COMTE, Augusto

Auguste Comte (1798-1857)

Diccionario filosófico marxista · 1946:47

Filósofo y sociólogo burgués francés, fundador del positivismo. Comte
afirmaba que con su filosofía se había elevado “por encima” del
materialismo y del idealismo, y que la filosofía, que negaba, la había
reemplazado por la “ciencia”. En realidad, Comte había repetido las
ideas idealistas reaccionarias acerca de la imposibilidad de salir
fuera de los límites de las sensaciones, acerca de la
incognoscibilidad de la esencia de los fenómenos, &c. La sociología
de Comte partía del principio idealista de que “las ideas gobiernan el
mundo”. Según Comte, la humanidad atraviesa en su desarrollo por tres
estadios. Los dos primeros –el teológico y el metafísico– ya habían
pasado. Desde la aparición de la doctrina de Comte comienza el tercer
estadio, el superior: el científico o positivo, que se caracteriza por
el florecimiento de los conocimientos positivos, afirmativos.
Estimando que las relaciones capitalistas deben ser eternizadas,
trataba de demostrar que el desarrollo gradual, evolutivo, es el único
desarrollo “normal” y al negar el valor de las revoluciones, de los
saltos en la historia, exigía la lucha resuelta contra las teorías
revolucionarias. Marx, Engels y Lenin denunciaron más de una vez el
carácter anticientífico, reaccionario y filisteo de la doctrina de
Comte. Marx escribía que el sistema de concepción de Comte “es algo
deplorable”. El principal trabajo de Comte es Curso de Filosofía
Positiva, 1830-1842.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:71-72

Filósofo y sociólogo burgués francés, idealista subjetivo, fundador
del positivismo (ver), vale decir, la filosofía del “término medio”
que se consideraba “por encima” del materialismo y del idealismo. Al
declararse partidario de los conocimientos positivos, Comte calificaba
de metafísica toda aspiración a penetrar la esencia de los fenómenos,
y negaba la existencia de leyes objetivas tanto en la naturaleza como
en la vida social. Su Curso de filosofía positiva proclama, en el
espíritu del agnosticismo activo, que la investigación de lo que se
llama las causas primeras y las causas finales es absolutamente
inadmisible y quimérica.

Según Comte, la ciencia tiene por objeto la descripción de las
sensaciones subjetivas del hombre. Por esa razón, Lenin, en
Materialismo y Empiriocriticismo (ver), subrayaba la unidad de
principio entre el positivismo de Comte y el empiriocriticismo (ver).
En sociología, Comte se dice defensor del “orden”, entendiendo por
ello el régimen burgués libre de sus contradicciones internas. Comte
se pronunciaba contra la lucha de clases, por la propiedad privada de
los medios de producción, identificaba la sociología con la mecánica y
la biología y proponía la creación de una “física social”. Según
Comte, la sociología se divide en “estática social” y en “dinámica
social”. Partiendo de esta teoría anticientífica, ampliamente
difundida, los sociólogos burgueses sostienen que la sociedad es un
sistema inmóvil, estático, que puede modificar a veces algunos de sus
rasgos bajo la acción de choques mecánicos exteriores. Comte sólo
reconocía el progreso en el marco del capitalismo y, apoyándose en la
concepción idealista de la historia, la cual, según él, es el
resultado de la evolución de las ideas, desarrollaba la ley de los
“tres estados” de la evolución social: el teológico, el metafísico y
el positivo. Comte identificaba la última etapa con la dominación de
la ciencia por la burguesía. De ahí la conclusión de que el régimen
capitalista era el más racional y fruto de la victoria del pensamiento
científico.

Defensor activo del capitalismo, Conste se ha mantenido hasta nuestros
días como una de las principales autoridades entre los sociólogos
burgueses. Los sociólogos reaccionarios, Ross, Bernard, Bogarclus,
&c., declaran sin ambages que Comte es uno de sus predecesores. Las
obras clásicas del marxismo contienen una crítica aplastante del
comtismo.

Diccionario filosófico · 1965:72-73

Filósofo francés, fundador del positivismo. Fue secretario y
colaborador (1818-24) de Saint-Simon. La tesis inicial de la
“filosofía positivista” de Comte estriba en recabar de la ciencia que
se limite a describir el aspecto externo de los fenómenos. Basándose
en esta tesis, Comte afirmaba que la “metafísica”, es decir, la teoría
acerca de la esencia de los fenómenos, ha de ser eliminada. Procuró
sintetizar un vasto material científico, pero en virtud de su posición
filosófica (idealismo subjetivo y agnosticismo), ese intento le llevó
a la falsificación de la ciencia. Dividió en tres estadios la
historia del conocimiento de la naturaleza, cada uno de ellos
correspondiente a determinado tipo de concepción del mundo: teológico,
metafísico y positivo. En el primer estadio, teológico, el hombre
intentaba explicar los fenómenos por la acción de fuerzas
sobrenaturales, por la acción de Dios. La concepción metafísica del
mundo, al entender de Comte, es una variedad de la teológica. Según
dicha concepción, la base de todos los fenómenos está constituida por
esencias metafísicas abstractas. Las concepciones teológicas y
metafísicas del mundo, según Comte, son sustituidas por el “método
positivo”, que exige la renuncia al “saber absoluto” (ante todo, al
materialismo y también al idealismo objetivo). La fórmula trimembre
de Comte tergiversaba la historia real de la ciencia y de la
filosofía: del esquema quedaba excluido, por ejemplo, un período
entero del desarrollo del pensamiento humano: la época grecorromana.
La fórmula de Comte, en ultima instancia, constituía una deforme
imitación de la tríada dialéctica, tomada de Saint-Simon. Comte
utilizó su esquema trimembre para la clasificación de las ciencias y
para sistematizar la historia civil. En el terreno de la sociología,
Comte (a quien pertenece el término “sociología”), se situaba en una
posición biológica, anticientífica, para explicar la sociedad. La
idea reaccionaria fundamental de su teoría sociológica consiste en
afirmar que es inútil querer transformar revolucionariamente el orden
burgués. En el capitalismo, en opinión de Comte, culmina la evolución
de la historia humana. Comte consideraba que el medio para establecer
la armonía social es la propaganda de una “nueva” religión en la que
el culto a un dios personal se sustituye por el culto a un ser
superior abstracto (al género humano en general). Obra principal de
Comte: Curso de filosofía positiva (1830-42).

Diccionario de filosofía · 1984:73

Filósofo francés, fundador del positivismo, fue secretario y
colaborador (1818-24) de Saint-Simon. La tesis de partida de la
“filosofía positiva” de Comte es la demanda de que la ciencia se
limite a describir el aspecto exterior de los fenómenos. Comte trató
de sintetizar un vasto material de las ciencias naturales, pero, en
virtud de su posición filosófica (idealismo subjetivo y agnosticismo),
esta tentativa condujo a la falsificación de la ciencia. Comte
dividió la historia del conocimiento de la naturaleza en tres fases;
cada una de ellas se correspondía con un tipo determinado de
concepción del mundo: teológico, metafísico y positivo. En la primera
fase (teológica), el intelecto humano trataba de explicar los
fenómenos con la influencia de las fuerzas supranaturales, Dios. La
concepción del mundo metafísica, según, Comte, es la modificación de
la teológica; en este caso se considera que la base de todos los
fenómenos son entes metafísicos abstractos. Las concepciones del
mundo teológica y metafísica son sustituidas, según Comte, por el
“método positivo” que exige renunciar al “saber absoluto” (al
materialismo, ante todo, y al idealismo objetivo). La fórmula
trimembre de Comte desfigura la verdadera historia de la ciencia y la
filosofía: no figura en ella, por ejemplo, todo un período de
desarrollo del pensamiento humano: la época antigua. En fin de
cuentas, dicha fórmula es una imitación tergiversada de la tríada
dialéctica, tomada de Saint-Simon. Comte utilizó su esquema de tres
términos para la clasificación de las ciencias y la sistematización de
la historia civil. La sociología de Comte (le pertenece el término
“sociología”) se caracteriza por el enfoque biológico anticientífico
de la explicación de la sociedad. La idea fundamental de su doctrina
sociológica consiste en la afirmación de que es inútil el cambio
revolucionario del régimen burgués. El capitalismo, según Comte, da
término a la evolución de la historia humana. Comte consideraba que
el medio para establecer la armonía social era la propaganda de una
religión “nueva”, en la que el culto a la personalidad de Dios se
sustituía por el culto al ser superior abstracto. El trabajo
fundamental de Comte es Curso de filosofía positiva (1830-42).

Comparte este artículo