Ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia

LEY DE LA TENDENCIA DECRECIENTE DE LA CUOTA DE GANANCIA

Ley económica según la cual a cuota media de ganancia tiende a
disminuir a medida que el capitalismo se desarrolla.

Las causas que dan origen al descenso de la cuota de ganancia son el
crecimiento de la composición orgánica del capital (ver) y el retardo
de la rotación del capital (ver). El afán de obtener elevadas
ganancias obliga a los capitalistas a aumentar la productividad del
trabajo introduciendo mejoras técnicas, nuevas máquinas e
instalaciones. De este modo se eleva la composición técnica y
orgánica del capital, lo que conduce al descenso de la cuota general
de ganancia. Esta cuota no disminuye en la proporción en que se eleva
la composición orgánica del capital social, y a veces no se reduce en
absoluto.

Son varios los factores que debilitan y paralizan la acción de dicha
ley, confiriéndole un mero carácter de tendencia. Contrarrestan el
descenso de la cuota de ganancia: el aumento del grado de explotación
de los obreros, la disminución de los salarios por debajo del valor de
la fuerza de trabajo, la reducción del valor de los medios de
producción gracias al aumento de la productividad del trabajo lo que
retarda el crecimiento de la composición orgánica del capital; la
economía en capital constante obtenida por los capitalistas a costa de
la salud y de la vida de los obreros; el intercambio no equivalente en
el comercio exterior.

La ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia lleva a una
agravación de las contradicciones del capitalismo. Para obtener
ganancias máximas los capitalistas intensifican la explotación del
proletariado y ello hace que cobre mayor agudeza la contradicción
antagónica entre el proletariado y la burguesía. En su afán de
compensar el descenso de la cuota de ganancia aumentando las ganancias
globales, los capitalistas amplían el volumen de la producción
rebasando en mucho los límites de la demanda solvente, con lo que se
ahondan las crisis económicas de superproducción.

También se encona la pugna en el seno de la clase capitalista por la
distribución de la masa general de ganancias. En pos de una ganancia
más elevada, los capitalistas procuran invertir sus capitales en
países poco desarrollados, donde la cuota de ganancia es superior. La
explotación de los trabajadores de los países poco desarrollados y
coloniales agudiza las contradicciones entre los países industriales
avanzados y los de poco desarrollo en el aspecto económico. La ley de
la tendencia decreciente de la cuota media de ganancia pone al
descubierto la contradicción interna, la limitación histórica y el
carácter transitorio del modo capitalista de producción, convertido en
obstáculo para el libre desenvolvimiento de las fuerzas productivas.

Comparte este artículo