Producción industrial combinada

PRODUCCIÓN INDUSTRIAL COMBINADA

Forma de concentrar la producción; estriba en unir distintas ramas
industriales en una empresa donde unos productos obtenidos sirven de
materia prima, semifabricados o materiales auxiliares para otras
producciones.

Lenin definió la esencia de la combinación industrial como la «unión,
en una empresa, de diversas ramas de la industria que constituyen
grados consecutivos de elaboración de una materia prima (por ejemplo,
fundición del mineral de hierro en arrabio, conversión del arrabio en
acero y luego, quizá, producción de tales o cuales objetos de acero) o
bien que desempeña respecto a las otras un papel auxiliar (por
ejemplo, elaboración de desechos o de productos secundarios;
producción de material de embalaje, etc.)».

En el régimen socialista, el significado económico y las ventajas de
tal combinación se hallan determinados par la propiedad social sobre
los medios de producción y por el carácter planificado de la economía
nacional. En la base de la producción industrial combinada figura la
especialización de las empresas socialistas. Sus formas principales
son: la que se basa en el aprovechamiento múltiple de la materia
prima; la que se basa en la coordinación de las fases sucesivas por
las que pasa la elaboración de la materia prima; la que se basa en el
aprovechamiento múltiple de los desechos o de la materia prima, de los
semifabricados o de la energía. En la práctica, todas estas formas se
enlazan entre sí. «La combinación de empresas afines constituye una
de las condiciones más importantes del progreso técnico y de la
organización racional del trabajo social» (Programa del P.C.U.S.).
Combinar la producción resulta de sensible eficiencia económica
gracias al aprovechamiento riguroso y racional de la materia prima, de
los semiproductos, de los desechos y de la energía. Permite organizar
la continuidad de los procesos técnicos y reducir en gran medida el
tiempo del ciclo productivo, con lo que asegura un considerable
incremento de la productividad y la reducción del costo del producto.

La producción industrial combinada crea las condiciones más favorables
para utilizar de manera racional las riquezas naturales del país, para
distribuir de manera uniforme la industria. En la U.R.S.S., las ramas
industriales en que se ha establecido con mayor amplitud la
combinación de empresas afines son la metalúrgica, la química, la
textil y la forestal-papelera. El proceso de dicha combinación, cada
día más desarrollado bajo el socialismo, facilita y racionaliza la
dirección de la industria, contribuye a crear la base material y
técnica del comunismo.

Comparte este artículo