Estados rentistas

ESTADOS RENTISTAS

Grupo de estados imperialistas usureros cuya oligarquía financiera
además de obtener ganancias monopolistas en el interior de sus países,
se enriquece a costa de otros estados, sobre todo los
insuficientemente desarrollados y dependientes.

Los monopolios capitalistas se apropian de una gran parte de la renta
nacional de dichos países en concepto de beneficios por inversiones
directas de capital, empréstitos leoninos, seguros, transporte y otros
servicios prestados a los países deudores.

La expoliación de los pueblos de otros países por parte de la
oligarquía financiera de los estados rentistas constituye una de las
manifestaciones de la descomposición y del parasitismo del capitalismo
moderno y aparece como una de las causas de que las contradicciones de
este último se agudicen.

En las condiciones actuales, cuando de hecho se ha iniciado el
desplome del sistema colonial del imperialismo, los pueblos de muchos
países del mundo capitalista se liberan de la explotación financiera
emprenden el camino de desarrollar una economía nacional
independiente. Sin embargo los estados rentistas, recurriendo a
nuevas formas y a nuevos métodos de colonialismo (ver
Neocolonialismo), procuran envolver en la telaraña de la dependencia
financiera a los pueblos de los estados políticamente independientes y
perpetuar el saqueo de dichos países para enriquecer a los monopolios
capitalistas.

Hasta la primera guerra mundial, los estados rentistas más importantes
eran Inglaterra, Francia, Estados Unidos y Alemania. En la
actualidad, el papel principal en calidad de estado rentista pertenece
a los Estados Unidos, convertidos en el explotador más importante del
mundo.

Comparte este artículo