Formas del valor

DEP-BZM

FORMAS DEL VALOR

Formas en que se expresa el valor (ver) de las mercancías en las
diversas etapas del proceso histórico de desarrollo de la producción
mercantil.

Se distinguen las siguientes formas del valor: 1) la simple o
fortuita; 2) la total o desarrollada; 3) la general, y 4) la forma
dinero del valor.

La forma simple o fortuita del valor es, histórica y lógicamente, la
primera forma en que se expresa el valor de una mercancía y
corresponde a la etapa inicial del desarrollo de la producción
mercantil. Puede expresarse mediante la ecuación: x mercancía A = y
mercancía B. Esta forma es simple porque el valor de una mercancía se
expresa en una mercancía sola. Es fortuita porque la mercancía que
expresa el valor se determina casualmente, dado el poco desarrollo de
la producción mercantil. En la forma simple del valor están presentes
dos mercancías: una (la mercancía A), cuyo valor se expresa, y otra
(la mercancía B), que sirve para expresar el valor. La primera
mercancía se encuentra en la forma relativa del valor; la segunda, en
la forma equivalente.

Tres peculiaridades caracterizan la forma equivalente del valor: 1) el
valor de uso se convierte, en este caso, en expresión de su contrario:
el valor; 2) el trabajo concreto invertido en la producción del valor
de uso de una mercancía -del equivalenteaparece como expresión del
trabajo abstracto invertido en la producción de otra mercancía (la
mercancía A); 3) el trabajo del productor privado que crea la
mercancíaequivalente (la mercancía B) aparece en calidad de trabajo
social.

La forma total o desarrollada del valor va sustituyendo a la forma
simple a medida que se desarrolla el intercambio mercantil y éste
adquiere un carácter más o menos regular. Con la forma total del
valor, la misma mercancía empieza a expresar su valor en muchas
mercancías y no en una sola:

En la forma total del valor resulta aun más palmaria la base única del
mundo de las mercancías: el trabajo invertido en la producción de las
mercancías. La forma general del valor es resultado del ulterior
desarrollo de la producción mercantil, desarrollo que conduce a la
separación de una mercancía por la que se cambian, con la mayor
frecuencia, todas las demás. Con la forma general del valor, todas
las mercancías empiezan a expresar su valor en una mercancía
determinada:

En este caso, una mercancía (la mercancía E) expresa el valor de todas
las demás mercancías y constituye el equivalente general (ver). De
este modo, todas las mercancías reciben una forma única de expresión
del valor. El equivalente general aparece como materialización
directa del trabajo social. Cualquier mercancía puede desempeñar la
función de equivalente general, e históricamente la han desempeñado
diferentes mercancías (sobre todo, el ganado), mas poco a poco tal
función se ha ido fijando en una sola mercancía, que se ha convertido
en dinero.

En sustitución de la forma general del valor aparece la forma dinero
del valor. El dinero (ver), equivalente general, es una mercancía
especial a cuyo valor de uso se ha adherido sólidamente la forma
equivalencial del valor.

Comparte este artículo