DARWIN, Carlos

Diccionario filosófico marxista · 1946:68-69

Carlos Darwin (1809-1882)

Célebre sabio inglés, fundador de la teoría evolucionista moderna.
«Darwin puso fin al concepto de que las especies animales y vegetales
son casuales, sin conexión con nada, “creadas por dios” e invariables»
(Lenin). Darwin demostró que los animales y los vegetales cambian
constantemente, originando nuevas especies. La aparición de nuevas
especies, así como la desaparición de otras, no es fruto de la acción
de un dios, como lo enseña la religión, sino el resultado del
desarrollo histórico-natural. Antes de Darwin había partidarios, como
Lamarck, de las concepciones evolucionistas del mundo animal y
vegetal, pero Darwin fue el primero que, sobre la base de un enorme
material científico-natural acumulado, fundamentó científicamente, y
en todos los aspectos, la teoría de la evolución, después de lo cual,
sólo gente inculta o enemiga de la ciencia pudo mostrarse contraria a
la teoría de la evolución en la Naturaleza. La investigación de
fósiles animales y vegetales confirma que los organismos más antiguos
están constituidos más simplemente que los posteriores, o sea, que la
evolución del mundo orgánico se efectuó desde formas menos complejas
hacia otras más complejas. El parentesco de los organismos se
confirma también por su estructura. La mano del hombre, el ala del
murciélago, la aleta de la foca están constituidas de acuerdo a una
determinada formación de huesos distribuidos en un mismo orden. El
parentesco de los organismos se confirma con la comparación de sus
fetos. Organismos adultos que se diferencian mucho son muy semejantes
en su estado embrional. Darwin explicó el origen de las especies por
la lucha por la existencia y por la selección natural. En los
animales y vegetales aparecen a veces cambios y desviaciones casuales
que, al evidenciarse como útiles al animal o al vegetal en su lucha
por la existencia, se consolidan. Acumulándose y transmitiéndose por
herencia, estos cambios condicionan la aparición de nuevas especies de
animales y vegetales; y es una selección natural, ya que sobreviven y
se reproducen las más aptas. Darwin comparó esta selección con la
selección artificial que el hombre hace en la economía rural. El
hombre escoge los vegetales y animales por los signos de utilidad. El
principio de la variabilidad, de la herencia y de la selección
natural, dan una explicación materialista de la estructura conveniente
de los organismos. En oposición a las ideas religiosas, Darwin citó
pruebas científicas irrefutables sobre el origen del hombre
proveniente de monos antropoides. Pero al permanecer en el terreno
puramente biológico, Darwin no pudo dar una solución completa al
problema del origen del hombre. En su Humanización del mono por el
trabajo (ver) Engels demostró que la aplicación de los implementos de
trabajo desempeñó un papel decisivo en la diferenciación del hombre
respecto del mundo animal. Ello condujo al cambio de la naturaleza
física del hombre, al desarrollo de su mano y de su cerebro, creando
una fuerte diferencia entre el hombre y los demás animales. De aquí
también que en el desarrollo del hombre como ser social, sea un
principio determinante, no el medio geográfico y las condiciones
exteriores de existencia, sino la producción material. El propio
Darwin hizo erróneas tentativas de aplicar su teoría de la selección
natura] a la sociedad humana. El carácter reaccionario de tal
aplicación se puso de manifiesto en el llamado darwinismo social
(ver). El darwinismo, fue perseguido desde sus comienzos por la
ciencia burguesa oficial como una doctrina que socavaba en sus raíces
los prejuicios religiosos. Solamente en el país del socialismo, en la
U.R.S.S., obtuvo el darwinismo el reconocimiento general y fue
desarrollado en todos sus aspectos en las obras de Michurin, Lisenko y
otros. La teoría de Darwin fue brillantemente defendida y
desarrollada por el famoso sabio ruso K. A. Timiriazev (ver).

Diccionario de filosofía y sociología marxista · 1959:24

Carlos Darwin (1809-1882)

Célebre sabio inglés, fundador de la moderna doctrina de la evolución
(ver Darwinismo). “Darwin puso fin a los modos de considerar las
especies animales y vegetales como no relacionadas por nada entre sí,
casuales, ‘creadas por Dios’ e inmutables” (Lenin). La doctrina de
Darwin fue brillantemente defendida y desarrollada por el célebre
sabio ruso K. A. Timiriázev.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:114-116

Carlos Darwin (1809-1882)

Gran sabio inglés, fundador de la biología materialista y de la
doctrina materialista del origen y de la evolución de las especies.
Darwin figura entre los grandes innovadores de la ciencia que no
temieron atacar los dogmas caducos. «…Darwin ha puesto fin a la
idea de que las diversas especies de animales y plantas no están
ligadas entre sí, son casuales, “creadas por Dios” e invariables…»
(Lenin, Obras escogidas, t. I, p. 96, Ed. esp., Moscú, 1948).
Darwin demostró que los animales y las plantas se modifican y se
transforman sin cesar, que la aparición de formas nuevas, del mismo
modo que la desaparición de las viejas formas, no se debe a un acto
creador de Dios, como lo enseña la religión, sino que resulta de una
evolución natural e histórica. Anteriormente, había habido
partidarios del evolucionismo, pero Darwin fue el primero en fundar
una amplia teoría científica de la evolución de las formas orgánicas
apoyándose en los numerosos datos de la ciencia. Después de él, sólo
ignorantes o adversarios de la ciencia, se han pronunciado contra la
teoría de la evolución de la naturaleza. Las investigaciones
efectuadas en los fósiles de animales y plantas, confirman que los
organismos más antiguos tienen una estructura más simple que los más
recientes, y que el mundo orgánico ha evolucionado partiendo de las
formas menos complejas hacia las de mayor complejidad. El parentesco
de los organismos es confirmado por la comunidad de su plan de
estructura. El brazo del hombre, el ala del murciélago, la extremidad
de la foca están construidos de acuerdo al mismo plan y se componen de
huesos dispuestos en el mismo orden. El parentesco de los organismos
está confirmado de igual modo por su estado embrionario. Organismos
que en estado adulto difieren mucho entre sí, se asemejan en cambio en
estado embrionario.

Darwin explicó el origen y la evolución de las especies por la
selección natural y artificial. La variabilidad y la herencia son
propiedades de los organismos. Las modificaciones útiles al animal o
a la planta en su lucha por la vida, se van fijando. Y al acumularse
y transmitirse por herencia, determinan la aparición de nuevas formas
animales y vegetales. Para demostrar las leyes de la selección
natural, Darwin comparó ésta a la selección practicada artificialmente
por el hombre en la agricultura. El hombre elige las plantas y los
animales de acuerdo con su utilidad. La teoría de Darwin se funda en
su doctrina de la selección natural y artificial. Gracias a esta
doctrina, Darwin ofreció una explicación racional de la adaptación que
se comprueba en el mundo orgánico, y que, desde los tiempos más
remotos, ha servido de argumento a los obscurantistas y a los
idealistas para justificar y defender sus ideas religiosas. Marx
subrayaba que «Darwin había asestado un golpe mortal a la “teleología”
en las ciencias naturales». Habiendo refutado la teoría metafísica de
la invariabilidad de las especies y ofrecido una explicación
materialista de la adaptación, Darwin afirmó la victoria de la
interpretación materialista de los fenómenos de la naturaleza
orgánica. Fue una gran hazaña científica.

A pesar de toda su grandeza, la doctrina darwinista del origen y de la
evolución de las especies, se ve ensombrecida por ciertos errores
esenciales. Aunque explicó acertadamente el origen de las especies
desde el punto de vista de su desarrollo y de su transformación,
exageró el papel de la lucha por la vida en los organismos. Y careció
de una actitud crítica respecto a la teoría reaccionaria de Malthus
(Ver Malthusianismo) sobre la superpoblación. Consideraba que esta
teoría lo había impulsado a ocuparse del problema de la lucha por la
vida. Al apoyarse en la teoría de Malthus, llegó a la afirmación
errónea según la cual, la lucha en el seno de una misma especie
constituiría el factor decisivo del progreso biológico. Darwin negaba
los saltos en el desarrollo de la naturaleza orgánica.

Las insuficiencias y los errores de la teoría de Darwin fueron
revelados por los fundadores del marxismo y superados por la doctrina
michurinista (Ver), etapa nueva y superior del desarrollo de la
biología materialista de Darwin.

Darwin oponía a las creencias religiosas, la demostración científica
irrefutable del origen del hombre a partir de los monos antropoides.
Pero permaneció en el terreno biológico y fue incapaz de resolver
enteramente ese problema. El marxismo encontró la solución justa del
problema del origen del hombre, estableciendo que fue el empleo de los
útiles e instrumentos lo que más contribuyó a separar al hombre del
estado animal. El empleo de instrumentos de trabajo provocó en el
hombre modificaciones físicas, el desarrollo de su mano y de su
cerebro, la aparición del lenguaje, lo que creó una distinción
esencial entre el hombre y los demás animales. La producción
material, y no los factores geográficos y biológicos como quisieran
demostrar los sociólogos reaccionarios, es lo que desempeña un papel
determinante en el desarrollo del hombre, ser social. En la época del
imperialismo, ciertos biólogos y sociólogos se esfuerzan en trasponer
la teoría de la selección natural al dominio social. El carácter
reaccionario de esta tendencia se expresa en lo que se llama el
social-darwinismo (Ver).

Desde su nacimiento, el darwinismo ha sido perseguido por la «ciencia»
reaccionaria oficial como una teoría que sacude los fundamentos de los
prejuicios religiosos. Al darwinismo científico se le opone la teoría
weismanista-morganista reaccionaria que defiende una concepción
metafísica e idealista de la naturaleza. (Ver
Weismanismo-morganismo). La teoría de Darwin ha sido sostenida
brillantemente y desarrollada por los sabios rusos: Sechenov (Ver), V.
Kovalevski, A. Kovalevski, Dokuchaiev (Ver), Mechnikov (Ver),
Timiriazev (Ver), Pavlov (Ver), Komarov, Michurin (Ver), Williams
(Ver) y otros. En la URSS, el darwinismo está reconocido unánimemente
y se desarrolla bajo todos los aspectos en los trabajos de los
biólogos.

Diccionario filosófico · 1965:105

Charles Robert Darwin (1809-1882)

Naturalista inglés, fundador de la teoría del desarrollo histórico del
mundo orgánico. Estudió en la Universidad de Cambridge. Después de
generalizar los datos que le proporcionaban la biología y la
agricultura práctica de su época, así como los hechos que en cantidad
inmensa había observado, durante su viaje alrededor del mundo
(1831-36) llegó a la conclusión de que la naturaleza viva evoluciona.
En su obra «El origen de las especies por medio de la selección
natural o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la
vida», que vio la luz en 1859, Darwin expuso los principios
fundamentales de su teoría de la evolución. En 1868, con su libro «La
variación de los animales domésticos y plantas de cultivo», explicó el
origen por medio de la selección artificial, de los animales
domésticos y de las plantas de cultivo. En el trabajo «El origen del,
hombre y la selección en relación con el sexo» (1871) dio una
explicación científica de la procedencia del hombre respecto a sus
antepasados animales. Sin embargo, las causas sociales determinantes
de que el hombre se separara del reino animal –papel del trabajo, del
lenguaje articulado, de la horda primitiva– fueron descubiertas más
tarde por Federico Engels. Por su concepción del mundo, Darwin era un
naturalista materialista, un dialéctico espontáneo, un ateo, pero con
rasgos propios de limitación burguesa. Sus trabajos contribuyeron en
gran manera a que se creara una biología científica en lucha contra el
idealismo, contra la teología y la metafísica, facilitaron la
reestructuración de la ciencia natural en un sentido materialista
dialéctico.

Diccionario de filosofía · 1984:104

Charles Robert Darwin (1809-1882)

Naturalista inglés, creador de la teoría evolucionista científica.
Después de haber generalizado los datos de la biología y la práctica
agrícola de su tiempo, así como el material fáctico por él reunido
durante la circunnavegación de 1831-36, llegó a la conclusión sobre el
desarrollo evolutivo de la naturaleza viva mediante la selección
natural. En su obra El origen de las especies por medio de la
selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la
lucha por la vida (1859) expuso las tesis fundamentales de su teoría.
En el libro La variación de los animales y de las plantas bajo la
acción de la domesticación (1868), Darwin explicó el surgimiento de
los animales domésticos y las plantas cultivables mediante la
selección artificial. En el escrito La descendencia humana y la
selección sexual (1871) explicó desde el punto de vista de las
ciencias naturales la procedencia del hombre de sus antepasados
animales. Pero Darwin no puso de relieve las causas sociales que
determinaron la separación del hombre del reino animal: el papel del
trabajo y de la conciencia social. La doctrina de Darwin fue
reconocida después de una larga y enconada lucha contra los
adversarios de la teoría de la evolución, contra los clericales y los
idealistas. La teoría de Darwin figura entre los descubrimientos más
destacados de las ciencias naturales del siglo 19, que constituyeron
la premisa para el surgimiento del materialismo dialéctico. En
nuestros días, la teoría de Darwin, conservando en conjunto su
trascendencia metodológica general e ideológica, se desarrolla y
modifica bajo la influencia del material fáctico y teórico de la
genética, la biocibernética y otras disciplinas científicas.

Comparte este artículo