Finanzas, en el socialismo

FINANZAS, EN EL SOCIALISMO

Sistema de relaciones económicas por medio de las cuales se forman y
utilizan según un plan los recursos monetarios para asegurar la
reproducción socialista ampliada y para satisfacer las necesidades
sociales de los miembros de la sociedad.

Bajo el socialismo, las finanzas afectan a la utilización del dinero y
de las relaciones monetario-mercantiles en la actividad
económico-financiera de las empresas en el proceso de la formación y
utilización del producto social global y de una parte considerable de
éste, constituida por la renta nacional, así como en el proceso en
que, por medio del rublo, se controlan los planes
económico-financieros y se establece un régimen de economías.

Por su contenido material las finanzas son el conjunto de los fondos
centralizados compuestos por los recursos monetarios, directamente
concentrables en manos del Estado y los fondos de recursos monetarios
descentralizados, que están a disposición de diversas empresas y
organizaciones bajo el régimen del cálculo económico.

Las finanzas estatales generales se hallan directamente vinculadas a
la actividad económica del Estado socialista en lo que concierne a
organizar la producción social, dirigir la economía y la cultura
elevar el nivel de vida del pueblo, controlar la medida del trabajo y
la medida del consumo, consolidar la capacidad defensiva del país y
desarrollar las relaciones de colaboración y ayuda mutua entre todos
los países del sistema mundial del socialismo. Pertenecen a las
finanzas generales del Estado: el presupuesto estatal, los seguros
sociales del Estado, los seguros estatales de bienes y personales, el
sistema de crédito estatal.

Las finanzas de las empresas socialistas sirven para formar sus
recursos y para facilitar el giro de los mismos para que en la
economía se formen y se utilicen las acumulaciones en dinero y otros
ingresos. El aspecto financiero de la actividad de las empresas
abarca las relaciones monetarias que se establecen en el proceso de la
reproducción entre las empresas y los trabajadores, entre el Estado y
las empresas, entre éstas y las organizaciones y también en el seno de
aquéllas. Con arreglo a las dos formas de propiedad socialista se
diferencian las finanzas de las empresas estatales y las finanzas de
las organizaciones cooperativokoljosianas.

El lugar rector lo ocupan las primeras. La función decisiva para
crear acumulaciones monetarias en el país y para constituir el fondo
de recursos monetarios pertenecientes a todo el pueblo, corresponde a
las empresas del Estado. Los principios fundamentales para la
organización de las finanzas en las empresas socialistas son:
planificación, enlace con el cálculo económico de las empresas,
estímulo para obtener elevados índices de producción, delimitación de
los recursos fijos y los circulantes y de las fuentes de su
correspondiente financiación, formación de reservas financieras.

Los métodos financieros y las formas principales para distribuir y
redistribuir la renta nacional, son: el impuesto sobre la circulación,
la ganancia, las asignaciones para seguros sociales, la financiación
de las inversiones básicas y de los medios rotativos, la constitución
de los fondos sociales de consumo y de otros fondos.

En el período del tránsito del capitalismo al socialismo se emplean en
gran escala los métodos tributarios y crediticios para la
redistribución de la renta nacional en beneficio de la edificación del
socialismo. Con la edificación del socialismo a medida que la
economía socialista se ha consolidado y desarrollado, los impuestos
han perdido su sentido de clase y económico, y en una perspectiva
próxima la única fuente de ingresos del Estado soviético serán las
acumulaciones de la economía socialista.

En todo el período de la amplia edificación del comunismo, se asigna a
las finanzas un papel de suma responsabilidad. «En la edificación
comunista -se indica en el Programa del P.C.U.S.- es necesario
utilizar plenamente las relaciones monetariomercantiles en consonancia
con el nuevo contenido que les es propio en el periodo del socialismo.
Para ello es de gran importancia aplicar tales instrumentos de
desarrollo de la economía como el cálculo económico, el dinero, el
precio, el costo, la ganancia, el comercio, el crédito y las
finanzas».

En la fase superior del comunismo, estos instrumentos de la economía,
incluidas las finanzas, serán sustituidos por categorías más perfectas
del cálculo directo y de la distribución del trabajo social,
categorías que responderán al carácter de propiedad comunista única de
todo el pueblo, y a las formas comunistas de distribución.

Comparte este artículo