Superpoblación relativa

DEP-BZM

SUPERPOBLACIÓN RELATIVA

Relativo sobrante de población obrera bajo el capitalismo en
comparación con la demanda de fuerza de trabajo por parte de los
capitalistas.

Con la acumulación del capital (ver), con el crecimiento de su
composición orgánica, es decir, con el aumento relativo de la parte
constante del capital en comparación con su parte variable, se reduce
la demanda de fuerza de trabajo, pues dicha demanda es determinada
exclusivamente por la parte variable del capital.

La acumulación del capital produce constantemente una relativa
población obrera sobrante (paro forzoso) superflua en comparación con
la necesidad que de ella tiene el capital.

En la sociedad burguesa, contribuyen a aumentar el volumen de la
superpoblación relativa el perfeccionamiento de la técnica, el aumento
de la intensidad del trabajo de la parte de la clase obrera que tiene
empleo, así como la utilización en gran escala del trabajo de mujeres
y niños en las empresas capitalistas.

El paro forzoso no es sólo un producto de la producción capitalista,
sino, además, una condición obligatoria de la existencia del
capitalismo, un acompañante suyo inexcusable, sin el cual la
producción capitalista no podría existir ni desarrollarse. Los
capitalistas, aprovechándose de la desocupación elevan la intensidad
del trabajo de los obreros ocupados, les reducen el salario.

La superpoblación relativa presenta tres formas: superpoblación
flotante (ver), superpoblación agraria (ver) y superpoblación
estancada (ver). Estas tres formas de superpoblación constituyen el
ejército industrial de reserva. A él se suman los mendigos, los
vagabundos, el lumpen proletariado, etc., gente arrojada de la
producción, destrozada física y moralmente por el capitalismo.

El aumento del volumen de la superpoblación relativa es una prueba de
que la situación de los trabajadores empeora y de que se agudizan las
contradicciones del capitalismo.

En el régimen capitalista, no es posible acabar con el paro forzoso.
Las «teorías» de los apologistas del capitalismo sobre la «plena
ocupación» de los obreros son tentativas de velar las contradicciones
de clase y adormecer la conciencia de las masas trabajadoras.

El problema de la superpoblación relativa en todas sus formas puede
resolverse -y, como demuestra la experiencia, se resuelve- únicamente
después de sustituir el capitalismo por el socialismo.

Comparte este artículo