5-Lucha de clases

Lucha de clases

Diccionario filosófico marxista · 1946:180-181

Lucha de clases

La lucha de clases es la lucha entre los explotadores y los
explotados, la manifestación del carácter irreconciliable de los
intereses de estas clases. La historia de todas las sociedades, con
excepción de la del comunismo primitivo, es la historia de la lucha de
clases. La lucha de clases es la fuerza motriz de la evolución
histórica en la sociedad de clases. La revolución burguesa destruyó
el régimen feudal: la revolución proletaria destruirá el régimen
capitalista en el mundo entero. Hasta la fecha, el régimen
capitalista ya ha sido destruido por la revolución proletaria en una
sexta parte del mundo, en la Unión Soviética. La lucha de clases
impregna la economía, la política y la ideología de la sociedad de
clases. Las formas de la lucha de clases son diversas. Las formas
fundamentales de la lucha de clases del proletariado son las luchas
económicas, políticas y teóricas. De entre ellas tiene una
importancia de primer orden la lucha política del proletariado, o sea,
la lucha por el Poder político y por la instauración de la dictadura
del proletariado. La lucha política y la implantación de la dictadura
del proletariado, son las condiciones decisivas para emancipar de la
explotación a la clase obrera y a toda la sociedad. Las formas
económica y teórica de la lucha están subordinadas al objetivo de la
lucha política. Con la instauración de la dictadura del proletariado,
la lucha de clases aún no cesa, sino que adopta nuevas formas. Las
clases explotadoras son eliminadas en una enconada lucha de clases que
libra el proletariado. En la U.R.S.S., fueron suprimidas las clases
explotadoras, pero aún no están ultimados sus restos. Existe el cerco
capitalista. Por eso, “los restos de las clases derrotadas en la
U.R.S.S., no están solos. Cuentan con el apoyo directo de los
enemigos de clase fuera de las fronteras de la U.R.S.S. Por esto es
erróneo pensar que la esfera de la lucha de clases se limita solamente
dentro de las fronteras de la U.R.S.S. Si una punta de la lucha de
clases se encuentra dentro de las fronteras de la U.R.S.S., su otra
punta está plantada en las fronteras de los Estados burgueses que
rodean a la U.R.S.S.” (Stalin). Ello plantea la tarea de consolidar
por todos los medios el Estado socialista de los obreros y campesinos,
su poder económico, político y militar.

Diccionario de filosofía y sociología marxista · 1959:57-58

Lucha de clases

Lucha entre explotadores y explotados, manifestación de la
inconciliabilidad de intereses entre las clases.

La historia de todas las sociedades, con exclusión de la comunidad
primitiva, fue una historia de la lucha de clases. La lucha de clases
es la fuerza que mueve el desarrollo histórico en la sociedad de
clases. La revolución burguesa destruyó el régimen feudal; la
revolución proletaria destruyó sobre la sexta parte del globo
terrestre, y destruirá en el mundo entero, el régimen capitalista. La
lucha de clases penetra la economía, la política y la ideología. Las
formas de la lucha de clases son diversas. Las formas fundamentales
de la lucha de clases del proletariado, son la economía, la política y
la teórica. De ellas tiene importancia primordial la lucha por el
poder político y la instauración de la dictadura del proletariado. La
lucha política y la instauración de la dictadura del proletariado son
la condición decisiva para liberar de la explotación a la clase obrera
y a toda la sociedad. Las formas de lucha económica y teórica, están
subordinadas a los problemas de la lucha política. Con la
instauración de la dictadura del proletariado, la lucha de clases no
termina, sino que adopta nuevas formas. Las clases explotadoras son
destruidas en la implacable lucha de clases que contra ellas libra el
proletariado.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:305

Lucha de clases

Lucha entre las clases enemigas de los explotados y los explotadores,
que constituye la principal fuerza motriz de todas las formaciones
económico-sociales antagónicas. Las clases y la lucha de clases
fueron descubiertos por los historiadores y economistas avanzados aun
antes de la aparición del marxismo. Pero sólo Carlos Marx y Federico
Engels crearon la consecuente teoría científica de la lucha de clases,
llevándola hasta el reconocimiento de la necesidad y la inevitabilidad
de la dictadura del proletariado.

Los intereses de las clases dominantes y oprimidas son
irreconciliables. Las clases dominantes siempre aspiran a conservar y
consolidar el régimen económico existente, a fortalecer la explotación
de los trabajadores. Las clases oprimidas luchan por el mejoramiento
radical de su situación, por liberarse de la opresión y de la
esclavitud. La lucha de clases se agudiza particularmente en las
condiciones de la última formación explotadora, el capitalismo. La
lucha de las masas explotadas contra la burguesía es encabezada por la
clase más avanzada y consciente de la sociedad contemporánea, el
proletariado. La lucha entre la burguesía y el proletariado se
manifiesta en tres formas principales: la económica, la política y la
ideológica. La lucha política tiene una importancia decisiva para la
victoria de la clase obrera. La forma superior de la organización de
clase, que dirige la lucha de clase del proletariado es el Partido,
que se basa en las posiciones del marxismo-leninismo. En la época del
imperialismo el desarrollo de las luchas de clases lleva
inevitablemente al proletariado a la revolución socialista, que él
realiza en unión con las masas trabajadoras del campesinado. Al
conquistar el poder político y establecer su dictadura, la clase
obrera entrega los medios de producción en propiedad a toda la
sociedad, liquida las clases explotadoras y dirige la construcción del
socialismo.

Como resultado de las transformaciones socialistas quedan las clases
amigas, los obreros y campesinos, así como la intelectualidad
trabajadora socialista. Este proceso ya se realizó en la URSS y se
realiza en la actualidad en otros estados socialistas.

Para la URSS, después de la liquidación de las clases explotadoras, la
lucha de clases se ha trasladado a la arena internacional, donde tiene
lugar la lucha entre los dos sistemas, el socialista y el capitalista.
Mientras exista el sistema capitalista, será inevitable la lucha de
clases de los trabajadores de los países socialistas contra las
maquinaciones de la burguesía imperialista. La experiencia demuestra
que al mismo tiempo que llevan a cabo la construcción comunista
pacífica, los países socialistas tienen que fortalecer incansablemente
su capacidad defensiva, para estar prontos a repeler cualquier
agresión.

En la sociedad socialista, que representa la primera fase del
comunismo, todavía subsisten los “lunares” del capitalismo en la
conciencia de los hombres. En la lucha ideológica del socialismo con
el capitalismo, el último trata por todos los medios de avivar,
acrecentar y utilizar para sus fines las supervivencias del
capitalismo (los vestigios de la psicología de propietarios, la moral
burguesa, las manifestaciones del nacionalismo, etc.). La extirpación
de los vestigios del capitalismo de la conciencia de los hombres es
una de las condiciones importantes de la construcción de la sociedad
comunista.

Diccionario filosófico · 1965:285

Lucha de clases

Lucha entre clases cuyos intereses son incompatibles o se contradicen
entre sí. La historia de todas las sociedades, a partir de la
esclavista, ha sido la historia de la lucha de clases. El
marxismo-leninismo ha dado una explicación científica a esta lucha
como fuerza motriz del desarrollo de toda sociedad dividida en clases
antagónicas, ha demostrado que en la sociedad burguesa, la lucha de
clases conduce necesariamente a la dictadura del proletariado, cuyo
fin consiste en aniquilar las clases como tales y establecer una
sociedad comunista sin ellas. Las formas principales de la lucha de
clases del proletariado son la económica, la política y la ideológica.
La lucha política, que en la sociedad burguesa conduce a la revolución
socialista y al establecimiento de la dictadura del proletariado, es
condición decisiva para liberar de la explotación a la clase obrera y
a la sociedad toda. Las formas económica e ideológica de lucha están
subordinadas a los objetivos de la lucha política. En la sociedad
capitalista actual, el filo de la lucha de clases del proletariado
está dirigido contra el poder omnímodo de los monopolios. En la lucha
contra los monopolios capitalistas, se agrupan en torno al
proletariado todas las capas fundamentales de la nación interesadas en
que se conserve la paz, en que se satisfagan amplias reivindicaciones
democráticas. Cuando se establece la dictadura del proletariado, la
lucha de clases adquiere nuevas formas. Teniendo en cuenta la
experiencia de la joven República Soviética, Soviética, Lenin señaló
cinco formas nuevas de ellas: 1) aplastamiento de la resistencia de
los explotadores, 2) guerra civil como forma extrema de la agudización
de la lucha de clases entre el proletariado y la burguesía, 3) lucha
por la dirección del campesinado y de las otras masas trabajadoras no
proletarias, 4) lucha por la utilización de los especialistas
burgueses y 5) lucha por la formación de una nueva disciplina
–socialista– del trabajo. En dependencia de las condiciones
históricas concretas, la lucha de clases puede tomar formas más o
menos agudas. “La tendencia general del desarrollo de la lucha de
clases en los países socialistas, cuando se edifica con éxito el
socialismo, lleva al reforzamiento de las posiciones de las fuerzas
socialistas, al debilitamiento de la resistencia que ofrecen los
restos de las clases enemigas. Pero este desarrollo no sigue una
línea recta. En relación con tales o cuales modificaciones de la
situación interior y exterior, la lucha de clases en algunos periodos
puede agudizarse” (“Documentos del XXII Congreso del P.C.U.S.”, pág.
336). Con la victoria plena y definitiva del socialismo se elimina la
base para la lucha de clases, se establece la unidad político-social e
ideológica de la sociedad. El P.C.U.S. ha sometido a crítica la
errónea tesis de Stalin de que la lucha de clases se agudiza después
de la victoria del socialismo, tesis que sirvió de motivo para
gravísimas infracciones de la democracia y de la legalidad socialistas
en las condiciones del culto a la personalidad. El paso del
socialismo al comunismo se produce cuando todos los grupos sociales
—obreros, campesinos e intelectuales— están interesados en la victoria
del comunismo y, conscientemente, se esfuerzan por alcanzarla. De ahí
que no exista base alguna para la lucha de clases en el interior del
país. No obstante, la lucha de clases se conserva respecto al mundo
capitalista. La coexistencia pacífica es una forma de la lucha de
clases entre el socialismo y el capitalismo.

Diccionario de filosofía · 1984:262-263

Lucha de clases

Lucha entre las clases con intereses incompatibles o contradictorios.
La historia de todas las sociedades, a partir de la esclavista, es la
historia de la lucha de clases. El marxismo-leninismo dio una
explicación científica a la lucha de clases como fuerza propulsora del
desarrollo de la sociedad dividida en clases antagónicas e hizo ver
que la lucha de la clase obrera conduce necesariamente a la revolución
socialista y al establecimiento de la dictadura del proletariado, que
persigue el objetivo de suprimir todas las clases y edificar la
sociedad comunista sin clases. Las principales formas de la lucha de
clase del proletariado son la económica, la política y la ideológica.
La lucha política es la forma superior de la lucha de clase del
proletariado y condición necesaria de su liberación de la explotación.
En la sociedad capitalista contemporánea, la lucha de clase del
proletariado está enfilada contra la prepotencia de los monopolios.
En esta lucha se agrupan en torno al proletariado todos los
principales sectores de la nación, interesados en el mantenimiento de
la paz y en la realización de las amplias demandas democráticas.
Contrariamente a las afirmaciones de los reformistas y los
revisionistas, la revolución científico-técnica no conduce, ni mucho
menos, a la extinción de la lucha de clases en la sociedad
capitalista. Por el contrario, agrava aún más todas las viejas
contradicciones antagónicas y da vida a las nuevas en el sistema del
capitalismo. Lo testimonia, por ejemplo, el hecho de que crece el
movimiento huelguístico del proletariado. Al instaurarse la dictadura
del proletariado, la lucha de clases continúa bajo nuevas formas.
Partiendo de la experiencia de la joven República de los Soviets,
Lenin, mencionó cinco formas de esta índole: 1) aplastamiento de la
resistencia de los explotadores, 2) guerra civil como forma extrema de
agudización de la lucha de clases entre el proletariado y la
burguesía, 3) lucha por dirigir el campesinado y otras masas
trabajadoras no proletarias, 4) lucha por utilizar a los especialistas
burgueses y 5) lucha por inculcar una disciplina nueva, socialista, de
trabajo. En dependencia de las condiciones históricas concretas, la
lucha de clases puede desarrollarse con mayor o menor agudeza. Al
triunfar el socialismo, se elimina el terreno para las colisiones
entre las clases dentro del país y se establece la unidad
socio-política e ideológica de la sociedad. La transformación del
socialismo en comunismo se realiza en las condiciones en que todos los
grupos sociales –obreros, campesinos e intelectualidad– están
interesados en la victoria del comunismo y aspiran conscientemente a
ella. Sin embargo, queda la necesidad de luchar contra las
supervivencias del pasado, contra la resistencia ideológica del viejo
mundo. Se conserva la lucha de clases en las relaciones con el mundo
capitalista. Fortaleciendo el socialismo, defendiendo la paz y
apoyando el movimiento liberador mundial, los pueblos de los países
socialistas, con la clase obrera a la cabeza, sostienen la lucha de
clase contra las fuerzas del imperialismo.

Comparte este artículo