Fondos sociales de consumo

FONDOS SOCIALES DE CONSUMO

Parte de la renta nacional (de su fondo de consumo) que se distribuye
entre los miembros de la sociedad socialista gratuitamente o en
condiciones ventajosas, o sea, en gran medida con independencia de la
cantidad y de la calidad del trabajo.

Su fuente radica en una parte del producto necesario y del
plusproducto. Son fondos sociales de consumo los fondos estatales
asignados a la instrucción pública, sanidad, cultura física, previsión
social, seguros sociales, los subsidios a las madres de muchos hijos y
a las madres solas, y también los fondos para atenciones sociales y
culturales al servicio de los obreros y empleados de determinadas
empresas, los fondos de ayuda material y los fondos culturales de los
koljoses, de los sindicatos y de otras organizaciones sociales.

Entre todos estos fondos, los de importancia decisiva son los que el
Estado asigna para satisfacer las necesidades culturales y sociales de
toda la población.

Los fondos sociales de consumo se emplean para atender a las
necesidades indicadas y se conceden al margen de la remuneración del
trabajo. Parte de tales fondos ingresan directamente en el capítulo
de consumo individual de los trabajadores (pensiones, subsidios,
becas, pago de vacaciones, etc.). Otra parte se destina al consumo
colectivo y social de la población (instrucción pública, servicios
médicos, mantenimiento de clubes, bibliotecas, sanatorios, casas de
descanso, instituciones de cultura física, etc.).

El incrementar por todos los medios los fondos sociales de consumo
constituye un recurso de extraordinaria importancia para elevar el
bienestar del pueblo, para educar a los trabajadores en un sentido
comunista y para pasar gradualmente al principio comunista de la
distribución según las necesidades. El programa del P.C.U.S. fija un
incremento de los fondos sociales de consumo más rápido que el aumento
de la remuneración individual del trabajo.

Entre 1961 y 1980, sobre la base de un rápido crecimiento de la
producción social y de la renta nacional, los fondos sociales de
consumo aumentarán en más de 10 veces. Al término de los dos decenios
los fondos sociales de consumo representarán aproximadamente la mitad
de toda la suma de los ingresos leales de los trabajadores de la
U.R.S.S., en vez de una cuarta parte, como ahora. Ello permitirá
realizar a cuenta de la sociedad: el mantenimiento gratuito de los
niños en las instituciones infantiles y en las escuelasinternados; la
plena asistencia material de los incapacitados para el trabajo; la
enseñanza gratuita en todos los centros docentes; la asistencia médica
también gratuita, a todos los ciudadanos incluyendo medicamentos y el
tratamiento de los enfermos en sanatorios; la vivienda gratuita, lo
mismo que los servicios comunales, el transporte urbano y algunos
otros tipos de servicios sociales; la sistemática reducción del pago
por el disfrute de casas de reposo, hosterías, paradores turísticos e
instalaciones deportivas; la concesión cada vez más amplia de
subsidios, ventajas económicas y estipendios para la población; el
paso a la alimentación pública gratuita (comidas) para el personal de
empresas e instituciones, así como para los koljosianos ocupados en la
producción.

A medida que nos aproximemos al comunismo, las necesidades de las
personas se satisfarán, cada vez más, a cuenta de los fondos sociales
de consumo. En el período de la amplia edificación del comunismo, el
Estado socialista aplica la política de combinar el principio del
interés material, de la distribución según la cantidad y calidad del
trabajo, con el de incrementar los fondos sociales de consumo.

Comparte este artículo