constitucional de separación de Iglesia y Estado. El alcalde aprovechó para pedir a la Patrona que aparezca una vacuna para la COVID-19, petición, dijo, que hacía por ser más modesta y fácil de conseguir que la desaparición del virus. Se lo ha puesto, en efecto, más asequible a la virgen, pero veremos si la interpelada le hace caso en la rebaja, que no deja de suponer una cierta falta de confianza por parte del munícipe.

Fuera del programa de festejos, pero coincidiendo en el tiempo y reforzando el espectáculo sociopolítico berlanguiano, se ha producido el rechazo por parte del alcalde y su grupo socialista, que ostentan la mayoría absoluta (once concejales sobre veintiuno), la propuesta de los dos concejales de Izquierda Unida de retirar la condición de Alcalde Perpetuo de la localidad al anterior Jefe del Estado -distinción que se le otorgó hace treinta años-, por su comportamiento delictivo continuado desde hace tiempo y de todos hoy conocido. Y hasta reconocido por su propio hijo, quien, haciendo mangas y capirotes de la presunción de inocencia, le vino a obligar a la abdicación, le ha quitado la paga y le ha instado a irse de casa, poniéndole en fuga hacia el paraíso de la democracia donde hizo amigos y negocios. Ni qué decir tiene que, en esta ocasión, hicieron causa común con los concejales del PSOE, los del PP, Ciudadanos y VOX y el rey emérito sigue siendo, además, Alcalde Perpetuo de nuestro pueblo.

Hasta se fabrican embutidos artesanos con sagrados corazones como imagen de marca.

¿Caben tantos chorizos en el Cielo?

JRT, corresponsal agropecuario

Comparte este artículo