BAKUNIN, Mijail

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

Diccionario filosófico abreviado · 1959:38-39

Mijail Alexandrovich Bakunin (1814-1876)

Anarquista, enemigo del marxismo y del socialismo científico.
Idealista hegeliano, alejado de la política en su juventud, se inclina
poco a poco hacia el radicalismo pequeño-burgués. En 1840 parte por
primera vez al extranjero. Sus concepciones anarquistas se dibujan
con precisión durante la década del sesenta, luego de su segunda
emigración después de su fuga de Siberia. En 1872 fue excluido de la
I Internacional por sus ataques anarquistas contra el marxismo como
teoría y táctica del movimiento obrero. Las ideas filosóficas y
sociológicas de Bakunin, sobre las cuales fundaba su anarquismo,
constituían una mezcla de materialismo (su concepción de la
naturaleza), de idealismo y de metafísica (su concepción de la
sociedad). Como lo indicaban Marx y Engels, la teoría anarquista de
Bakunin era de un eclecticismo extremo. Su visión de la sociedad
futura asocia la idea de la propiedad colectiva, rasgo característico
de la sociedad comunista, a la idea anarquista proudhoniana de la
libertad absoluta del individuo, que presenta para él el objetivo
supremo de la evolución de la humanidad. Bakunin toma de Saint-Simon
(ver) la idea de la abolición del derecho de herencia de la cual hace
el punto de partida de la reconstrucción social. Bakunin agrega a
esta mezcla la idea de la igualdad política, económica y social de las
clases. Marx sometió esta ficción burguesa a una crítica implacable;
mostró que el “igualitarismo social” no constituía otra cosa que la
idea de la “armonía entre el capital y el trabajo”. Lo que Bakunin
toma sobre todo de Proudhon, es la negación anarquista del Estado y de
la lucha política. “Bakunin tiene una teoría original, que es una
mezcolanza de proudhonismo y comunismo. Por cierto, el punto básico
de su proudhonismo es la idea de que el mal más grave, con el que hay
que acabar, no es el capital, no es, por tanto, el antagonismo de
clase que el desarrollo social crea entre los capitalistas y los
obreros asalariados, sino el Estado”. (Carta de Engels a T. Cuno, en
Marx/Engels, Obras escogidas, t. II, p. 439, Ed. esp., Moscú,
1952).

Bakunin atacaba encarnizadamente la doctrina de Marx sobre la lucha de
clases y la dictadura del proletariado. A la lucha política de los
obreros por su dictadura, instrumento de construcción de la sociedad
comunista, oponía la “lucha social”, la “revolución social”, que
consideraba como la “destrucción inmediata del Estado”, como la
“rebelión” espontánea de los elementos desclasados y el campesinado
que abriría de un solo golpe, según la observación sarcástica de Marx,
la puerta del “paraíso anarquista-ateísta-comunista”. Bakunin negaba
la necesidad de que Rusia pasara por la etapa del capitalismo. Su
doctrina constituyó una fuente de inspiración del populismo (ver).
Marx y Engels hicieron una crítica demoledora de la teoría de Bakunin
y de su actividad desorganizadora dentro del movimiento obrero
europeo, poniendo al desnudo la esencia pequeño-burguesa del
bakuninismo, enemigo del socialismo proletario. Lenin y Stalin
condenaron definitivamente la teoría y la práctica del anarquismo, y
en sus obras, desenmascaran a los anarquistas como los enemigos del
marxismo que se cubren con la bandera socialista.

Diccionario filosófico · 1965:38

Mijaíl Alexándrovich Bakunin (1814-1876)

Revolucionario ruso pequeñoburgués, ideólogo del anarquismo; en
filosofía, ecléctico. De origen noble. En 1836-40 vivió en Moscú y
se interesó por Fichte y Hegel, interpretando en sentido conservador
la filosofía de este último («Discursos estudiantiles de Hegel.
Prólogo del traductor», 1838). Emigrado en 1840, se acercó a los
jóvenes hegelianos («Reacción en Alemania», 1842). Participó, en
Praga y en Dresden, en la revolución de 1848-49. Fue encarcelado en
1851 y deportado a Siberia en 1857. Se evadió en 1861. A partir de
este año, vivió en Europa Occidental, colaboró con Herzen y Ogariov,
tomó parte activa en la organización del movimiento anarquista, luchó
contra el marxismo en la I Internacional, de la que fue expulsado en

el ano 1872. Murió en Berna. La teoría de Bakunin adquirió su forma
definitiva a fines de la década de 1860 («Estatismo y anarquía», 1873,
y otras obras). Bakunin parte de la idea de que el principal opresor
de la humanidad es el Estado, apoyado en la ficción de Dios. La
religión es una «locura colectiva» un producto monstruoso de la
conciencia de las masas oprimidas; la Iglesia, «una especie de taberna
celestial» en la que el pueblo se esfuerza por olvidar su diario
infortunio. Para llevar a la humanidad al «reino de la libertad» es
necesario, ante todo, «hacer saltar» el Estado y excluir el principio
de autoridad de la vida del pueblo. Creyendo ciegamente en los
instintos socialistas y en la inagotabilidad del espíritu
espontáneamente revolucionario de las masas del pueblo, en primer
lugar de las masas campesinas y del lumpemproletariado, Bakunin negaba
la necesidad de que la revolución tuviera que ser preparada y se
lanzaba a aventuras revolucionarias. No comprendía la importancia de
la teoría científica de la sociedad, se manifestaba contra la teoría
marxista de la lucha de clases y acerca de la dictadura del
proletariado. Las ideas anarquistas de Bakunin alcanzaron bastante
difusión entre los populistas rusos de la década de 1870 así como en
otros países poco desarrollados económicamente (Italia, España y
algunos más). Sus teorías fueron criticadas por Marx, Engels y Lenin.

Diccionario de filosofía · 1984:36-37

Mijaíl Alexándrovich Bakunin (1814-1876)

Revolucionario pequeñoburgués ruso, ideólogo del anarquismo y el
populismo. En 1836-40 vivió en Moscú y se entusiasmaba con las ideas
de Fichte y Hegel, interpretando la filosofía de este último en un
espíritu conservador. En la emigración desde 1840, se adhiere a los
“jóvenes hegelianos“ (La reacción en Alemania, 1842). Participante en
la revolución de 1848-49 en Praga y Dresde. Desde 1851 estuvo
encarcelado, y a partir de 1857 fue confinado en Siberia, fugándose en 1861.
En los años 60 y 70 vivió en Europa Occidental, colaboró con
Herzen y Ogariov; participó activamente en la organización del
movimiento anarquista, luchó contra Marx en la I Internacional, de la
que fue expulsado en 1872. Uno de los más notables teóricos y
dirigentes del movimiento populista ruso de los años 70. La teoría de
Bakunin se formó definitivamente en los años 60 (Estatismo y anarquía,
1873). Arrancaba de que el principal opresor de la humanidad era el
Estado que se apoyaba en la ficción de Dios. La religión es una
“locura colectiva”, producto desfigurado de la conciencia de las masas
oprimidas. Para llevar al “género humano” al “reino de la libertad”
es necesario, ante todo, “hacer explotar” al Estado y excluir de la
vida del pueblo el principio del poder. En su lugar debe aparecer una
“federación libre” de las asociaciones agrícolas y artesano-fabriles.
Confiando ciegamente en los instintos socialistas y la inagotabilidad
del espíritu revolucionario espontáneo de las masas populares,
principalmente campesinas y lumpemproletarias, Bakunin de hecho negaba
la necesidad de preparar la revolución y emprendía aventuras
revolucionaristas. No comprendía la significación de la teoría
científica de la sociedad y se pronunciaba contra la doctrina marxista
de la dictadura del proletariado. Las ideas anarquistas de Bakunin se
difundieron en medida considerable no sólo entre los populistas
revolucionarios de los años 70 en Rusia, sino también en otros países
subdesarrollados en el sentido económico (en Italia, España, &c.).
Las teorías anarquistas de Bakunin fueron criticadas a fondo por Marx,
Engels y Lenin.

Comparte este artículo