Circulación del capital

CIRCULACIÓN DEL CAPITAL:

proceso de transformación del capital al pasar de su forma monetaria a
su forma mercantil y de ésta a la forma monetaria; parte del ciclo del
capital (ver) que transcurre en la esfera de la circulación, en el
mercado.

El movimiento del capital, proceso durante el cual el capital se
incrementa, comprende la fase de producción y, por dos veces, la fase
de circulación. La primera fase de circulación del capital empieza
con el anticipo —que realiza el capitalista— de una determinada suma
de dinero para adquirir medios de producción y fuerza de trabajo. La
segunda fase de circulación llega después del proceso de producción y
se halla relacionada con la transformación del capital mercantil en
capital monetario.

La producción y la circulación capitalistas están orgánicamente
enlazadas, no puede existir una sin la otra. Marx indicó que la
plusvalía no puede surgir en la circulación ni fuera de ella. A
través de la circulación los capitalistas adquieren mercancías (fuerza
de trabajo y medios de producción) y realizan el producto obtenido en
la esfera de la producción material. A su vez, la circulación del
capital tampoco puede existir sin la producción, donde se une la
fuerza de trabajo con los medios de producción y se crea el valor y la
plusvalía. En esta unidad de la esfera de la producción y la esfera
de la circulación, el papel principal corresponde a la producción.

Comparte este artículo