Intensidad del trabajo

++INTENSIDAD DEL TRABAJO

Tensión del trabajo determinada por el consumo que de él se hace en
una unidad de tiempo.

El cambio de la intensidad del trabajo depende del mayor o menor
consumo de fuerza de trabajo por unidad de tiempo a consecuencia de
aumentar o disminuir la velocidad con que se ejecutan las operaciones
laborales. Un trabajo más intenso, manteniéndose iguales las demás
condiciones, crea por unidad de tiempo más valor que un trabajo menos
intenso. Si un obrero, en 8 horas de trabajo, con una intensidad
normal, crea 10 unidades de producto por valor de 10 dólares, y al
aumentar la intensidad del trabajo dobla la cantidad de producto,
resulta que duplicando el gasto de trabajo crea una producción cuyo
valor es de 20 dólares, con la particularidad de que el valor de la
unidad de mercancía seguirá siendo el mismo.

En el régimen capitalista, el elevar la intensidad del trabajo es
extraordinariamente beneficioso para los capitalistas, pues hace que
se eleve la cantidad de plusvalía y que se intensifique el grado de
explotación de los obreros. Acentuar la intensidad del trabajo
equivale a prolongar la jornada de trabajo, empeore la situación de la
clase obrera incluso si se aumenta el salario nominal.

En las empresas capitalistas, para intensificar el trabajo se aplican
sistemas extenuantes de salarios, que agotan a los obreros y minan su
salud, La excesiva tensión en el trabajo durante una prolongada
jornada laboral acelere el desgaste de la fuerza de trabajo, envejece
prematuramente al obrero, aumenta los casos de enfermedad profesional
y el número da accidentes de trabajo. Por este motivo, en los Estados
Unidos, por ejemplo, las mujeres de más de 35 años y los hombres de
más de 45, no resisten el frenético ritmo de trabajo de las empresas
capitalistas y engruesan las filas de los desocupados.

En los países capitalistas, los trabajadores luchan contra el aumento
excesivo de la intensidad del trabajo. Bajo el socialismo, gracias a
la severa reglamentación del trabajo, su intensidad no rebasa los
limites normales. Cuando las condiciones de la producción exigen que
se eleve la intensidad del trabaje se hace perfeccionando la técnica
de la producción a la vez que se reduce la jornada laboral. Por otra
parte, establecer una intensidad normal en todas las empresas
socialistas representa lograr un gran aumento de producción. La
Intensidad normal del trabajo contribuye a fortalecer el organismo del
obrero, a desarrollar sus facultades físicas y mentales.

Comparte este artículo