COMENIO

Jan Amos Komensky (1592-1670)

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

Diccionario filosófico abreviado · 1959:271-272

(nombre latinizado: Comenio). Gran pedagogo, humanista y filósofo
checo que combatió el sistema escolástico de la enseñanza. Komensky
fue uno de los jefes de los “Hermanos Moravos”, quienes inspiraron el
movimiento antifeudal y la lucha nacional contra los feudales alemanes
y la Iglesia Católica. Su concepción del mundo contiene
contradicciones. En religión es un protestante próximo al panteísmo.
En su teoría del conocimiento y en su didáctica existen importantes
tendencias materialistas. Como sensualista, Komensky estima que el
mundo es cognoscible. “El principio del conocimiento”, escribe, “se
origina siempre sin ninguna duda, en la sensación (pues nada existe en
el conocimiento antes de haber estado en la sensación)…” Lo que
importa es conocer y analizar las cosas mismas, y no solamente las
observaciones y los testimonios de otros. Su principio de “pansofía”
exigía que la enseñanza y el conocimiento fueran sistemáticos y
universales. Todo el mundo, dice, es capaz de conocer y de
instruirse; el pueblo debe tener acceso al saber (“enseñar todas las
cosas a todo el mundo”). Para Komensky, el conocimiento es un proceso
activo íntimamente ligado a la enseñanza racional. Quería que la
instrucción tuviera fines prácticos: “Conocer, hablar y actuar, he ahí
la sal de la sabiduría”. Su “principio de la conformidad con la
naturaleza” significaba que la educación debía ser conforme al mundo
exterior y a la naturaleza del niño; el pedagogo debe tomar por punto
de partida la unidad del hombre (el hombre es una parte de la
naturaleza, un microcosmos en el macrocosmos), debe tener en cuenta
las particularidades de edad de los alumnos. Nada de atiborramiento
mecánico, sino un desarrollo armonioso de las disposiciones del niño.
A esta tesis, Komensky le da a veces un sentido idealista, teológico:
Dios “ha puesto en nosotros las simientes de todas las ciencias”.
Komensky no supo superar la contradicción entre el conocimiento “a
partir de la naturaleza” y el conocimiento “a partir de la evolución
del alma”. En la historia de la pedagogía, fue el primero en erigir
la didáctica como ciencia especial. Sus “cuatro principios”
didácticos (enseñanza concreta, gradación, imitación, ejercicio)
implicaban la comprensión de las relaciones de causalidad en la
naturaleza y la consolidación racional de los conocimientos
adquiridos. El que enseña es “el servidor de la naturaleza”, y está
obligado a “imitarla”; la lección es la forma fundamental de la
enseñanza.

Komensky combatió al Papa y al catolicismo y estigmatizó la simonía y
la decadencia moral del clero católico. Los pensamientos de
vanguardia de Komensky ejercieron una gran influencia en el desarrollo
de la pedagogía en Bohemia y otras partes. Las principales obras de
Komensky, que le valieron un renombre mundial, son Didáctica magna
(1657), Janua linguarum reserata (1631), Orbis sensualium pictus
(1658).

Diccionario filosófico · 1965:71

Pedagogo humanista y filósofo checo, enemigo del sistema escolástico
de enseñanza, dirigente de uno de los grupos de los «Hermanos
moravos», secta que se formó durante el movimiento antifeudal y la
lucha nacional contra los señores feudales alemanes y la Iglesia
Católica. En religión, era protestante, se acercaba al panteísmo. En
su teoría sensualista del conocimiento y en su didáctica, se
manifiestan importantes tendencias materialistas. El conocer, según
Comenio, es un proceso activo, estrechamente vinculado a la enseñanza
racional. Todas las personas poseen facultades para el conocimiento y
la instrucción; el pueblo sencillo ha de tener acceso al saber.
Comenio sistematizó, por primera vez en la historia de la pedagogía,
la didáctica como una ciencia especial. Sus principios didácticos
(enseñanza viva, graduación, imitación, ejercitación) exigían la
aprehensión consciente de las leyes de la naturaleza y una
consolidación de los conocimientos racionalmente proyectada. Las
ideas avanzadas de Comenio ejercieron una gran influencia sobre el
desarrollo ulterior de la pedagogía. Sus principales obras son:
«Puerta abierta de las lenguas» (1631), «Didáctica magna» (1657).

Diccionario de filosofía · 1984:245-246

Pedagogo humanista y filósofo checo, adversario del sistema
escolástico de enseñanza. Komensky era jefe de uno de los grupos de
los “Hermanos moravos”, secta configurada en el curso del movimiento
antifeudal y la lucha nacional contra los feudales alemanes y la
Iglesia católica. En los problemas de la religión era protestante,
próximo al panteísmo. En su teoría sensualista del conocimiento
existen considerables tendencias materialistas. Según Komensky, el
conocimiento es un proceso activo, estrechamente vinculado con la
enseñanza razonable. Todos los hombres, afirma Komensky, son capaces
para el conocimiento y la instrucción, por eso el pueblo sencillo debe
tener acceso al saber. Por primera vez en la historia de la
pedagogía, Komensky construyó un sistema de didáctica como ciencia
especial. Sus principios didácticos (evidencia, gradualidad,
imitación, ejercicio) exigían un conocimiento consciente de las leyes
de la naturaleza y una consolidación racional de los conocimientos.
Las opiniones avanzadas de Komensky ejercieron gran influencia sobre
el desarrollo de la pedagogía. Obras fundamentales: Puerta abierta de
las lenguas (1631), Didáctica magna (1657).

Comparte este artículo