Reproducción socialista ampliada

REPRODUCCIÓN SOCIALISTA AMPLIADA

Proceso de renovación ininterrumpida -organizada según un plan y en
aumento constante- de la producción del producto social global (ver) y
de la fuerza de trabajo, y de desarrollo de las relacione socialistas
de producción.

La reproducción socialista constituye una unidad indisoluble de la
producción, la distribución, el cambio, el consumo. En esta unidad,
la función principal y determinante corresponde al proceso de
producción.

Según el empleo económico de la producción acabada, toda la producción
social se divide en dos secciones: producción de medios de producción
y producción de artículos de consumo. Dado que se conservan las
relaciones monetario-mercantiles, la reproducción socialista del
producto social global se lleva a cabo no sólo bajo la forma natural,
sino, además, bajo la forma de valor.

En el régimen socialista, no existe antagonismo entre el carácter de
la producción y la forma de apropiación de los productos, entre la
producción y el consumo, ni entre diversas clases de la sociedad.
Ello hace posible que la producción crezca de manera incesante y
rápida y que se perfeccione sin las crisis económicas ni las
conmociones inherentes al capitalismo.

El carácter planificado de la reproducción socialista significa que el
Estado establece conscientemente, y mantiene sin cesar, la
proporcionalidad necesaria entre las secciones I y II de la producción
social con desarrollo preferente de la I, entre la industria y la
agricultura, entre las ramas de las esferas productiva y no
productiva, entre la acumulación y el consumo, etc.

En el proceso de la reproducción ampliada, dichas proporciones se
mantienen mediante los balances materiales, de trabajo y financieros
reducibles a un único balance de la economía nacional (ver). Las
proporciones de la reproducción socialista ampliada están sujetas a
cambio en dependencia de las condiciones históricas concretas del
desarrollo del país y de las tareas económicas. En el proceso en que
se crea la estructura más progresiva de la economía nacional durante
la construcción de la base material y técnica del comunismo, ha
surgido la necesidad de cambiar a fondo muchas proporciones de la
economía nacional. Sobre la base del permanente progreso técnico que
es propio del socialismo, se mejora sensiblemente la estructura de la
economía nacional elevando en gran escala el peso especifico de las
ramas más progresivas de la industria (química, electrónica, etc.),
perfeccionando la estructura del balance de combustible del país,
intensificando la producción agrícola sobre la base de la
mecanización, del vasto empleo de la química, ampliando la superficie
de regadío, aprovechando en todo lo posible los resultados de la
ciencia y de la experiencia de vanguardia. Con el ulterior
crecimiento de los fondos sociales y desarrollando por todos los
medios las formas colectivas con que se atiende a las necesidades de
la población, cambian las proporciones en la distribución del trabajo
entre la producción material y la esfera no productiva de modo que el
peso especifico de esta ultima se eleva.

La fuente de la reproducción ampliada, bajo el socialismo, es el
crecimiento de la renta nacional (ver) de la que el Estado destina
sistemáticamente una parte, en forma de inversiones básicas, a
incrementar los fondos productivos y no productivos. Crear la base
material y técnica del comunismo implica realizar inversiones básicas
de enorme volumen y exige que se eleve por todos los medios su
eficiencia, de lo que dependen, en gran parte, los ritmos y las
proporciones de la reproducción socialista ampliada del producto
social.

Una de las condiciones esenciales para que la producción socialista se
amplíe constantemente y se perfeccione consiste en preparar e
incorporar en todas las ramas de la economía nacional mano de obra
calificada, personal especializado. Ello se logra a través del
sistema estatal de reservas de trabajo, a través de una red especial
de escuelas, cursillos, instituciones de formación técnica y centros
docentes superiores. Los recursos laborales se distribuyen, según un
plan, entre las ramas de la economía nacional y las empresas.

En el proceso de la reproducción ampliada de la fuerza de trabajo se
eleva constantemente el nivel cultural y técnico de los trabajadores,
se incrementa la preparación general y especial de obreros y
empleados, se crean condiciones para ir eliminando gradualmente las
diferencias esenciales entre el trabajo intelectual y el trabajo
físico (ver).

La reproducción ampliada de las relaciones socialistas de producción
hace que, paulatinamente, se forme la propiedad comunista única de
todo el pueblo, se superen las diferencias esenciales entre la ciudad
y el campo (ver), se borren poco a poco los limites de clase entre los
obreros y los koljosianos, se consoliden cada vez más las relaciones
de colaboración amistosa y de ayuda mutua entre trabajadores libres de
toda explotación, se forme la actitud comunista ante el trabajo, se
perfeccionen las formas socialistas de distribución de los bienes
materiales y se convierten en formas comunistas. El proceso de
reproducción socialista ampliada es un proceso de incesante
consolidación de la sociedad socialista y de desarrollo hacia el
comunismo.

Comparte este artículo