Experimento económico

EXPERIMENTO ECONÓMICO

Ensayo llevado a cabo sobre bases científicas en la esfera económica
para comprobar la eficiencia de medidas económicas proyectadas.

El objetivo del experimento consiste en demostrar el acierto de una
determinada hipótesis formulada partiendo del estudio de la práctica
del desarrollo económico.

A diferencia de las ciencias naturales en las que se aplican
ampliamente las investigaciones experimentales de determinados
fenómenos en su aspecto puro, la ciencia económica no puede observar
los fenómenos de la vida económica de la sociedad de manera aislada,
fuera de su nexo con toda la diversidad de los fenómenos sociales.
Como quiera que cada uno de esos fenómenos existe y se manifiesta sólo
en la totalidad de las condiciones económico— sociales y se halla
relacionado con los intereses materiales del hombre, no es posible
crearlos arbitrariamente. Este es el motivo de que durante mucho
tiempo en la ciencia económica los científicos hayan recurrido tan
sólo a las observaciones y al método de la abstracción científica, que
permite examinar algunos aspectos de los procesos y fenómenos
económicos haciendo abstracción de la diversidad que la realidad
presenta.

El experimento económico científicamente planteado permite conjugar el
profundo conocimiento de los procesos económicos con la comprobación
práctica de la eficiencia y de la justeza de las hipótesis formuladas.

En el capitalismo, los científicos burgueses utilizan el experimento
económico sobre todo en la esfera de la organización del trabajo, con
el fin de elevar el grado de explotación de los trabajadores y
aumentar las ganancias.

Bajo el socialismo, los resultados de la labor experimental pueden ser
ampliamente utilizados en escala de toda la economía tanto de un solo
país como de todo el sistema socialista mundial de economía. En la
actualidad, los recursos técnicos de la ciencia, sobre todo la
aplicación de máquinas electrónicas de calcular, permiten realizar en
gran escala trabajos de economía experimental. El desarrollo de las
fuerzas productivas y la diferenciación de las condiciones de
producción exigen cambiar las normas y la remuneración del trabajo, la
organización del proceso laboral así como el emplazamiento de la
producción, las relaciones de cooperación, etc. Son indispensables,
para ello, un profundo y sistemático análisis económico de la
actividad productiva, un riguroso cálculo de las cambiantes
condiciones económicas, la elaboración de un determinado sistema de
medidas en las que se tengan en cuenta las exigencias y la conexión
recíproca de las leyes económicas y las particularidades de su
manifestación en cada etapa del desarrollo económico.

Los experimentos económicos permiten elaborar medidas que estimulen el
crecimiento de la productividad del trabajo, la baja del coste de
producción, lo cual, en último término, eleva los ritmos del
desarrollo económico y acelera la creación de la base material y
técnica del comunismo.

Comparte este artículo