Manifiesto del Partido Comunista (3/4)

Esta entrada es la parte 7 de 16 en la serie Volver a Marx. Curso básico de marxismo.

Es sin duda un texto maravilloso que, como estamos viendo sesión a sesión, entraña y desmaraña cuestiones muy profundas. Nos presenta de una forma muy amena y sencilla que un nuevo mundo es posible, un mundo comunista. 

La tercera sesión del Manifiesto Comunista ha estado dedicada a los prólogos que este ha tenido a lo largo de su historia. Los prólogos tienen una importancia mayor de la que se podría pensar, ya que el Manifiesto Comunista fue escrito en 1848 y la experiencia práctica fue avanzando. En ellos podemos ver que la vigencia de los principios generales va ligada a una aplicación histórica que depende de las circunstancias concretas y particulares.

Es un ejemplo el prólogo a la edición rusa. En él se dan pinceladas sobre las liberaciones nacionales y sobre cómo estas pueden ir unidas a revoluciones proletarias. De modo que los prólogos, sin querer modificar el propio texto, fueron introduciendo tanto el conocimiento que iban adquiriendo como nuevos planteamientos sobre el desenvolvimiento de la sociedad capitalista.

Es sin duda un texto maravilloso que, como estamos viendo sesión a sesión, entraña y desmaraña cuestiones muy profundas. Nos presenta de una forma muy amena y sencilla que un nuevo mundo es posible, un mundo comunista. 

A estas alturas del año, el calor y las vacaciones pueden dificultarnos la militancia, pero siempre debemos mantener el espíritu revolucionario formándonos incesantemente. Os esperamos.

Navegación de la serie<< Manifiesto del Partido Comunista (2/4)Manifiesto del Partido Comunista (4/4) >>
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *