GALILEO GALILEI

Diccionario filosófico marxista · 1946:126

Galileo Galilei (1564-1642)

Gran físico y astrónomo italiano. Combatiente por una concepción
nueva, avanzada, del mundo. Galileo fue un defensor consecuente del
sistema de Copérnico, manifestándose contra la escolástica
eclesiástica. En el terreno de la astronomía, con la ayuda del
telescopio que había inventado, Galileo cuenta en su haber el
descubrimiento de montañas y valles en la luna. Así fue arrinconada
definitivamente la concepción sobre una supuesta diferencia de
principio entre “lo celestial” y “lo terrenal”. Descubrió los cuatro
satélites de Júpiter, demostró el movimiento de Venus alrededor del
Sol, y con el desplazamiento de las manchas solares, reveló la
rotación del sol sobre su eje. Galileo descubrió después que la Vía
Láctea era un conjunto de astros; estableció la posibilidad de
determinar la longitud geográfica por los satélites de Júpiter, lo que
tuvo un valor práctico inmediato para la navegación. Galileo es uno
de los creadores de la mecánica clásica; estableció la ley de la
inercia y la de la composición de las fuerzas, con ayuda de las cuales
resolvió toda una serie de problemas. Es el fundador de la dinámica;
descubrió las leyes de la caída de los cuerpos, las leyes de la
oscilación del péndulo e investigó el movimiento de cuerpos lanzados
en una dirección en ángulo con la línea del horizonte. En el
conocimiento de las leyes de la Naturaleza, Galileo exige su
investigación concreta; considera la experiencia como la única fuente
del conocimiento. Por su lucha contra la Iglesia, contra la
escolástica y el oscurantismo, ya en edad avanzada, Galileo fue
perseguido por la Inquisición. Las obras fundamentales de Galileo
son: Diálogo de los máximos sistemas, 1632; Discursos y demostraciones
matemáticas acerca de dos nuevas ciencias, 1638.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:217-218

Galileo Galilei (1564-1642)

Ilustre astrónomo y físico que echó las bases de la mecánica y luchó
por el triunfo de una concepción avanzada del mundo. Galileo defendió
y desarrolló la teoría de Copérnico (ver), combatió la escolástica,
fue el primero en emplear lentes para observar los cuerpos celestes, e
inauguró así una nueva época en la historia de la astronomía. Con la
ayuda del telescopio probó la existencia de montañas y valles en la
Luna, asestó de ese modo el golpe de gracia a la idea de que habría
una diferencia de principio entre lo “terrenal” y lo “celestial” , y
demostró la inconsistencia del dogma religioso sobre la naturaleza
particular del cielo. Galileo descubrió cuatro satélites de Júpiter,
las manchas del Sol y la rotación del mismo sobre su eje, las fases de
Venus, y corroboró el hecho de que la Vía Láctea está formada por un
conjunto de estrellas. Demostró que se podía determinar la longitud
geográfica en plena mar de acuerdo con la posición de los satélites de
Júpiter, lo cual tenía una importancia práctica inmediata para la
navegación marítima. Fue el fundador de la dinámica, y enunció el
principio de inercia, la ley de la caída libre de los cuerpos y la de
la composición de las fuerzas, lo que le permitió resolver numerosos
problemas. Formuló las leyes del movimiento del péndulo, y estudió el
movimiento de un cuerpo lanzado oblicuamente en relación al horizonte.
El principio de la relatividad según el cual, el movimiento rectilíneo
y uniforme de un sistema físico no influye sobre el curso de los
fenómenos dentro de ese sistema (por ejemplo, el movimiento de un
navío con relación a la costa, y el movimiento de los cuerpos a bordo
del navío), desempeñó un gran papel en el desarrollo de las nociones
de tiempo y espacio.

Para conocer las leyes de la naturaleza, Galileo preconizaba el método
experimental. El conocimiento, según él, no podía tener otra fuente
que no fuera la experiencia. Por sus investigaciones concretas, por
su lucha en favor del estudio científico de la naturaleza, así como
por sus concepciones filosóficas (reconocía la objetividad e infinitud
del mundo, la eternidad de la materia, &c.), Galileo contribuyó
enormemente al desarrollo de la filosofía materialista aunque su
materialismo fuera mecanicista como el de todos los filósofos de su
época. Consideraba la experiencia sensible, la práctica, como único
criterio de la verdad. Convencido de que todo fenómeno de la
naturaleza es más evidente que cualquier afirmación de las escrituras,
Galileo oponía a estas últimas, la investigación científica del
universo. Su lucha contra la Iglesia, la escolástica y el
obscurantismo le valió que la Inquisición le persiguiera sin
consideración a su edad avanzada.

Principales obras: Dialoghi quattro, sopra i due massimi sistemi del
mondo Ptolomaico e Copernico (1632) y Discorsi e dimostrazioni
matematiche, intorno a due scienze attenenti alla meccanica ed i
movimenti locali (1638).

Diccionario filosófico · 1965:199-200

Galileo Galilei (1564-1642)

Físico y astrónomo italiano, paladín de la concepción científica del
mundo. Criticaba la admiración ciega de la autoridad de Aristóteles,
la escolástica dogmática. Los principales resultados obtenidos por
Galileo en mecánica fueron el establecimiento de la ley de la inercia
y del principio de relatividad, según el cual el movimiento uniforme y
rectilíneo de un sistema de cuerpos no se refleja en los procesos que
en dicho sistema se dan. Tales descubrimientos redujeron a la nada la
estéril física escolástica y abrieron el camino a la ciencia
experimental de los tiempos modernos. Fueron de importancia capital
para la lucha contra los dogmas religiosos los descubrimientos
astronómicos de Galileo, que sirvieron como argumentos decisivos en
favor del sistema heliocéntrico de Copérnico. Presionado por la
Inquisición, Galileo se vio obligado a retractarse de la “herejía
copernicana”. También era progresiva su concepción del mundo.
Galileo consideraba que el mundo es infinito; la materia, eterna, y la
naturaleza, una. En la base de la naturaleza se encuentra una
rigurosa causalidad mecánica de átomos absolutamente invariables,
sujetos a las leyes de la mecánica. El punto de partida del
conocimiento de la naturaleza es la observación, la experiencia. El
conocimiento de la necesidad interna de los fenómenos es, según
Galileo, el grado superior del saber. Sin embargo, Galileo no se
liberó de los prejuicios religiosos, admitía el primer impulso dado
por Dios. Su principal obra es el Diálogo sobre los dos sistema
máximos del mundo: el tolomeico y el copernicano (1632).

Diccionario de filosofía · 1984:192

Galileo Galilei (1564-1642)

Físico y astrónomo italiano. Criticó la inclinación ciega ante la
autoridad de Aristóteles y la escolástica dogmática y fue el primero
en empezar a emplear sistemáticamente el experimento científico en
forma de modelado matemático y, sobre todo, geométrico de los
fenómenos de la naturaleza. La principal realización de Galileo en
mecánica fue el establecimiento de la ley de la inercia, del principio
de la relatividad, según el cual el movimiento uniforme y rectilíneo
de un sistema de cuerpos no se refleja en los procesos que se operan
en dicho sistema. En la lucha contra los dogmas religiosos tuvieron
una gran importancia los descubrimientos astronómicos de Galileo, que
sirvieron de convincentes argumentos a favor de la autenticidad del
sistema heliocéntrico de Copérnico. Para aquel tiempo era progresista
también la mundividencia de Galileo. Estimaba que el mundo es
infinito, la materia, eterna y la naturaleza, única. La naturaleza se
basa en la estricta causalidad de los átomos inmutables, que se
subordinan a las leyes de la mecánica. El punto de partida del
conocimiento de la naturaleza es la observación y el experimento. El
conocimiento de la necesidad interior de los fenómenos es, según
Galileo, el grado máximo del saber. Galileo fue creador de la
denominada inducción exacta y uno de los fundadores de la ciencia
experimental. Pero no se despojó de los prejuicios religiosos,
reconocía el impulso primario divino. Obra fundamental: Diálogo sobre
los dos máximos sistemas del mundo: tolomeico y copernicano (1632).

Comparte este artículo