Yin y Yang

Yin y Yang

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

Diccionario filosófico · 1965:490

Conceptos fundamentales de la antigua filosofía china. En un
principio, el yin y el yan servían para expresar los principios
luminoso y oscuro, duro y blando, masculino y femenino de la
naturaleza. A medida que la filosofía china se fue desarrollando, el
yin y el yan pasaron a simbolizar, cada vez más, la interacción de
contraposiciones extremas, las más tajantes: luz y tinieblas, día y
noche, sol y luna, cielo y tierra, calor y frío, positivo y negativo,
etc. El yin y el yan alcanzaron un significado extraordinariamente
abstracto en los esquemas especulativos del neoconfucianismo, sobre
todo en la doctrina del li o ley absoluta. La concepción acerca de la
interacción de las fuerzas polares yin y yan, vistas como las
principales fuerzas cósmicas del movimiento, como causas iniciales de
la constante variabilidad de la naturaleza, forma el contenido capital
de la mayor parte de los esquemas dialécticos elaborados por los
pensadores chinos. La doctrina sobre el dualismo de las fuerzas yin y
yan constituye un elemento que no puede faltar en las construcciones
dialécticas de la filosofía china. Las representaciones concernientes
al yin y yan encontraron asimismo diversa aplicación para formular las
bases teóricas de la medicina, música, química, etc., chinas.

No figura en el Diccionario marxista de filosofía · 1971

Diccionario de filosofía · 1984:453

Conceptos fundamentales de la filosofía antigua china. En el “Libro
de los cambios” (“Itzin”), yang y yin servían para expresar los
principios claro y oscuro, duro y suave, masculino y femenino en la
naturaleza. En el proceso de desarrollo de la filosofía china, yang y
yin simbolizaban cada vez más la interacción de los contrarios
extremos: luz y oscuridad, día y noche, cielo y Tierra, Sol y Luna,
calor y frío, positivo y negativo, etc. Yin y yang recibieron un
significado abstracto en extremo en los esquemas especulativos del
neoconfucianismo, sobre todo en la doctrina de la li (ley absoluta).
La concepción de la interacción de las fuerzas polares (yin y yang),
que se consideran como principales fuerzas cósmicas del movimiento,
como causas primeras de la ininterrumpida mutabilidad en la
naturaleza, constituye el principal contenido de la mayoría de los
esquemas dialécticos de los pensadores chinos. La doctrina del
dualismo de las fuerzas yin y yang fue elemento imprescindible de las
construcciones dialécticas en la filosofía china. Las
representaciones sobre yin y yang hallaron aplicación diversa también
en la elaboración en China de las bases teóricas de la medicina, la
química, la música, etc.

Comparte este artículo