Tiempo de trabajo socialmente necesario

TIEMPO DE TRABAJO SOCIALMENTE NECESARIO:

tiempo que se necesita para elaborar una mercancía en las condiciones
de producción socialmente normales.

En la economía mercantil basada en la propiedad privada, la magnitud
del tiempo de trabajo socialmente necesario para elaborar un producto
se establece espontáneamente en el curso de la competencia entre los
productores de mercancías.

El tiempo de trabajo socialmente necesario determina la magnitud del
valor de la mercancía. Los capitalistas en cuyas empresas el tiempo
individual de trabajo es menor que el socialmente necesario perciben,
además de la ganancia habitual, una plusvalía extraordinaria (ver).
Los fabricantes que producen una mercancía sobre la base de un tiempo
individual de trabajo mayor que el socialmente necesario, sufren
perdidas y se ven obligados a mejorar la técnica de la producción, a
elevar la productividad del trabajo. En caso contrario, se arruinan.
Resulta, pues, que en el capitalismo, la contradicción entre el tiempo
individual de trabajo y el tiempo de trabajo socialmente necesario
presenta un carácter irreconciliable, antagónico.

En la economía socialista, la magnitud del tiempo de trabajo
socialmente necesario se forma bajo la acción planificada del Estado.
Debido al crecimiento incesante de la productividad del trabajo
social, se crean condiciones para reducir sistemáticamente, según un
plan, el tiempo de trabajo socialmente necesario. Bajo el socialismo
las contradicciones entre el tiempo individual de trabajo y el tiempo
de trabajo socialmente necesario se resuelven de manera planificada.
Las empresas en que el tiempo individual de trabajo es superior al
socialmente necesario, elevan su productividad introduciendo
maquinaria moderna, mejorando la organización, y así alcanzan el nivel
del tiempo de trabajo socialmente necesario.

Comparte este artículo