Clase obrera

Clase obrera

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

No figura en el Diccionario filosófico · 1965

Diccionario de filosofía · 1984:67-68

Clase obrera

Una de las clases principales de la sociedad de nuestros días y fuerza
propulsora fundamental del proceso revolucionario de transición del
capitalismo al socialismo y comunismo. En el contexto del
capitalismo, la clase obrera constituye la clase de los trabajadores
asalariados, que están privados de los medios de producción, venden su
fuerza de trabajo y son explotados por el capital (forman el
proletariado). En la sociedad socialista, la clase obrera es la clase
de los trabajadores de las empresas socialistas pertenecientes a todo
el pueblo y constituye la fuerza rectora de la sociedad. El
marxismo-leninismo demostró que la clase obrera, en unión con todos
los trabajadores, está llamada a cumplir la misión histórica del
derrocamiento revolucionario del capitalismo y la edificación de la
sociedad comunista sin clases. Este papel de la clase obrera está
determinado por su situación objetiva en el sistema de la gran
producción social, cuyo desarrollo lleva al crecimiento de la
composición numérica, la organización y la solidaridad de la clase
obrera y a que ésta tome conciencia de sus intereses (su
transformación, de la “clase en sí”, en “clase para sí”). En el
devenir de la clase obrera y su desarrollo organizativo, político e
ideológico corresponde un gran papel a la actividad de su vanguardia:
el partido político revolucionario que une el socialismo y el
movimiento obrero. La lucha de la clase obrera contra la burguesía
atraviesa distintas etapas –desde la resistencia pasiva hasta el
combate político consciente– y se despliega en formas económica,
política e ideológica. A despecho de las concepciones de los
ideólogos burgueses y los adeptos del reformismo y el revisionismo, en
las que se afirma que el proletariado desaparece, absorbiéndose por la
“clase media única”, o se integra en el sistema capitalista y pierde
su papel revolucionario, en realidad crecen las filas de la clase
obrera y su fuerza y prestigio en la lucha por los intereses de los
trabajadores, por los verdaderos intereses de la nación. Las
exigencias que plantea el desarrollo de la producción, sobre todo
durante la revolución científico-técnica, así como las conquistas
sociales de la clase obrera, conducen al crecimiento de sus
necesidades e intereses, de su cultura y actividad. La clase obrera
ejerce una influencia cada vez mayor sobre el desarrollo de la
sociedad. Bajo los efectos del progreso técnico y científico se
complejiza la composición de la clase obrera, que amplía sus filas
incluyendo, además de los obreros industriales y agrícolas, también el
grueso de los trabajadores asalariados de la esfera de la circulación
y los servicios, así como los trabajadores intelectuales. La clase
obrera de los países capitalistas lucha por profundas transformaciones
democráticas en el dominio de la economía y la política. Además, se
hace cada vez más imperiosa la necesidad de la acción unitaria de los
distintos destacamentos de la clase obrera, la unificación de los
esfuerzos de todos los trabajadores en la lucha antimonopolista y el
fortalecimiento de la solidaridad proletaria internacional. En las
condiciones del socialismo cambia radicalmente la situación de la
clase obrera, que suprime las condiciones proletarias de su existencia
y se convierte en principal fuerza de la edificación del socialismo y
el comunismo. La clase obrera realiza su actividad creadora bajo la
dirección del partido marxista-leninista y en estrecha alianza con
todos los trabajadores. Crecen constantemente el nivel profesional,
cultural y de instrucción de la clase obrera, su conciencia política,
lo cual se expresa en el aumento de su papel en todas las esferas de
la vida social. En la sociedad socialista desarrollada se fortalece
cada vez más la alianza de la clase obrera, el campesinado y la
intelectualidad, la cual se basa en su naturaleza socialista única, en
la comunidad de concepción del mundo y de objetivo y en la creciente
homogeneidad social de la sociedad. La clase obrera de los países
socialistas constituye la vanguardia en la lucha liberadora de la
clase obrera internacional, cuyos diversos destacamentos están unidos
por la comunidad de sus intereses de clase cardinales.

Comparte este artículo