Sistema capitalista de economía mundial

SISTEMA CAPITALISTA DE ECONOMÍA MUNDIAL

Conjunto de relaciones económicas entre las economías nacionales de
los países capitalistas que asegura una situación dominante a un
pequeño número de estados imperialistas.

La economía capitalista mundial queda estructurada por completo cuando
el capitalismo pasa a la fase del imperialismo (ver). Dicho sistema
acabó de formarse gracias a los progresos de la gran industria
capitalista en muchos países, a los avances registrados en la división
internacional del trabajo y en el mercado mundial, a la exportación de
capitales y a la subordinación de los países atrasados a un pequeño
grupo de estados imperialistas.

La economía capitalista mundial no constituye, en esencia, una simple
suma de unidades económicas nacionales, sino un sistema mundial de
subordinación financiera y de explotación de los países coloniales,
dependientes y económicamente poco desarrollados, por un puñado de
potencias capitalistas «avanzadas».

La división capitalista internacional del trabajo condena a los países
atrasados a no liberarse de su condición de apéndices agrarios
abastecedores de materias primas respecto a los estados imperialistas.
El mercado capitalista mundial y las relaciones crediticias son
eslabones importantes de la economía capitalista mundial en la esfera
de la circulación.

Constituyen rasgos característicos del mercado capitalista mundial su
carácter anárquico y el intercambio no equivalente entre los países
industrialmente desarrollados y los agrarios, en detrimento de estos
últimos. En las condiciones de la crisis general del capitalismo, en
el periodo en que se hunde el sistema colonial del imperialismo, los
monopolios procuran conservar los debilitados nexos de la economía
capitalista mundial recurriendo a nuevas formas de sujeción y dominio,
mediante diferentes tipos de organizaciones monopolistas de Estado
(«Mercado Común») y el neocolonialismo (ver).

En las condiciones actuales, se dice en el Programa del P.C.U.S, «la
liquidación del régimen capitalista en un numeroso grupo de países, el
desarrollo y el reforzamiento del sistema socialista mundial, la
desintegración del sistema colonial y el hundimiento de los viejos
imperios, el desplome -iniciado ya- de la estructura económica
colonial de los países liberados, la ampliación de los lazos
económicos entre estos países y el mundo socialista, todo ello ahonda
la crisis de la economía capitalista mundial». Agudas contradicciones
desgarran el sistema capitalista de economía mundial; en su seno se
libra una encarnizada lucha competitiva entre los estados
imperialistas y también entre los monopolios internacionales por los
mercados, por las esferas de inversión de capitales y por la obtención
de elevadas ganancias.

Bajo los golpes del movimiento obrero revolucionario y de la lucha de
liberación nacional, se van desgajando del sistema capitalista mundial
un país tras otro, y estos países emprenden la edificación del
socialismo y forman el sistema socialista de economía mundial (ver).
Hasta el hundimiento definitivo del imperialismo, la mejor política
que ha de presidir las relaciones entre estos dos sistemas de economía
mundial es la que se inspira en el principio de la coexistencia
pacífica y en la emulación económica.

Comparte este artículo