Paro forzoso crónico

PARO FORZOSO CRÓNICO:

desocupación en masa y permanente que se da en los países capitalistas
y se conserva en todas las fases del ciclo capitalista en el período
de la crisis general del sistema.

Su causa inmediata estriba en que se mecanizo y se automatiza la
producción capitalista siendo bajos sus ritmos de crecimiento, y no se
utilizan plenamente las posibilidades productivas de las empresas.

Según datos de la estadística oficial, en el mundo capitalista existen
de 8 a 10 millones permanentes de parados completos. «El mito burgués
del «pleno empleo» ha resultado ser una burla siniestra: la clase
obrera sufre constantemente a causa del paro masivo, de la inseguridad
en el mañana» (Programa del P.C.U.S.).

En la época de la crisis general del capitalismo, adquiere asimismo
carácter crónico el paro parcial, cuando muchos obreros no pueden
trabajar durante toda la semana y perciben un salario menor, que no
les basta para cubrir las necesidades de un nivel de vida normal.

En los países capitalistas crece asimismo la superpoblación agraria.
En el campo se cuentan por millones los obreros agrícolas y los
campesinos arruinados, que carecen de trabajo.

Como consecuencia del paro forzoso crónico, no llegan a utilizarse
plenamente inmensos recursos de los países capitalistas, recursos que
quedan fuera del proceso de la producción social. En manos de la
burguesía, el paro forzoso en masa sirve de poderoso medio para
intensificar la explotación de los trabajadores y conduce a un
sensible empeoramiento de su situación material, a la agudización de
las contradicciones de clase de la sociedad capitalista.

Comparte este artículo