2-Norma moral

Norma moral

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

Diccionario filosófico · 1965:341

Norma moral

Reglas de conducta, de contenido ético, válidas para la sociedad, una
clase, una capa social, el individuo. En las normas morales, la
actitud del hombre hacia unos fenómenos se señala como buena o mala,
como justa o injusta en virtud de una exigencia social, corriente,
etc., no por unas leyes de derecho, y esto es lo que distingue tales
normas de las jurídicas. El carácter normativo de la moral está
determinado por el hecho de que la sociedad (o la clase social) en
consonancia con sus intereses prohíbe en la esfera de la conducta la
manifestación de aquello que destruya un bien valioso para la sociedad
(clase) y estimula los actos que resulten favorables al bien o lo
produzcan. En las exigencias morales, se reflejan las cualidades
éticas de la realidad: una es objetivamente un bien, algo beneficioso,
justo; otra no lo es. Las normas morales de la clase reaccionaria
(por ejemplo, de la burguesía imperialista) frenan el desarrollo. Las
normas de la moralidad comunista se han convertido en la U.R.S.S. en
normas de todo el pueblo y reflejan el avance de nuestra sociedad
hacia el comunismo. Las normas morales básicas de los edificadores
del comunismo se han fijado en el programa del P.C.U.S.

Diccionario de filosofía · 1984:314-315

Norma moral

Forma de las exigencias morales que regula la conducta de los hombres
mediante las prescripciones y prohibiciones generales que se extienden
a los actos del mismo tipo. A diferencia de las normas jurídicas, la
norma moral no se autoriza por el poder del Estado, sino por la fuerza
de la costumbre y la opinión pública, y no se forma en la conciencia
de la sociedad gracias a una ley promulgada especialmente, sino de
modo espontáneo. Las normas morales, por sí solas, no pueden
constituir una guía suficiente para la conducta del hombre; en virtud
de su universalidad abstracta, las normas morales no prevén las
excepciones posibles vinculadas con circunstancias especiales. Por
eso, el problema de la aplicabilidad de unas u otras normas morales en
las situaciones concretas debe resolverse sobre la base de principios
morales más generales por su contenido y, a la vez, más concretos.
Por su contenido social, las normas morales pueden referirse a toda la
humanidad o ser históricamente limitadas, tener carácter de clase. En
el último caso, al pasar de una formación social a otra, durante un
tiempo prolongado transcurre el proceso de liquidación de las normas
morales viejas y de creación y afianzamiento de las nuevas (por
ejemplo, la lucha entre las normas morales comunistas y burguesas en
la vida de la sociedad socialista).

Comparte este artículo