Teoría del interés

Teoría del interés

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

No figura en el Diccionario filosófico · 1965

Diccionario de filosofía · 1984:232

Teoría del interés

Orientación en la axiología y la ética burguesas modernas, que surgió
en los años 20 en el marco del naturalismo y que es afín al
pragmatismo. Los partidarios de dicha teoría –R. Perry (EE.UU.), F.
Tennant (Inglaterra) y otros– definen la importancia que para el
hombre tienen los objetos y fenómenos de la realidad (su valor,
comprendido el moral), partiendo no del papel objetivo que desempeñan
en la sociedad, sino de la actitud subjetiva que mantiene hacia ellos
el hombre, de su interés. El interés mismo se entiende de modo
puramente psicológico, como apetencia, disposición, inclinación,
simpatía, amor (o, por el contrario, como aversión, antipatía, odio),
que experimentan los hombres. Se hace caso omiso, en el fondo, del
condicionamiento social de los intereses por el modo de actividad
vital del hombre y por las leyes objetivas del desarrollo histórico.
Esto conduce a la interpretación subjetivista de la naturaleza de los
valores. La moralidad se entiende en el espíritu liberal burgués,
como medio de concordación y conciliación de los intereses
particulares; el bien, como lo que se corresponde con la suma máxima
de intereses individuales, y el deber, en el espíritu del
utilitarismo: actúe de modo necesario para satisfacer el máximo de las
apetencias y aspiraciones existentes en la sociedad dada. Así pues,
el fin histórico de la moralidad –la superación de la hostilidad de
los intereses mediante la transformación de la sociedad y la
satisfacción de los intereses cardinales de todo el género humano– se
reduce al nivel de un programa político de compromiso y oportunismo y
se suplanta por la tarea de disminuir las contradicciones y de lograr
el acuerdo entre los competidores.

Comparte este artículo