CABET, Étienne

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

Diccionario filosófico abreviado · 1959:53-54

Étienne Cabet (1788-1856)

Socialista utópico francés, se convierte, después de la Restauración,
en miembro de la sociedad secreta de los carbonarios, y toma parte
activa, en 1830, en la revolución de Julio. Por sus concepciones
filosóficas es un idealista. Al tomar conocimiento de la Utopía de
Tomás Moro (ver) y de la actividad de Roberto Owen (ver), Cabet se
ubica en las posiciones del socialismo utópico. Escribió una novela
fantástica, Viaje a Icaria (1840), donde demuestra la superioridad de
la sociedad socialista sobre la sociedad capitalista. Se pronuncia
por la abolición de la propiedad privada, por la comunidad de los
bienes. Cabet condena la lucha revolucionaria del proletariado,
preconiza una propaganda pacífica del socialismo y de las reformas
graduales, y excluye la idea del derribamiento del poder burgués por
medio de la violencia. Con la extensión del movimiento obrero, la
posición de Cabet reviste un carácter perjudicial y reaccionario. Las
ideas de Cabet sobre el socialismo y el comunismo se inspiraban en
prejuicios pequeño-burgueses. Se esforzaba en legitimar la posición
subalterna de la mujer en la sociedad, y consideraba la familia
burguesa como la célula fundamental de la sociedad socialista. Por
consejo de Owen, Cabet marchó a América donde fundó una “colonia
comunista”, la “Icaria”. Pero su empresa fracasó. Como todos los
utopistas, Cabet elaboraba planes y proyectos carentes de fundamento y
destinados a un fracaso inevitable. Durante un tiempo, Cabet gozó,
entre los obreros, de una popularidad que se explica exclusivamente
por la debilidad del movimiento obrero. Cabet, dijo Marx, fue popular
no obstante ser “el representante más superficial del comunismo”.

Diccionario filosófico · 1965:54

Étienne Cabet (1788-1856)

Socialista utópico francés; fue miembro de la sociedad secreta de los
carbonarios; participó en la revolución burguesa de 1830 en Francia.
En su quimérica novela Viaje a Icaria (1839) procuró demostrar la
superioridad de la sociedad socialista sobre la capitalista. Sin
embargo, se manifestaba contra la lucha revolucionaria del
proletariado, abogaba por la propaganda pacífica del socialismo y por
las reformas graduales. En la sociedad futura, daba cabida a la
religión. En las cuestiones filosóficas y, ante todo, en su visión de
la historia, Cabet mantenía concepciones idealistas; combinaba el
racionalismo del siglo XVII con el platonismo y el neoplatonismo.
Marx escribió que Cabet era un representante popular –aunque el más
superficial– del comunismo.

Diccionario de filosofía · 1984:51

Étienne Cabet (1788-1856)

Socialista utópico francés. En la novela fantástica Viaje a Icaria
(1840) y en otras obras Cabet expuso sus ideas, denominadas “comunismo
icarista”. Son propios de la utopía de Cabet, los rasgos
pequeñoburgueses: la nivelación en el consumo, el mantenimiento de la
religión en la futura sociedad y la idea de la “conciliación” entre
los ricos y los pobres. Se pronunciaba contra la lucha revolucionaria
del proletariado y por la realización pacífica del comunismo. En los
problemas filosóficos, sobre todo en las opiniones de la historia,
Cabet se atenía a las convicciones idealistas y conjugaba el
racionalismo del siglo 17 con el platonismo y el neoplatonismo. Marx
escribió que Cabet era un representante popular, aunque el más
superficial, del comunismo.

Comparte este artículo