Situación límite

Situación límite

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

Diccionario filosófico · 1965:428

(alemán: Grenzsituation.) Categoría de la teoría ética de Jaspers.
Las situaciones-límite (miedo, sufrimiento, culpabilidad, lucha,
insatisfacción, muerte y otras) crean, según Jaspers, los marcos de la
vida espiritual interior del hombre y de su actividad práctica, forman
los “límites” de la existencia, más allá de los cuales se extiende la
“nada”. Como quiera que las situaciones-límite tienen un carácter de
fatalidad y de universalidad, el hombre no puede evitarlas; su
superación significa la pérdida de la “existencia”. Cree Jaspers que
el hombre puede tomar una resolución auténticamente moral para actuar
si ha comprendido el carácter fatal de las situaciones-límite. La
teoría de las situaciones-límite desmoraliza al ser humano, le condena
a la abulia y el pesimismo.

Diccionario de filosofía · 1984:397-398

(alemán die Grenzsituation.) Concepto de la filosofía de Jaspers. La
situación límite –muerte, sufrimiento, temor, culpa, lucha– pone al
hombre en la línea divisoria entre el ser y el no ser. Al caer en una
situación límite el hombre se libera, según Jaspers, de todo los
convencionalismos, normas externas y criterios generalmente aceptados,
que lo aherrojaban antes y que caracterizan la esfera “Man”, y de este
modo se concibe a sí mismo como existencia. Al permitir al hombre que
pase del ser “no auténtico” al auténtico, la situación límite lo
arranca de las trabas de la conciencia común, lo cual, según el
existencialismo, no es capaz de hacer el pensamiento teórico,
científico. Todo lo que constituía antes el sentido de la vida del
hombre aparece ante él en la situación límite como ser ilusorio, como
mundo de las apariencias; en tal situación, el hombre empieza a
comprender que este mundo lo separaba supuestamente del ser real,
trascendente respecto al mundo empírico. De este modo la situación
límite permite a la personalidad entrar en contacto con la
trascendencia, con Dios.

Comparte este artículo