Reflexión

Reflexión

Diccionario filosófico marxista · 1946:260-261

(Del latín: “reflexus”, reflejo.) La reflexión es un término empleado
por la gnoseología en la filosofía burguesa. Locke lo emplea para
señalar una de las dos fuentes del conocimiento humano, el cual, a su
juicio, se forma, de un lado, con las sensaciones provocadas por la
acción de los objetos exteriores sobre nuestros órganos de los
sentidos, y, del otro lado, con la actividad observadora de nuestra
alma. A esta percepción de “la actividad interna de nuestra alma” la
llama Locke reflexión. La admisión de la reflexión como una forma
autónoma del conocimiento, paralela e independientemente de la
experiencia material, fue por parte de Locke una concesión al
idealismo. La noción de reflexión desempeña un importante papel en la
filosofía de Hegel, quien la explica de la siguiente manera:
“Empleamos la expresión ‘reflexión’, ante todo, en relación a la luz
que en su movimiento rectilíneo, al tropezar con un espejo, se refleja
y se nos presenta como algo duplicado: en primer término; como algo
inmediato, existente, y, en segundo término, esto mismo, pero
mediatizado o supuesto. Pues así ocurre también cuando reflexionamos
sobre un objeto cualquiera o (como suele decirse) meditamos sobre él;
por cuanto aquí el objeto precisamente no se nos da a conocer como
algo inmediato, deseamos conocerlo como mediatizado”. El ser es
inmediato, pero nuestro conocimiento no se contenta con ello y aspira
a penetrarlo totalmente para llegar hasta su fundamento, hasta su
esencia. “Solamente cuando el conocimiento, escribe Hegel, rebasando
el ser inmediato, ahonda en su interior, encuentra a través de esta
mediatización su esencia”. En la sección sobre la esencia, Hegel
examina las categorías tan importantes como la identidad y la
diferencia, lo esencial y lo no esencial, la esencia y la apariencia,
la forma y el contenido, &c. Hegel subraya que si la reflexión del
entendimiento ve en las categorías indicadas determinaciones
autónomas, anquilosadas, para la dialéctica, la verdad de las
determinaciones de la reflexión “sólo consiste en su correlación y,
con ello, en que ambas en su propio concepto se contienen mutuamente”.
Así, Hegel opone al “entendimiento reflector”, que separa la forma del
contenido, considerando a este último como lo esencial y autónomo, y a
la primera, por el contrario, como lo no esencial y no autónomo, la
afirmación, de que “en realidad ambos son igualmente esenciales”; que
las categorías de forma y contenido están indisolublemente
relacionadas y pasan la una en la otra; que no hay contenido informe,
que la forma tiene siempre un contenido y éste tiene siempre una
forma.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:439

Término empleado en la gnoseología burguesa. Según Locke (ver), el
conocimiento comprende, por una parte, las sensaciones que resultan de
la acción de los objetos exteriores sobre nuestros órganos de los
sentidos y, por otra, la observación de la actividad de nuestra alma.
Locke llama reflexión a esta percepción de la “actividad interior de
nuestra alma”, género autónomo del conocimiento que existiría al lado
e independientemente de la experiencia material, lo que constituye una
concesión al idealismo. Para Hegel (ver), la reflexión es un
conocimiento mediato, un reflejo de la esencia de un fenómeno.

Diccionario filosófico · 1965:394

(del latín “reflexio”: vuelta hacia atrás.)

  1. Término de gran aplicación en la filosofía premarxista; denotaba
    el acto de reflejar y también la investigación del acto cognoscitivo.
    Poseía contenido distinto en los diferentes sistemas. Locke
    consideraba la reflexión como fuente de un saber especial cuando la
    observación se dirigía hacia los actos interiores de la conciencia, en
    tanto que la sensación tenía por objeto las cosas exteriores. Para
    Leibniz, la reflexión no es otra cosa que la atención hacia aquello
    que en nosotros sucede. Según Hume, las ideas son reflexiones acerca
    de impresiones recibidas desde el exterior. Para Hegel, la reflexión
    es la imagen recíproca de una cosa en otra, por ejemplo, en la esencia
    del fenómeno.
  2. Reflexión. Acción de dirigir la conciencia hacia uno mismo,
    reflexionar sobre el propio estado psíquico.

Diccionario de filosofía · 1984:366

(latín reflexio.) Término que designa el reflejo, así como la
investigación del acto cognoscitivo. Su contenido ha variado en los
diferentes sistemas filosóficos. Para Leibniz, la reflexión no es
sino la atención a lo que ocurre en nosotros. A modo de ver de Hegel,
la reflexión es el reflejo mutuo de una cosa en la otra, por ejemplo,
en la esencia del fenómeno. El término “reflexionar” significa
dirigir la conciencia hacia sí misma, meditar uno sobre el propio
estado psíquico.

Comparte este artículo