Modo esclavista de producción

MODO ESCLAVISTA DE PRODUCCIÓN:

primer modo de producción basado en la explotación que aparece en la
historia; surge por descomposición del régimen de la comunidad
primitiva.

El modo esclavista de producción alcanzo su máximo desarrollo en la
Grecia antigua y, sobre todo, en la Roma clásica.

No todos los pueblos, sin embargo, han pasado por ese modo de
producción en su desenvolvimiento histórico. En el régimen
esclavista, las relaciones de producción se basaban en la propiedad de
los dueños de esclavos sobre los medios de producción y sobre los
esclavos considerados como “instrumentos parlantes” sin derecho alguno
y sujetos a explotación cruel. El trabajo del esclavo, que tenia un
carácter abiertamente coercitivo, se aplicaba en gran escala en los
latifundios y la producción artesanal. El dueño disponía no sólo del
trabajo, sino también de la vida del esclavo. En la época en que se
forma el régimen esclavista, la sociedad se divide en dos clases
fundamentales: los señores esclavistas y los esclavos. Para mantener
el dominio de los primeros se estructura un aparato de violencia y
coerción, el Estado esclavista. En dicha sociedad, al lado de las
clases fundamentales, existían campesinos libres, artesanos y
mercaderes. Los contingentes de esclavos se nutrían sobre todo
mediante las guerras y, parcialmente, con los campesinos y artesanos
que se arruinaban. En lo fundamental, la economía presentaba un
carácter cerrado, natural, pero aumentó la división del trabajo y el
cambio, y ello dio origen a la producción mercantil. La explotación
de una importante masa de esclavos creaba el plusproducto (ver), lo
cual permitió a la capa alta esclavista liberarse del trabajo físico
en la producción material —trabajo que empezó a ser considerado como
ocupación indigna de un hombre libre-— y a dedicarse al gobierno, a la
política, a la ciencia y al arte.

Surge de este modo la oposición entre el trabajo físico y el trabajo
intelectual (ver) y nace asimismo la oposición entre la ciudad y el
campo (ver). El modo esclavista de producción era progresivo en
comparación con el régimen de la comunidad primitiva, dado que la
esclavitud hacia posible un mayor desarrollo de la producción. Sin
embargo, con el tiempo el régimen esclavista se convirtió en un freno
para el desarrollo de la sociedad. Los esclavos no estaban
interesados por el resultado de su labor. Bajo la esclavitud se
empleaban sólo instrumentos primitivos y la productividad del trabajo
seguía siendo baja. Se explotaba a los esclavos de manera tan cruel
que su vida era corta, y las fuentes que permitían completar los
efectivos necesarios se agotaron. El régimen esclavista entró en el
período de crisis. Lo cuarteaban las sublevaciones de los esclavos y
la lucha de los campesinos libres contra los dueños de esclavos. El
hundimiento del modo esclavista de producción se aceleró debido a los
ataques desde el exterior y su puesto fue ocupado por el modo feudal
de producción (ver).

Comparte este artículo