3-Eugenesia

Eugenesia

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

Diccionario filosófico abreviado · 1959:176-177

(del griego, εὖ: bien, y γένος: raza.) Pseudociencia burguesa que
propaga ideas reaccionarias sobre la desigualdad biológica e
intelectual de los hombres y de las razas humanas, debida, según se
pretende, a la diferencia de su naturaleza hereditaria inmutable. De
acuerdo con los cultores de la eugenesia, la desigualdad biológica es
la causa fundamental de la desigualdad económica y social. Servidores
fieles de los intereses de clase de la burguesía, los eugenistas
afirman que si las masas trabajadoras viven en la miseria y la pobreza
es debido a que se componen de individuos “biológicamente
deficientes”, “intelectualmente inferiores”, y no debido a que son
ferozmente explotados por los capitalistas y a que el producto de su
trabajo es usurpado por la burguesía. Las clases burguesas
representarían, según los eugenistas, “la fina flor biológica de la
nación”. Esta “teoría” había sido formulada con la mayor franqueza
por el padre espiritual de la eugenesia, el biólogo inglés Galton.
Según éste, “las clases superiores constituyen la inteligencia de una
nación”.

La eugenesia tiene por fundamento la doctrina idealista del
“weismanismo-morganismo-mendelismo” (ver Weismanismo-morganismo;
Morganismo) sobre la herencia eterna e inmutable, sobre el “plasma
germinal inmortal” que existiría independientemente de toda influencia
exterior e interior del medio material, y se transmitiría de
generación en generación. Partiendo de esta tesis anticientífica, los
eugenistas pretenden que el desarrollo físico e intelectual de los
hombres no está en función de las condiciones sociales de su
existencia, sino que está determinado por su herencia. Ahí reside
también el punto de partida de las teorías sobre las razas
“superiores” e “inferiores”, las razas de “amos” y de “esclavos”,
sobre la superioridad de los pueblos blancos sobre los de color, de
las razas arias y anglosajonas sobre las demás, &c. Así pues, la
eugenesia, desde su aparición, ha servido de arma ideológica para
justificar las matanzas imperialistas. Ampliamente difundida en la
Alemania hitlerista, es hoy propagada enérgicamente por los ideólogos
de la burguesía reaccionaria. A fin de “mejorar” la raza humana, los
eugenistas preconizan métodos aplicados a los animales: esterilización
forzada de los elementos “inferiores”, fecundación artificial de las
mujeres, &c. En el VII Congreso Mundial de los Genetistas (Estocolmo
1948) Seymour presentó un informe basado en la necesidad de aplicar la
fecundación artificial como “medio de mejorar” la especie humana.
Este fanatismo no sólo en teoría se propaga, sino que halla también su
expresión práctica. Según la “teoría” del geógrafo norteamericano
Hunington, sólo el “superman” norteamericano tiene derecho a la
posteridad, y el eugenista León Whitney propone esterilizar a diez
millones de norteamericanos que no serían de “pura sangre”.

Desde mucho tiempo atrás, el marxismo ha refutado como anticientíficas
y reaccionarias las tentativas de reducir los hechos sociales a
fenómenos biológicos con leyes de desarrollo específicas. El hombre,
en su desarrollo físico y espiritual, depende enteramente de sus
condiciones sociales de vida. Sólo el socialismo crea las premisas
necesarias para el desarrollo armónico del hombre. La doctrina
michurinista ha significado la derrota completa de las ideas
anticientíficas de Weismann y de Morgan sobre la naturaleza de la
herencia, y ha destruido así la base teórica de la eugenesia.

Diccionario filosófico · 1965:162

(del griego ευγενής: de buena raza, bien nacido). Seudociencia sobre
el mejoramiento de la raza humana. El primero en introducir el
término fue el racista inglés Francis Galton (1869). La eugenesia
parte de la idea de que la desigualdad psíquica y fisiológica de las
personas condiciona la desigualdad social. Así, C. Darlington, en
“Hechos de la vida” (1953) sostenía que las clases sociales se
diferencian entre sí genética y no económicamente. Tergiversando la
doctrina de Darwin, los eugenistas afirman que el progreso del hombre
se ha interrumpido al desaparecer la selección natural. Abogan por el
establecimiento de la selección artificial –limitación o prohibición
de matrimonios para las personas psíquica y físicamente defectuosas,
esterilización, &c.–. No obstante, lo que para ellos sirve de
criterio para determinar la “defectuosidad” del hombre es la situación
social, el grado de bienestar material, &c. La eugenesia está
emparentada con el racismo y el malthusianismo. Ampliamente difundida
en la Alemania fascista, lo está ahora en los Estados Unidos. Por lo
común, se incluye en la categoría de “genéticamente defectuosos” a los
enemigos políticos de la burguesía.

Diccionario de filosofía · 1984:157

(griego eugenes: linajudo.) Este término se usa en la ciencia burguesa
para definir la teoría próxima al racismo y al malthusianismo, teoría
que deforma la doctrina de Darwin y explica la desigualdad social
existente a partir del valor psíquico y fisiológico desigual de los
individuos y plantea la tarea de seleccionar una “nueva especie” de
seres humanos. En las presentes condiciones, la eugenesia renace en
forma de neo-eugenesia, que intenta apoyarse en los adelantos de la
genética moderna, la ingeniería de los genes, &c. En forma
científica, la cuestión de la herencia humana y las vías de su
mejoramiento se resuelve por la genética del hombre y la genética
médica.

Comparte este artículo