Trabajo necesario

TRABAJO NECESARIO:

trabajo que invierte el obrero de la producción material para crear el
producto necesario (ver).

En el régimen de la comunidad primitiva, con su rendimiento del
trabajo extremadamente bajo, toda la jornada de trabajo se consagraba
al trabajo necesario, que proporcionaba al hombre los medios de vida
indispensables. En el régimen esclavista, en el feudal y en el
capitalista, gracias al crecimiento de la productividad del trabajo,
el trabajo necesario requiere sólo una parte de la jornada laboral, y
la parte restante constituye el plustrabajo, que se utiliza para
enriquecer a los explotadores. Estos procuran reducir el trabajo
necesario rebajar el nivel de vida de los trabajadores y aumentar el
plustrabajo, con lo cual la explotación de los trabajadores se
intensifica.

En las condiciones del capitalismo moderno la duración del trabajo
necesario es sensiblemente menor que la magnitud del plustrabajo. La
división del trabajo en necesario y adicional, bajo el capitalismo, se
enmascara con la forma del salario, que aparece en la superficie de
los fenómenos como remuneración de todo el trabajo del obrero
asalariado. En realidad, el salario corresponde tan sólo al valor del
producto nuevo creado por el obrero en el transcurso del trabajo
necesario, y la magnitud del salario oscila en torno al valor de la
fuerza de trabajo (ver).

En la sociedad socialista, entre el trabajo necesario y el plustrabajo
no existen contradicciones antagónicas. Dado que la división del
trabajo en trabajo necesario y plustrabajo, bajo el socialismo,
excluye las relaciones de explotación, significa que en una parte se
invierte trabajo (necesario) para crear el producto que satisface las
necesidades personales del trabajador, y es, el transcurso de la otra
parte, se crea el producto para satisfacer las necesidades de toda la
sociedad.

Comparte este artículo