3-Behaviorismo

Behaviorismo

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946
Diccionario filosófico abreviado · 1959:42

“Behaviourismo”

(Del inglés, behaviour: conducta, comportamiento.) Una de las
tendencias de la psicología actual en los Estados Unidos (Watson,
Lashley, Weiss, Tolman y otros). Los “behaviouristas” niegan la
realidad de la conciencia como función de la materia altamente
organizada, y reducen la vida psíquica del hombre a reacciones
fisiológicas del organismo ante estimulantes que actúan sobre él.
Según Watson, “todos esos términos: conciencia, sensación, percepción,
imaginación o voluntad, pueden ser omitidos para describir la
actividad humana”. El “behaviourismo” excluye así de la psicología lo
que constituye precisamente el objeto de sus investigaciones. Esta
concepción falsa, mecanicista, es refutada por la doctrina
materialista de Pavlov (ver) sobre la actividad nerviosa superior, que
pone en evidencia las bases fisiológicas de los procesos psíquicos.
Al excluir de la competencia de la ciencia todas las formas de la
conciencia, el “behaviourismo” abre el camino al idealismo y a la
religión.

Esta doctrina identifica la conducta del hombre con el comportamiento
del animal. Según Watson, “el hombre es un ser biológico que puede
ser estudiado de la misma manera que cualquier otro animal”. Al
esfumar la diferencia cualitativa fundamental entre el hombre y el
animal, el “behaviourismo” se opone al estudio científico de las
causas sociales del desarrollo de la conciencia humana. Desnaturaliza
las relaciones entre el pensamiento y el lenguaje. En lugar de
mostrar la unión indestructible entre el uno y el otro, su unidad
orgánica, reduce simplemente el pensamiento a lenguaje. Para Watson,
el pensamiento no es más que una de las formas de la actividad
muscular, un lenguaje “sin movimiento de músculos”. El origen y el
desarrollo del lenguaje y del pensamiento se desvinculan de su base
real –el origen y el desarrollo de la sociedad y de la práctica
social— y son considerados como un proceso puramente fisiológico.

Así pues, en las cuestiones principales de la psicología –relación
entre la materia y la conciencia, entre el psiquismo animal y la vida
mental del hombre, entre el lenguaje y el pensamiento– el
“behaviourismo” ocupa una posición anticientífica.

Diccionario filosófico · 1965:41

(del inglés: «behavior»; conducta). Una de las direcciones más
difundidas en la psicología burguesa contemporánea. La base
filosófica del behaviorismo es el pragmatismo. El primero fue fundado
en 1913 por John Watson (1878-1958) (Universidad de Chicago). «Watson
tomó como fundamento experimental de su teoría las investigaciones de
Edward Thorndike (1874-1949) sobre la conducta de los animales.
Compartían los puntos de vista de Watson. Karl Lashley (1890-1958),
A. Weiss (1879-1931) y otros. El behaviorismo continúa la dirección
mecanicista en psicología, reduce los fenómenos psíquicos a reacciones
del organismo; identifica conciencia y conducta y considera que la
unidad fundamental de esta última es el nexo (la correlación) entre
estímulo y reacción. Para el behaviorismo, el conocimiento no es más
que la formación de reacciones condicionadas en los organismos
(incluido el hombre). En la década de 1930, la teoría de Watson fue
sustituida por varias teorías neobehavioristas conocidas con el nombre
de teorías «de la condicionabilidad». Sus principales representantes
son Clark Hull (1884-1952), Edward Tolman (1886-1959) y Edwin Guthrie
(1886-1959). Esas teorías surgieron bajo el influjo de la doctrina de
Pávlov. Tomaron de éste la terminología y la clasificación de las
formas de conducta, pero sustituyeron las bases materialistas
pavlovianas por el operacionalismo y el positivismo lógico. Aplican
la metodología de los reflejos condicionados, pero hacen caso omiso
del papel del cerebro en la conducta. El behaviorismo moderno ha
modificado la fórmula «estímulo-reacción» incluyendo entre estos dos
miembros las denominadas «variables intermedias» (hábito, potencial de
excitación y de inhibición, necesidad, &c.). Ello no cambia, sin
embargo, la esencia mecanicista e idealista del behaviorismo.

Diccionario de filosofía · 1984:40

(inglés behavior: conducta): una de las corrientes más difundidas en
la psicología burguesa moderna. La base filosófica del behaviorismo
la constituyen el pragmatismo y el positivismo. El behaviorismo fue
fundado en 1913 por J. Watson (1878-1958) (Universidad de Chicago).
La base experimental del behaviorismo de Watson eran las
investigaciones de E. Thorndike (1874-1949) en la esfera de la
conducta de los animales. La teoría de Watson la compartieron K.
Lashley (1890-1958), A. Weiss (1879-1931) y otros. El behaviorismo
continúa la tendencia mecanicista en psicología, reduciendo los
fenómenos psíquicos a las reacciones del organismo; identifica la
conciencia y la conducta, considerando como su unidad fundamental la
conexión (correlación) entre el estímulo y la reacción. El
behaviorismo reduce todo el conocimiento a la formación de reacciones
condicionadas en los organismos (comprendido el hombre). En los años
30, la teoría de Watson fue sustituida por una serie de teorías
neobehavioristas. Sus principales representantes son C. Hull
(1884-1952), E. Tolman (1886-1959), E. Guthrie (1886-1959) y B.
Skinner (n. en 1904). A excepción de Tolman, los neobehavioristas
tomaron de la doctrina de I. Pávlov la terminología y la
clasificación de las formas de conducta y sustituyeron las bases
materialistas de dicha doctrina por el operacionalismo y el
positivismo lógico. Al aplicar la metodología de los reflejos
condicionados, los mismos obvian el papel del cerebro en la conducta.
El behaviorismo moderno modificó la fórmula de “estímulo-reacción”,
colocando entre estos dos componentes las denominadas “variables
intermedias” (costumbre, potencial de excitación e inhibición,
necesidad, &c.). Sin embargo, esto no cambia su esencia mecanicista e
idealista. La crítica del behaviorismo figura en el artículo de
Pávlov “Respuesta de un fisiólogo a los psicólogos” (1932). Al
extender los puntos de vista del neobehaviorismo a la esfera de la
pedagogía, Skinner formuló la teoría de la enseñanza lineal
programada, sometida a crítica por los psicólogos soviéticos A.
Leóntiev, P. Galperin y otros.

Comparte este artículo