CONDORCET, Juan Antonio

Juan Antonio Condorcet (1743-1794)

Diccionario filosófico marxista · 1946:50-51

Educador francés del siglo XVIII, sociólogo, dirigente de la
Revolución Burguesa de Francia. Es conocido por sus trabajos sobre
matemáticas superiores y astronomía. En sus obras principalmente,
investigó los problemas del desarrollo de la sociedad. Elaboró una
teoría idealista sobre el proceso histórico, que ejerció enorme
influencia sobre la sociología burguesa. En su obra principal
Bosquejo de un cuadro histórico de los progresos del espíritu humano,
Condorcet divide la historia de la humanidad en diez épocas. El rasgo
distintivo de cada una es el nivel de la “ilustración”, del “progreso
de la ciencia”. Condorcet concibe la marcha de la historia como un
movimiento continuo de avance. Cada época, en comparación con la
precedente, es un grado más alto en el camino del progreso infinito.
La última, la décima, época del “futuro progreso de la razón humana”,
llega cuando la mayoría de los países se eleva al nivel de
civilización que ya alcanzaron las naciones “más ilustradas, más
libres y más emancipadas de prejuicios”. La fuerza que impulsa la
historia es, según Condorcet, la inteligencia, el progreso de las
ciencias, que asegura “el progreso de la industria, que a su vez
acelera los avances científicos”. Como todos los educadores del siglo
XVIII, Condorcet tiene plena fe en la razón humana; considera que no
hay “ningún límite para el desarrollo de las capacidades, que la
capacidad humana hacia la perfección es efectivamente ilimitada”. El
derrocamiento del absolutismo, la destrucción de las relaciones
feudales, son considerados por él como el advenimiento del “reino de
la razón”, que, en realidad como escribía Engels, resultó sólo “el
reino idealizado de la burguesía”.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:83

Jean-Antoine Nicolás de Condorcet (1743-1794)

Eminente enciclopedista francés, ligado por sus concepciones políticas
a los girondinos. Por orden de las autoridades revolucionarias
jacobinas fue condenado a prisión, donde se suicidó. Como su amigo
Voltaire (ver), Condorcet criticaba la religión desde el punto de
vista del deísmo (ver). Aunque reconociendo la existencia de Dios,
aseguraba que éste no suele inmiscuirse jamás en las cosas de la
naturaleza y de la sociedad. Fiel a la filosofía del “siglo de las
luces”, Condorcet se alzaba contra las supersticiones religiosas y
magnificaba el progreso de la ciencia. En su célebre obra “Esquema de
cuadro histórico de los progresos del espíritu humano”, Condorcet se
afirma en la concepción idealista de la historia presentada como un
producto del espíritu humano, y proclama el régimen burgués como el
más razonable y “natural” de los regímenes. Por medio de la negación
de las leyes objetivas de la evolución social, y tomando como
referencia hechos puramente contingentes y superficiales, Condorcet
divide arbitrariamente la historia de la humanidad en diez épocas. Y
extrae la conclusión de que la última época termina con el triunfo
definitivo de la propiedad privada capitalista. Condorcet luchaba
contra la jerarquía feudal en favor de la igualdad formal. Ideólogo
de la burguesía en la época en que la defensa de las libertades
democráticas la hacía popular, Condorcet reivindicaba la abolición del
despotismo y el derecho de cada uno al libre desenvolvimiento. Sin
embargo, Condorcet proclamaba en alta voz que la repartición desigual
de los bienes “es útil a la sociedad”. A pesar de la estrechez de sus
concepciones, propias de sus prejuicios de clase, Condorcet es muy
superior a los ideólogos de la burguesía actual que han arrojado por
la borda la bandera de las libertades democráticas burguesas. No es
casual que ciertos filósofos reaccionarios de la Francia actual se
muestren llenos de hostilidad hacia Condorcet.

Diccionario filosófico · 1965:78

Jean Antoine Condorcet (1743-1794)

Filósofo francés de la Ilustración, girondino, miembro de la Academia
de Ciencias de París. En cuestiones económicas, era partidario de los
fisiócratas (Turgot). Condorcet criticaba la religión, partiendo del
deísmo y de la Ilustración burguesa, exhortaba a renunciar a las
supersticiones y a fomentar los conocimientos científicos. En su
principal trabajo “Bosquejo de un cuadro histórico de los procesos del
espíritu humano” (1794), desarrolló una teoría de la historia en la
que presentaba esta última como un producto de la razón, proclamó el
régimen burgués como cima de lo racional y lo “natural”. Basándose en
distintos aspectos casuales, Condorcet dividió la historia en diez
épocas, presentó argumentos para defender la idea de que el progreso
del régimen capitalista es infinito. Luchó contra la división en
estamentos, defendió la igualdad política, propugnó la aniquilación
del despotismo y el libre desarrollo de la personalidad. Al mismo
tiempo, consideraba útil para la sociedad la desigualdad de bienes.
Las concepciones e ilusiones de Condorcet son típicas de los ideólogos
de la burguesía en ascenso.

Diccionario de filosofía · 1984:81

Jean-Antoine Condorcet (1743-1794)

Filósofo ilustrado francés, en problemas económicos era partidario de
los fisiócratas (Turgot). Condorcet criticó la religión desde las
posiciones del deísmo y de la ilustración burguesa y llamaba a
renunciar a las supersticiones y a desarrollar los conocimientos
científicos. En su principal obra –Bosquejo de un cuadro histórico
del progreso del espíritu humano (1794)– desarrolla la opinión acerca
de la historia como producto de la razón y proclama el régimen burgués
como cúspide de la racionabilidad y “naturalidad”. Sobre la base de
diversos indicadores casuales, Condorcet dividía la historia en 10
épocas y trataba de fundamentar la idea del progreso infinito del
régimen capitalista. Condorcet luchó contra la división en estamentos
y en defensa de la igualdad política. Al mismo tiempo, consideraba
útil para la sociedad la desigualdad patrimonial.

Comparte este artículo