Taoísmo

Taoísmo

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

Diccionario filosófico · 1965:447-448

Taoísmo

Doctrina sobre el “tao” o “camino” (de las cosas); surgió en China, en
los siglos VI-V a.n.e. Se considera como su fundador a Lao-tse, cuyas
ideas fundamentales se hallan expuestas en el libro Tao te king.
Todas las cosas nacen y se transforman gracias a su propio “camino”:
“tao”. En el mundo no existen cosas invariables y en el proceso de su
cambio todas ellas se convierten en su contrario. El hombre ha de
atenerse al carácter natural de las cosas, ha de renunciar a las
lucubraciones sabihondas. El taoísmo se manifestaba contra el dominio
y la opresión, exhortaba a volver a la primitiva vida en común.
Fueron importantes taoístas Yan Chu, Sun Tsian, Yu Ben, Chuán-tsi,
todos ellos de los siglos IV-III a.n.e. La observación de las leyes
naturales (tao) de la vida, según Yan Chu, conduce al hombre a
“conservar su naturaleza en su integridad”. Sun Tsian y Yu Ben, a su
vez, consideran que la observación de dichas leyes también es
necesaria para que el hombre entre en posesión de la sabiduría y
llegue al conocimiento de la verdad; creían que el alma del hombre
consta de finísimas partículas materiales, “tsin tsi”, que llegan y
parten en dependencia de la “limpieza” o “suciedad” de nuestro órgano
del pensar (“sin”). En Chuan-tsi, junto a la ingenua concepción
materialista del mundo, se formulan principios idealistas en el
sentido de que la verdad objetiva no existe, la vida es una ilusión,
mientras que el ser verdadero radica en el tao eterno, que existe por
sí mismo. Estas ideas de Chuan-tsi constituyeron una de las fuentes
ideológicas que dieron origen a la formación de la religión taoísta,
en la linde de nuestra era. (Es necesario distinguir del taoísmo como
doctrina religiosa, la filosofía taoísta.) Posteriormente, las ideas
racionales de la filosofía del taoísmo fueron desarrolladas en las
doctrinas de los materialistas chinos (Van Chun y otros).

Diccionario de filosofía · 1984:103-104

Daoísmo (taoísmo)

Doctrina, del dao, o “camino” (de las cosas), que surgió en China en
los siglos 6-5 a. n. e. Se considera que el fundador del daoísmo
era Laozi (siglos 6-5 a. n. e.), filósofo antiguo chino, que llamaba
a seguir a la naturaleza y vivir una vida natural; en la época Tang
(siglos 7-9) fue canonizado como santo. Sus principales ideas están
expuestas en el libro Dao de jing (Tao Te-King). Todas las cosas
nacen y cambian gracias a su propio “camino”: dao. En el mundo no
existen cosas inmutables, y en el proceso de su cambio, todas ellas se
convierten en su contrario. El hombre debe seguir la naturalidad de
las cosas y renunciar a filosofar. El daoísmo se pronunciaba contra
el dominio y la opresión y llamaba a retornar a la vida comunitaria
primitiva. Notables adeptos del daoísmo eran Yang Zhu, Yin Wen y
Zhuanzi (Chuang-tse), que vivían en los siglos 4-3 a. n. e. La
observancia de las leyes naturales (dao) de la vida, según Yang Zhu,
permitirá al hombre “conservar intacta su naturaleza”, y según Yin
Wen, es necesaria también para que el hombre adquiera sabiduría y
conozca la verdad. Este último filósofo estimaba que el alma del
hombre está compuesta de finísimas partículas materiales, que llegan y
se van en dependencia de la “pureza” o “impureza” de nuestro órgano de
pensamiento (xin, o sin). En calidad de objeto del conocimiento,
Zhuanzi promovió la dialéctica de lo único y lo múltiple, de lo
absoluto y lo relativo, de lo constante y lo mutable. Pero tendía a
absolutizar lo único en lo múltiple, el reposo en el movimiento,
trataba de aislar el dao de las cosas, lo cual constituyó la base
ideológica de su teoría de la “inacción”, que fue una de las fuentes
ideológicas de la formación de la religión del daoísmo a principios de
nuestra era (hay que diferenciar entre la filosofía del daoísmo y el
daoísmo como religión).

Comparte este artículo