Vejismo

Vejismo

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

No figura en el Diccionario filosófico · 1965

Diccionario de filosofía · 1984:440-441

Una de las corrientes ideológicas típicas de la burguesía rusa, cuyo
movimiento político se formó en el período del movimiento democrático
y proletario desarrollado en Rusia. En virtud de ello, no tardó en
ponerse al desnudo el carácter contrarrevolucionario de la burguesía
rusa. En 1902, los ex “marxistas legales” Struve, Berdiáev y
Bulgákov, conjuntamente con los místicos francos, publicaron la
recopilación Problemas del idealismo, pronunciándose contra el
materialismo y el positivismo interpretado desde el punto de vista
materialista. Las recopilaciones posteriores y la creación de las
sociedades filosóficas religiosas culminan con la aparición en 1909 de
la recopilación programática Veji (“Los jalones”). Esta “enciclopedia
de la apostasía liberal”, señalaba Lenin, abarca tres temas: 1) la
lucha contra las bases ideológicas de todo el modo de pensar de la
democracia rusa e internacional; 2) la renuncia al movimiento
liberador; 3) la proclamación pública de los sentimientos “vestidos de
librea” y de la correspondiente política “vestida de librea” respecto
al zarismo. La “Veji” trató de oponer al materialismo y al ateísmo la
tradición filosófica religiosa rusa, representada por Yurkévich,
Soloviov y Dostoievski. Opusieron a la consigna de la lucha de clases
el principio de la defensa del individuo en vías de liberación
“interior”, “espiritual”. Bendecían el poder zarista porque este
último “es el único que con sus bayonetas y cárceles nos protege
todavía de la ira popular” (Veji, p. 89). Al comenzar la primera
guerra mundial, los vejistas se encontraban en el campo de los
chovinistas, y al estallar la Revolución de Octubre, en el campo de la
contrarrevolución monárquica (recopilación De profundis, 1918;
Filosofía de la desigualdad de Berdiáev, &c.). En la emigración, los
antiguos vejistas se pronunciaban contra la parte de la
intelectualidad emigrada que comenzó a apartarse de la
contrarrevolución. En su desarrollo, el vejismo mostró una serie de
rasgos típicos de la filosofía burguesa moderna: los intentos de
utilizar las formas refinadas de la religión en la lucha contra el
marxismo, la defensa del individualismo extremo en ética y del
antintelectualismo y el subjetivismo en filosofía. Las ideas del
vejismo las utiliza ampliamente la “sovietología” moderna para luchar
contra el marxismo.

Comparte este artículo