5-A posteriori – A priori

A posteriori – A priori

Diccionario filosófico marxista · 1946:17

A posteriori

(Del latín: por lo que viene después). Ver: A priori.

A priori

(Del latín: por lo que precede). A priori significa lo que está dado
de antemano, antes de la experiencia, antes de los hechos. De aquí
que una “afirmación apriorística” significa una afirmación que sólo se
fundamenta en abstractas consideraciones previas y que no se apoya en
la experiencia y en la práctica. A posteriori significa por oposición
a a priori: después de la experiencia, a partir de la experiencia, de
los hechos. El materialismo dialéctico niega el conocimiento que no
se basa en la experiencia y en la práctica sensibles.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:26

A posteriori

Por oposición a a priori significa: después de la experiencia, a
partir de la experiencia, a partir de los hechos. El materialismo
dialéctico niega todo conocimiento no fundado en los datos de los
sentidos y de la práctica.

A priori

(Expresión latina.) Antes de la experiencia, antes de los hechos.
“Afirmación a priori” significa afirmación fundada únicamente en las
especulaciones abstractas de la razón “pura”, que no se apoya en la
experiencia y la práctica. Así, en la filosofía idealista de Kant
(ver), el espacio, el tiempo, &c., no son propiedades de la naturaleza
objetiva, reflejadas en la conciencia, sino formas a priori de la
sensibilidad.

Diccionario filosófico · 1965:22

A posteriori

(En latín: por lo que viene después.) Término que, a diferencia de a
priori, designa el saber obtenido de la experiencia.

A priori

(En latín: por lo que precede.) Término de la filosofía idealista que
designa un saber obtenido antes e independientemente de la
experiencia, inherente desde un principio a la conciencia, a
diferencia de a posteriori, o saber obtenido de la experiencia y como
resultado de la misma. Semejante contraposición es característica,
ante todo, de la filosofía de Kant, quien consideraba que el
conocimiento obtenido mediante las percepciones sensoriales no es
verdadero; contraponía, en calidad de condiciones del conocimiento
verdadero, las formas apriorísticas de lo sensorial (espacio y tiempo)
y de la razón (causa, necesidad, &c.). El materialismo dialéctico
niega todo conocimiento apriorístico.

Diccionario marxista de filosofía · 1971:20-21

(del latín a posteriori, de lo que sigue, y a priori, de lo que
precede.) Término filosófico que nos sirve para caracterizar el
conocimiento en dependencia de sus fuentes. A posteriori es el
conocimiento obtenido sobre la base de la experiencia con ayuda de la
percepción sensorial. A priori es el conocimiento propio desde sus
inicios a la conciencia, innato en ella. La filosofía idealista
establece una diferencia entre el conocimiento obtenido a través de la
experiencia y el que se da antes de ésta. Tal cosa es particularmente
característico en la filosofía kantiana. Kant opinaba que nuestro
conocimiento es fidedigno sólo cuando encarna en ciertas formas
apriorísticas propias de la conciencia humana (por ejemplo, la
capacidad, innata en el hombre, para percibir los objetos en el
espacio y el tiempo y para establecer las diferentes conexiones
existentes entre ellos). El materialismo dialéctico estima que todos
nuestros conocimientos son en última instancia resultado de la
experiencia (es decir, son el reflejo de los objetos y fenómenos
existentes fuera de nosotros y que actúan sobre nuestros órganos de
los sentidos). Por eso no puede existir ningún conocimiento
apriorístico (antes de la experiencia, innato).

Diccionario de filosofía · 1984:23

A posteriori

(latín.) Término que, a diferencia de a priori, significa el
conocimiento obtenido de la experiencia.

A priori

(latín.) Término de la filosofía idealista que, a diferencia de a
posteriori, significa el conocimiento obtenido antes e
independientemente de la experiencia, capacidad inherente a la
conciencia. La contraposición de a priori y a posteriori es
particularmente característica para la filosofía de Kant, que,
considerando no auténtico el conocimiento obtenido con ayuda de las
percepciones sensoriales, le oponía, en calidad de condiciones del
conocimiento fidedigno, las formas apriorísticas de la sensibilidad
(espacio y tiempo) y del raciocinio (causa, necesidad, &c.).

Comparte este artículo