Precio de producción

PRECIO DE PRODUCCIÓN

Precio de la mercancía en la economía capitalista, que es igual al
costo de producción más la ganancia media.

El precio de producción es una forma transfigurada del valor de la
mercancía. La transformación del valor en precio de producción es
resultado del desarrollo histórico de la producción capitalista. En
la producción mercantil simple y en los estadios iniciales del modo
capitalista de producción, las mercancías se vendían a precios
próximos o iguales al valor, pues las ramas de la producción se
hallaban aún poco ligadas entre sí, existían varios obstáculos para la
libre transferencia de capitales de unas a otras.

Debido al desarrollo desigual de la economía capitalista, unas ramas,
por su dotación técnica se adelantan a las otras. En las primeras, la
composición orgánica del capital (ver) es más elevada, y la cuota de
ganancia es, correspondientemente, interior a la que se da en las
otras. Ello hace que entre los capitalistas de las diferentes ramas
de producción se agudice la lucha competitiva por la aplicación más
rentable del capital (ver Competencia entre ramas de la producción).
Cada capitalista deseoso de obtener un beneficio máximo, invierte su
capital en las ramas con mayor cuota de ganancia, lo cual provoca una
constante traslación de capitales y se crean condiciones más o menos
iguales para la actividad de los capitalistas tanto en las ramas de
baja composición orgánica del capital como en las ramas en que esta
composición es alta, es decir, se forma una cuota media (general) de
ganancia (ver) para capitales de la misma cuantía.

El que los precios de producción se aparten de su valor no es óbice
para que rija la ley del valor, dado que la suma de los precios de la
producción de las mercancías siempre es igual a la suma de sus
valores. Tan sólo significa que la plusvalía producida por toda la
clase obrera se redistribuye entre los capitalistas en consonancia con
el volumen de los capitales invertidos. De la categoría de precio de
producción se sigue que toda la clase capitalista está igualmente
interesada en la explotación de toda la clase obrera. Mientras que en
la época del capitalismo premonopolista, las mercancías se venden a
precios que fluctúan en torno al valor de las mercancías, en las
condiciones del imperialismo, los grandes monopolios venden sus
mercancías a elevados precios monopolistas que tienen por base interna
el precio de producción y son sensiblemente más elevados que dicho
precio.

Comparte este artículo