Plusvalía absoluta

PLUSVALÍA ABSOLUTA

Es la obtenida mediante la prolongación de la jornada de trabajo
(ver), uno de los procedimientos de que se valen los capitalistas para
intensificar la explotación de los obreros.

La producción de plusvalía relativa (ver) es otro medio de aumentar el
grado de esta explotación. La creación de plusvalía absoluta
constituye la base general del sistema de explotación capitalista,
dado que es condición ineludible de dicho sistema el prolongar la
jornada laboral más allá del tiempo de trabajo necesario (ver).

El método de la plusvalía absoluta alcanzó su máxima difusión en los
estadios iniciales del capitalismo, cuando en las empresas predominaba
aún el trabajo manual. Cuando apareció y se desarrollo la gran
industria maquinizada resultó posible aumentar la plusvalía
incrementando sobre todo la productividad del trabajo. La clase
obrera, con su tenaz lucha por la reducción de la Jornada de trabajo,
logró que, por ley, se limitara considerablemente en los países
capitalistas avanzados.

Hoy, la burguesía monopolista procura obtener plusvalía absoluta
recurriendo en gran escala a los trabajos realizados en horas
suplementarias, estableciendo una jornada de trabajo
extraordinariamente prolongada para gran parte de los obreros, sobre
todo en los países coloniales y en los económicamente dependientes,
así como elevando en gran medida la intensidad del trabajo (ver).
Cuando ésta aumenta, se incrementa el consumo de trabajo por unidad de
tiempo; por consiguiente, se eleva de modo absoluto la cantidad de
trabajo sin retribuir que el capitalista se apropia.

El aumento de la intensidad del trabajo en las empresas, que equivale
a la prolongación de la jornada de trabajo, constituye un medio de
obtener plusvalía absoluta.

Comparte este artículo