Utilitarismo

Utilitarismo

Diccionario filosófico marxista · 1946:311

El utilitarismo es una teoría filosófica, según la cual, la base de la
moral humana es el provecho personal. El representante más típico de
este punto de vista sobre la moral fue el sabio burgués inglés
Bentham. Ya los materialistas franceses del siglo XVIII, al negar las
normas morales feudal-eclesiásticas, dijeron que la regla de conducta
del hombre debe ser su aspiración hacia la satisfacción de sus
necesidades. Sin embargo, el principio de utilidad personal y del
egoísmo no lo entendían de una manera tan crasa, y estrecha; sostenían
el punto de vista de la unión racional de los intereses personales con
los sociales. El punto de vista de los materialistas franceses fue
posteriormente vulgarizado por Bentham que veía el motivo fundamental
de la actitud moral del hombre en el egoísmo estrecho, en el cálculo
personal. La base social, de clase, del utilitarismo hay que buscarla
en las condiciones de la sociedad burguesa, “puesto que en el mundo de
la concurrencia capitalista cada uno se preocupa de sí mismo” (Marx)

Diccionario filosófico abreviado · 1959:516-517

(del lat., utilitas). Ética idealista según la cual el interés
particular es el fundamento de la conducta humana. El moralista
burgués inglés Bentham es el representante más típico de esta
doctrina. Los materialistas franceses del siglo XVIII, que negaban
las normas morales religiosas del feudalismo, sostenían que la
conducta humana debía ser regulada por un egoísmo razonable.
Preconizaban la unión razonable de los intereses individuales y
sociales. Las concepciones de los materialistas franceses, altamente
progresistas para la época, fueron vulgarizadas por Bentham, para
quien el comportamiento humano tendría por regla la ventaja personal
en el sentido estrecho de ese término, el egoísmo vulgar y los
intereses particulares. Según Bentham, todo lo que es útil a los
burgueses, lo es también a la sociedad. Las raíces sociales del
utilitarismo residen en las condiciones de la propia sociedad
burguesa, pues en el mundo de la competencia capitalista, cada uno
sólo piensa en sí. Tal es la significación de clase de esta teoría.
El utilitarismo se halla ampliamente difundido en la filosofía
burguesa actual. El pragmatismo (ver), una de las corrientes más en
boga de la filosofía reaccionaria de nuestros días, considera que el
criterio de la verdad es la “utilidad” comprendida en un sentido
subjetivo. El utilitarismo y el pragmatismo están destinados a probar
que el bien supremo es el éxito de los hombres de negocios, su carrera
en pos de los beneficios. El utilitarismo permite a la burguesía
reaccionaria justificar las más graves transgresiones morales,
inclusive las guerras de conquistas, el empleo de bombas atómicas,
&c., pues todo eso le produce beneficios fabulosos.

Diccionario filosófico · 1965:474-475

(del latín “utilitas”: utilidad). Teoría ética burguesa según la cual
el criterio de la moralidad radica en el provecho que un acto
proporcione. El fundador del utilitarismo, Bentham, definió su
principio básico como “facilitación de la mayor dicha al mayor número
de personas” atendiendo a los intereses particulares de éstas. Se
sostiene, además, que la moralidad de un acto puede calcularse
matemáticamente como balance de satisfacciones y sufrimientos
obtenidos a consecuencia del acto en cuestión. Mill introdujo en el
utilitarismo el principio de la estimación cualitativa de las
satisfacciones, la exigencia de preferir los goces intelectuales a los
físicos. El utilitarismo se toma asimismo como base para comprender
las funciones del Estado y del derecho. La transferencia del
“principio de la utilidad” a la teoría del conocimiento facilitó la
aparición del pragmatismo. En la ética burguesa actual, viene a
sustituir al utilitarismo el “análisis de las enunciaciones éticas”
(emocionalismo, positivismo lógico en ética).

Diccionario marxista de filosofía · 1971:313

(del latín utilitas, utilidad.) Corriente en ética que ve el valor de
los actos humanos en la utilidad, que reduce a la utilidad el bien, el
bienestar, la felicidad, &c. El enfoque utilitarista de la actividad
humana, la ciencia y la cultura es una de las manifestaciones más
características de la civilización burguesa. Los principios
fundamentales del utilitarismo fueron elaborados en el siglo XIX por
los filósofos ingleses Bentham y Mill. Bentham introdujo en la ética
los criterios por los que se guía espontáneamente el empresario
capitalista en su actividad. Ve en el desarrollo de la iniciativa
privada, en la amplia difusión de la aspiración a la ganancia, el
camino para alcanzar la “felicidad máxima”. El utilitarismo ha sido
consecuentemente desarrollado en la filosofía del pragmatismo, que
reduce no sólo el bien sino también la verdad a la utilidad.

Diccionario de filosofía · 1984:437

(lat. utilitas): teoría ética burguesa, la cual sostiene que el
criterio de la moralidad de un acto es su utilidad. El autor de la
teoría –J. Bentham– determina su principio básico como garantía de la
mayor felicidad al número mayor posible de personas mediante la
satisfacción de sus intereses particulares. Opina que la moralidad de
un acto puede ser calculada matemáticamente como balance de placeres y
sufrimientos a los que conduce este acto. Mill introdujo en el
utilitarismo el principio de la valoración cualitativa de los deleites
y la demanda de preferir los deleites intelectuales a los físicos. El
utilitarismo sirve también de base a la comprensión de las funciones
del Estado y el Derecho. El traslado del “principio de la utilidad” a
la teoría del conocimiento coadyuvó al surgimiento del pragmatismo.
En los años 60 del siglo 20 se registra el resurgimiento del
utilitarismo en las concepciones burguesas apologistas de la sociedad.

Comparte este artículo