Analogía del ente

Analogía del ente

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

Diccionario filosófico · 1965:13

Analogía del ente

(Del latín analogia entis.) Concepto metodológico central en la
filosofía católica (Neotomismo, Escolástica, Tomismo, Tomas de
Aquino). La analogía del ente implica que todo ser (trátese de un
objeto material, de un fenómeno o de una idea) es parecido a otro y,
al mismo tiempo, es distinto de él. Partiendo de este principio, la
filosofía católica establece la escala jerárquica del ente. Por
cuanto en la analogía del ente se considera que lo primario y
determinante es la semejanza, la unidad, según la metafísica
escolástica (Tomás de Aquino; entre los escolásticos modernos, Erich
Przywara y otros), la causa, la fuente inicial de la multiplicidad
cualitativa del ente no puede ser más que una fuerza exterior,
sobrenatural: Dios, en quien coinciden todas las diferencias. De este
modo, en el concepto de analogía del ente se da carácter absoluto a la
identidad, a la semejanza de objetos” y fenómenos, mientras que sus
diferencias cualitativas se reducen a cuantitativas. Dicho concepto
fue introducido en la escolástica medieval. Los escolásticos de
nuestros días tienen a la analogía del ente por antípoda de la unidad
dialéctica de contrarios (Unidad y lucha de contrarios, ley de la).

No figura en el Diccionario marxista de filosofía · 1971

Diccionario de filosofía · 1984:15-16

Analogía del ser

(lat. analogia entis): concepto metodológico central de la filosofía
católica (Neotomismo, Escolástica, Tomismo, Tomás de Aquino). La
analogía del ser significa que todo ente (objeto material o fenómeno,
idea) es semejante a otro ente y, a la vez, distinto de él. Con
arreglo a este principio se construye la escalera jerárquica del ser.
Por cuanto lo primario, lo determinante en la analogía del ser se
considera la semejanza, la unidad, por tanto la causa, la fuente
originaria de la diversidad cualitativa del ser, según la metafísica
escolástica (Tomás de Aquino, y en la contemporánea, E. Przywara y
otros), sólo puede ser la fuerza exterior, supranatural, Dios, en el
que coinciden todas las diferencias. Así pues, en el concepto de
analogía del ser se absolutizan la identidad y la semejanza de los
objetos y fenómenos, y sus diferencias cualitativas se reducen a las
cuantitativas. Este concepto fue introducido en la escolástica
medieval. Los escolastas de hoy proclaman la analogía del ser
antípoda de la unidad dialéctica de los contrarios.

Comparte este artículo