Base material y técnica del comunismo

BASE MATERIAL Y TÉCNICA DEL COMUNISMO:

producción altamente desarrollada en todas las ramas de la economía y
basada en la plena electrificación del país, en el empleo máximo de la
química en la economía, en la mecanización múltiple y en la
automatización en gran escala de los procesos de producción, de suerte
que queda asegurada la edificación de la sociedad comunista en lo
fundamental.

Crear dicha base constituye el problema esencial y decisivo en el
proceso histórico de la transición de la fase inferior de la sociedad
comunista a su fase superior. Lo que ante todo forma el contenido
físico de la base material y técnica del comunismo es un sistema de
producción muy perfeccionado técnicamente, que comprende los
instrumentos y medios de trabajo de las diferentes ramas de la
economía nacional.

La existencia de semejante sistema, a la par de un alto nivel cultural
y técnico los trabajadores, es capaz de asegurar un elevado
rendimiento del trabajo social, una abundancia de bienes de vida
indispensable para establecer su distribución según las necesidades,
es susceptible de convertirse en la base necesaria para que se
fusionen los dos tipos de propiedad social en la propiedad comunista
única de todo el pueblo, para que cristalicen y se desarrollen las
relaciones sociales comunistas.

La construcción de semejante base material altamente desarrollada de
la sociedad comunista presupone, en calidad de condición obligatoria:
la plena electrificación del país y, partiendo de ella, el
perfeccionamiento de la técnica, de la tecnología y de la organización
de la producción social en todas las ramas de la economía nacional; la
mecanización compleja de los procesos de producción, automatizándolos
cada vez con mayor amplitud; la aplicación de la química en gran
escala a la economía nacional; el intenso desarrollo de nuevas ramas
de la producción eficientes económicamente, de nuevos tipos de energía
y materiales; la utilización íntegra y racional de los recursos
naturales, materiales y laborales; la unión orgánica de la ciencia con
la producción y ritmos rápidos de progreso científicotécnico; un
elevado nivel cultural y técnico de los trabajadores; superar en buena
medida a los países capitalistas más desarrollados en cuanto a la
productividad del trabajo, condición cardinalísima de la victoria del
régimen comunista.

La construcción de la base material y técnica del comunismo va
indisolublemente unida al desarrollo del elemento principal de las
fuerzas productivas, el hombre de formación integra y armónica, del
que depende el establecimiento mismo de un sistema de producción muy
automatizado en todas las ramas de la economía, lo mismo que la
utilización eficiente del mismo.

La creación de la base material y técnica del comunismo ha de servir
de punto de partida para realizar hondas transformaciones en la
estructura social y económica de la sociedad, para convertir el
trabajo en la primera necesidad vital del hombre, para trocar en
comunistas las relaciones sociales socialistas.

A medida que se crea la base material y técnica del comunismo, el
proceso de producción se libera cada vez más del limitado mareo de las
condiciones naturales, en particular de las limitadas fuentes de
recursos energéticos. Ello presupone, al mismo tiempo, que el proceso
de producción se libera en medida creciente de la necesidad de poseer
un arsenal de materias primas, gracias a los éxitos, cada día mayores,
de la química moderna en la creación de materiales sintéticos con
propiedades previamente establecidas; presupone que dicho proceso se
libera, asimismo, de las condiciones climáticas y naturales que
limitan el progreso de las fuerzas productivas, sobre todo en la
esfera de la agricultura.

El proceso de creación de la base material y técnica del comunismo se
da a la par que los procesos de producción, cada vez más amplios y
complicados, se liberan de las limitadas posibilidades naturales del
propio hombre, de su fuerza física, de la agudeza de su vista, de su
velocidad de reacción, del grado de solidez de su memoria, etc.; tal
liberación irá en aumento de día en día gracias a la introducción
creciente del sistema de máquinas de dirección automática de la
electrónica, del sistema de teledirección, etc. Resulta, pues, que
crear la base material y técnica del comunismo significa,
prácticamente, dar un salto gigantesco en el desarrollo de las fuerzas
productivas del país, llevarlas a un auge jamás visto, y conduce a un
aumento radical de las posibilidades de modificar la naturaleza en el
sentido deseable para la sociedad. Esto presupone, a su vez, aplicar
los resultados de la ciencia de vanguardia en gran escala y en todas
partes, a todas las ramas de la economía nacional, transformar poco a
poco dicha ciencia en una fuerza productiva directa.

El programa del P.C.U.S. ha expuesto de manera fundamentada cuáles
son las etapas sucesivas que han de llevar a la creación de la base
material y técnica del comunismo, cuáles son las leyes que rigen el
desarrollo de dicha base, y ha determinado, también, cuál es el nivel
de la producción material que la Unión Soviética ha de alcanzar en el
decurso de dos decenios (1961-1980). Como resultado del progreso de
esos veinte años, la Unión Soviética llegará a una producción
industrial dos veces mayor que la de hoy en todo el mundo no
socialista. La base material y técnica del comunismo no copia la
estructura de la economía de los países capitalistas más
desarrollados, sino que se crea teniendo en cuenta la necesidad de
distribuir con acierto los fuerzas productivas, de desenvolver
armónicamente todas las ramas de la economía nacional, de aprovechar
para la economía las nuevas fuentes de materias primas que se
descubren, sin olvidar los intereses de todo el sistema socialista
mundial. La base que sirve de punto de partida para construir los
fundamentos materiales del comunismo estriba en la poderosa economía
del socialismo forjada durante los años de Poder Soviético (ver Base
material y técnica del socialismo). En el camino para resolver la
tarea planteada señala una etapa importante el plan septenal de
desarrollo de la economía nacional de la U.R.S.S. (1959-1965); los
índices de su cumplimiento son una prueba de que se aplica con éxito
el plan elaborado para la construcción de la base material y técnica
del comunismo.

Comparte este artículo