Balance de la economía nacional

BALANCE DE LA ECONOMÍA NACIONAL:

Sistema de índices científicamente establecidos e interconexionados,
que refleja la escala y los ritmos de la reproducción socialista
ampliada, muestra las proporciones fundamentales del desarrollo de la
economía nacional.

Actualmente se establece en la práctica una distinción entre el
balance planificado de la economía nacional y el balance de
resultados. En el primero se reflejan los datos fundamentales del
desarrollo de la economía nacional en el próximo período. El balance
de resultados proporciona una característica de lo que realmente se ha
obtenido en cumplimiento de las tareas señaladas en el plan, ofrece el
material analítico indispensable para establecer el balance
planificado. En el balance de resultados, pueden darse incluso
índices no previstos en el plan (índices de fuentes adicionales de
recursos, de pérdidas imprevistas, etc.).

Sirven de base para el balance de la economía nacional los índices de
la reproducción ampliada del producto social global. En ellos se
refleja el contenido material del producto social, las conexiones
materiales reciprocas entre las distintas ramas de la economía del
país, así como las proporciones en que se distribuyen el producto
social y la renta nacional. En el balance de la economía nacional, la
reproducción ampliada del producto social no se examina de manera
aislada, sino en unidad con los otros factores de la reproducción:
mano de obra, instrumentos y objetos de trabajo. Resulta pues, que,
en el balance de la economía nacional se hallan reflejados como
elementos de un todo único el trabajo social, la producción, la
distribución, el intercambio, el consumo y la acumulación del producto
social y de la renta nacional.

El balance de la economía nacional consta de las siguientes partes:

1) reproducción de los recursos de mano de obra;

2) reproducción del producto social en su composición
material-natural;

3) reproducción del producto social según su valor bajo el aspecto de
la formación y utilización de los ingresos.

Cada una de estas partes se halla representada en el balance de la
economía nacional ante todo por el del correspondiente balance
general, que abarca: el “Balance de los recursos de mano de obra en la
economía nacional’’, el “Balance de la producción, del consumo y de la
acumulación del producto social”, el “Balance de la producción, de la
distribución y de la redistribución del producto social y de la renta
nacional en la economía nacional”. A su vez, estos balances se
complementan orgánicamente mediante un sistema de balances y cuadros
parciales, cuyo objetivo consiste en reflejar de manera más detallada
determinados aspectos de la reproducción. Cada uno de estos balances
posee, además, su significado independiente. Cabe citar, entre ellos,
los siguientes: balance de los recursos de mano de obra según el
territorio del país, balance de utilización del tiempo de los obreros
en las diversas ramas de la economía nacional, balances materiales
según los tipos de artículos, balance de ingresos y egresos monetarios
de la población, balance de los fondos básicos, cuadro de los índices
de producción por habitante de los productos más importantes, y otros
varios.

El conjunto de índices de los capítulos principales encuentra su
lugar, de manera resumida, en el cuadro general del balance de la
economía nacional, cuadro cuyo propósito básico estriba en reflejar,
en un esquema único, la interconexión de los procesos fundamentales de
la reproducción socialista ampliada. Por lo común, el balance de la
economía nacional se efectúa por un periodo de un año y sobre la base
de los precios vigentes, lo cual permite establecer las correlaciones
e interconexiones reales de la reproducción ampliada.

Para estudiar la dinámica del desarrollo de la economía nacional, los
índices esenciales se calculan asimismo en precios comparativos. En
el balance de la economía nacional, los datos principales se muestran
según las formas de propiedad y los grupos sociales de la población,
lo cual permite observar cómo se fortalecen y se desarrollan las
relaciones socialistas de producción, permite reflejar el curso de
desarrollo de la sociedad en el tránsito del socialismo al comunismo.

Comparte este artículo