Método de la Economía Política

MÉTODO DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

Método de la dialéctica materialista aplicado al estudio de las
relaciones económicas de la sociedad en la esfera de la producción.

La economía política marxista-leninista se basa en la concepción
materialista de la historia, aplica las tesis fundamentales del
materialismo dialéctico e histórico al estudio de las relaciones
económicas de la sociedad. «Al analizar las formas económicas, no es
posible utilizar el microscopio ni los reactivos químicos. La fuerza
de la abstracción ha de sustituir lo uno y lo otro» (C Marx).

La economía política que estudia las leyes de la producción y
distribución de los bienes materiales en las diversas etapas de
desarrollo de la sociedad, recurre a la fuerza del pensamiento
abstracto para conocer los aspectos más profundos y esenciales del
régimen económico de la sociedad, ocultos a la observación directa.
Al mismo tiempo, cuando se analizan los fenómenos económicos concretos
se utilizan los experimentos económicos (por ejemplo, en una empresa
se realiza tal o cual ensayo de organización de los salarlos con el
fin de elevar la productividad del trabajo, etc.).

El proceso de abstracción en economía política da como resultado las
categorías económicas (ver), que expresan aspectos importantísimos de
la economía de la sociedad, de sus relaciones de producción. Gracias
al método de la abstracción, la economía política descubre, tras la
apariencia, externa de los fenómenos, los procesos esenciales
profundas, de la vida económica de la sociedad. Cuando, gracias a
semejante análisis teórico, de tal o cual sistema de relaciones de
producción se han destacado las relaciones más simples, las que se
repiten con mayor frecuencia, la economía política va ascendiendo
gradualmente hacia relaciones cada vez más complejos.

Marx aplica brillantísimamente este método -el método de la ascensión
de lo simple a lo complejo, de lo abstracto a lo concreto- en «El
Capital», al analizar el modo capitalista de producción. En su
conjunto el proceso de ascensión de lo abstracto a lo concreto refleja
el proceso real del desarrollo histórico; pero, a diferencia de la
historia, la economía política no estudia el proceso histórico en toda
su diversidad concreta. El procedimiento lógico de investigación,
depurado de los fenómenos casuales y secundarios, refleja el proceso
histórico en forma abstracta y teóricamente consecutiva. Así, por
ejemplo, aunque el capital comercial precede históricamente al capital
industrial, Marx lo investiga después que este último dado que sólo
basándose en el análisis del capital industrial es posible comprender
la esencia del capital comercial y su lugar en el marco del
capitalismo desarrollado.

Constituye una particularidad característica del método de la economía
política marxista-leninista su orientación crítica y revolucionaria.
Esta economía política, al estudiar tales o cuales relaciones de
producción caducas o en vías de caducar, las somete a critica, así
como a las correspondientes teorías económicas, pone de relieve el
papel auxiliar de las relaciones y teorías en cuestión como defensoras
del régimen caduco.

Es necesario distinguir el método de investigación del método de
exposición. Existen dos métodos de exposición de la economía
política: el analítico y el histórico. Cuando se emplea el primero,
las categorías de la economía política se exponen en la sucesión
lógica en que se desprenden unas de otras; cuando se emplea el método
histórico, se exponen sucesivamente en consonancia con su aparición
histórica. El método analítico es el aplicado por Marx en «El
Capital», como corresponde a una obra en que se expolien por primera
vez los resultados de una investigación teórica. El método histórico
de exposición resulta más accesible para el lector novel. En general,
el problema concerniente a la elección de un método u otro de
exposición se resuelve en dependencia del carácter del tema que se
presenta, de los fines que se propone la exposición, etc.

El método de la economía política marxista-leninista permite conocer
las leyes objetivas que rigen el desarrollo de las relaciones de
producción y utilizarlas en favor de la sociedad que avanza hacia el
comunismo.

Comparte este artículo