5-Derecho

Derecho

Diccionario filosófico marxista · 1946:72-73

Derecho

El derecho es el conjunto de disposiciones y leyes del Estado que de
una manera definida regulan las relaciones entre los hombres (las
relaciones de propiedad sobre los medios de producción, distribución e
intercambio). El derecho es la voluntad de la clase dominante en una
sociedad determinada, erigida en ley del Estado. El derecho burgués
fue caracterizado por Marx y Engels en el Manifiesto del Partido
Comunista con las siguientes palabras: “… vuestro derecho no es sino
la voluntad de vuestra clase erigida en ley, voluntad cuyo contenido
está determinado por las condiciones materiales de existencia de
vuestra clase”. Esta definición clásica del derecho burgués es el
punto de partida para la comprensión de la naturaleza y contenido de
todo derecho. El marxismo-leninismo enseña que el derecho y las
relaciones jurídicas no son más que el reflejo de las condiciones
económicas de la vida de la sociedad, y “no pueden deducirse ni
explicarse por sí mismos ni por la llamada evolución general del
espíritu humano” (Marx). El contenido del derecho está determinado
por las relaciones económico-sociales, por las condiciones materiales
de existencia de la clase dominante. El derecho socialista soviético
es la voluntad, erigida en ley, del pueblo soviético; voluntad cuyo
contenido está determinado por los objetivos que la dictadura de la
clase obrera tiene planteados ante sí: el aplastamiento de los
explotadores, la alianza de la clase obrera con los campesinos y la
construcción del comunismo. El derecho y la legislación soviéticos
socialistas son uno de los principales instrumentos que en manos de
los obreros y campesinos sirven para consolidar la base económica del
Estado socialista, culminar la construcción de la nueva sociedad,
defender las conquistas socialistas contra el cerco capitalista y sus
agentes y para impulsar el ulterior movimiento victorioso hacia la
fase superior del comunismo.

Diccionario de filosofía y sociología marxista · 1959:24

Derecho

Conjunto de instituciones y leyes que regulan, por medio del Estado y
en una determinada forma, las relaciones de los hombres (relaciones de
propiedad sobre los medios de producción, disposición y cambio). El
derecho es la voluntad de la clase dominante en una sociedad dada,
erigido en ley del Estado. Marx y Engels, en el “Manifiesto
Comunista”, caracterizaban con las siguientes palabras el derecho
burgués: “Vuestro derecho es solamente la voluntad de vuestra clase,
erigida en ley, voluntad cuyo contenido se determina por las
condiciones materiales de existencia de vuestra clase”.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:122-123

Derecho

Conjunto de leyes e instituciones que regulan de una manera
determinada las relaciones entre los hombres. El derecho, erigido en
ley, es la voluntad de la clase en el poder en una sociedad dada. En
el Manifiesto del Partido Comunista (ver), Marx y Engels, dirigiéndose
a la burguesía, caracterizan así el derecho burgués: “…vuestro
derecho no es más que la voluntad de vuestra clase erigida en ley;
voluntad cuyo contenido está determinado por las condiciones
materiales de existencia de vuestra clase”. (Marx/Engels, Obras
escogidas, t. I, p. 37, Ed. esp., Moscú, 1951). Esta definición
del derecho burgués permite comprender la naturaleza y el contenido de
todo derecho. El derecho y las relaciones jurídicas no son más que el
reflejo de las condiciones económicas de la sociedad, y no pueden ser
deducidos de sí mismos ni del desarrollo del espíritu humano. El
contenido del derecho está en función de las relaciones económicas, de
la base económica de la sociedad.

El derecho socialista soviético es la voluntad del pueblo soviético
erigida en ley, voluntad cuyo contenido está determinado por las
tareas que se le plantean a la dictadura de la clase obrera: represión
de los explotadores (en la época en que las clases explotadoras no
están todavía abolidas), alianza de la clase obrera con el
campesinado, edificación del socialismo y del comunismo. El derecho y
la legislación socialistas soviéticos, constituyen uno de los medios
principales de que disponen los obreros y los campesinos para
consolidar la base económica del Estado socialista, para defender las
conquistas socialistas, para progresar victoriosamente hacia la fase
superior del comunismo.

Es preciso no confundir las leyes promulgadas por el Estado
(legislación) con las leyes económicas objetivas. A diferencia de las
leyes de la naturaleza y de la sociedad que existen independientemente
de los hombres, las leyes promulgadas por el Estado se crean de
acuerdo con la voluntad de los hombres y sólo tienen fuerza jurídica.
Reflejan los intereses económicos de clases determinadas y están
destinadas a defenderlas.

Diccionario filosófico · 1965:113

Derecho

Voluntad, elevada a la categoría de ley, de la clase dominante; su
contenido está determinado por las condiciones materiales de vida de
esa clase, por los intereses de la misma. El derecho se estructura
como un sistema de normas, de reglas de conducta establecidas o
sancionadas por el poder estatal. La peculiaridad de las normas
jurídicas estriba en que su cumplimiento garantizado por la fuerza
coercitiva del Estado. Como parte de la superestructura, el derecho
se halla determinado por las relaciones de producción imperantes en la
sociedad, da forma y tales relaciones así como las demás relaciones
sociales basadas en las de producción. El tipo histórico de derecho
corresponde a la formación económico-social. El derecho eselavista,
el feudal y el burgués tienen de común el consolidar relaciones de
dominio y subordinación basadas en la propiedad privada, relaciones de
explotación. En el derecho esclavista y el feudal, se afirmaba
abiertamente el poder de la minoría sobre la mayoría y la situación
privilegiada de las clases dominantes. El derecho burgués resulta
hipócrita, pues expresa y consolida derechos reales de los
capitalistas, mientras que a los trabajadores les otorga derechos
puramente formales. En la época del imperialismo, la burguesía
renuncia en sensible grado a la legalidad establecida por ella misma y
aplica métodos extrajurídicos de gobierno. En una sociedad
antagónica, el derecho experimenta en sí mismo la influencia de la
lucha de clases y hasta cierto punto puede servir como exponente de la
correlación de las fuerzas de clase; de todos modos, las concesiones
que la clase dominante puede verse obligada a hacer bajo la presión de
los trabajadores, no cambian el contenido de clase del derecho. El
derecho socialista constituye un tipo de derecho cualitativamente
nuevo, consolida las relaciones de producción, de amistad y de ayuda
mutua basadas en la propiedad socialista, y aparece en calidad de
instrumento para la edificación del comunismo. El derecho socialista
representa la voluntad del pueblo elevada a la categoría de ley; por
primera vez en la historia, establece y garantiza de manera real
libertades auténticamente democráticas. A diferencia del derecho
burgués, otorga a los trabajadores derechos efectivos, garantizados
por todos los recursos de que dispone el Estado.

Diccionario de filosofía · 1984:111

Derecho

Voluntad de la clase dominante elevada al rango de ley cuyo contenido
se determina por las condiciones materiales de vida de la clase dada y
por sus intereses. El derecho se formaliza como sistema de normas y
reglas establecidas o sancionadas por el poder del Estado. La
peculiaridad de las normas jurídicas consiste en que su observancia se
asegura por la fuerza coercitiva del Estado. Siendo parte de la
superestructura, el derecho se determina por las relaciones de
producción dominantes en la sociedad dada, formaliza y consolida estas
relaciones y otras conexiones sociales que se basan en ellas. El tipo
histórico de derecho corresponde a la formación socio-económica. Lo
común del derecho esclavista, feudal y burgués es el hecho de que en
él se consolidan las relaciones de dominio y de sometimiento, las
relaciones de explotación asentadas en la propiedad privada. En el
derecho esclavista y feudal se consolidaban abiertamente el poder de
la minoría sobre la mayoría y la situación privilegiada de las clases
dominantes. El derecho burgués reviste un carácter hipócrita, pues
expresa y refuerza los derechos reales de los capitalistas,
concediendo a los trabajadores derechos puramente formales. En la
época del imperialismo, la burguesía renuncia en grado considerable a
la legalidad creada por ella misma y pasa a los métodos extrajurídicos
de represión. El derecho de la sociedad antagónica experimenta la
influencia de la lucha de clases y en cierta medida puede servir de
indicador de la correlación entre las fuerzas de clase, pero las
concesiones que se ve obligada a hacer la clase dominante bajo la
presión de los trabajadores, no cambian el contenido clasista del
derecho. Un tipo cualitativamente nuevo del derecho es el derecho
socialista, el cual refrenda las relaciones de producción, basadas en
la propiedad socialista de comunidad y ayuda mutua y constituye un
instrumento de la construcción del comunismo. El derecho socialista
es la voluntad del pueblo elevada al rango de ley y por primera vez en
la historia establece y asegura realmente las libertades
verdaderamente democráticas. A diferencia del derecho burgués,
concede a los trabajadores derechos reales, garantizados por todos los
medios de que dispone el Estado.

Comparte este artículo