2-Filosofía de la historia

Filosofía de la historia

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

Diccionario filosófico · 1965:180

Así se denominaba, en la filosofía anterior a Marx, la esfera del
saber que se ocupaba de los problemas relativos al sentido de la
historia, a sus leyes, a la dirección fundamental del desarrollo de la
humanidad. Desde el punto de vista histórico, la filosofía de la
historia arranca de la Antigüedad grecorromana. En la Época Moderna,
la cultivaron los pensadores de la Ilustración del siglo XVIII
(Voltaire, Herder, Condorcet, Montesquieu). Los hombres de la
Ilustración al combatir la teologización de la historia, teologización
iniciada por San Agustín, introdujeron en la filosofía de la historia
la idea de causalidad, elaboraron la teoría del progreso, expusieron
la idea de que el proceso histórico constituía una unidad, explicaron
que el medio geográfico y social influía sobre el hombre. En el
desarrollo de la filosofía burguesa de la historia alcanzó una etapa
superior la filosofía de Hegel quien concebía la historia como un
proceso único, sujeto a ley, internamente necesario de autodesarrollo
del espíritu, de la idea. Marx y Engels superaron la limitación de la
filosofía de la historia, que se manifestaba en el carácter
especulativo, apriorístico e idealista, de dicha filosofía. El
descubrimiento del materialismo histórico, sirvió de base para crear
una historia auténticamente científica. En la actual filosofía
burguesa de la historia, las concepciones que gozan de mayor
influencia son las de Toynbee y de Spengler. La mayor parte de los
sociólogos e historiógrafos burgueses renuncian a la generalización
filosófica de la historia, hecho que refleja el miedo de la burguesía
ante las leyes históricas objetivas, que conducen al capitalismo a su
fin. Ven la historia como una sucesión caótica de casualidades y
rechazan los conceptos de causalidad, de sujeción a ley de progreso.

Diccionario de filosofía · 1984:174

Campo del saber que se ocupa de los problemas del sentido de la
historia, sus regularidades y la orientación fundamental del
desarrollo de la humanidad. Históricamente, la filosofía de la
historia nació en la Antigüedad. La estudiaban en los tiempos nuevos
Vico y los ilustrados del siglo 18 (Voltaire, Herder, Cordorcet,
Montesquieu). Pronunciándose contra la teologización de la historia,
comenzada por Agustín el Bienaventurado, los ilustrados introdujeron
en la filosofía de la historia la idea de la causalidad, formularon la
teoría del progreso, promovieron la idea de la unidad del proceso
histórico y fundamentaban la influencia que ejerce en el hombre el
medio geográfico y social. La etapa superior de desarrollo de la
filosofía de la historia burguesa es la de Hegel que consideraba la
historia como proceso único, lógico e internamente necesario de
autodesarrollo del espíritu, de la idea. Los fundadores del marxismo
hacían constar la estrechez de la filosofía de la historia y su
carácter idealista especulativo y apriorístico. El descubrimiento por
ellos del materialismo histórico sirvió de base para una
generalización filosófica auténticamente científica de la historia y
para establecer sus regularidades fundamentales. En la filosofía de
la historia burguesa moderna gozan de mayor influencia las
concepciones de Toynbee y Spengler, que predicen la inevitable
bancarrota de la civilización occidental. Últimamente emprendió un
intento de idear la variante optimista de la filosofía de la historia
W. Rostow (Teoría de los estadios de crecimiento económico). No
obstante, la mayoría de los sociólogos e historiógrafos burgueses
renuncian a la generalización filosófica de la historia y la enfocan
como alternación caótica de casualidades, rechazando los conceptos de
causalidad, regularidad y progreso.

Comparte este artículo