MONTESQUIEU, Carlos

Carlos de Secondat, Barón de la Bréde y de Montesquieu (1689-1755)

Diccionario filosófico marxista · 1946:224

Montesquieu fue un sociólogo y pensador político francés, ideólogo de
las capas superiores de la burguesía moderada. Las obras más
importantes de Montesquieu: Cartas persas (1721), Consideraciones
sobre las causas de la grandeza y de la decadencia de los romanos
(1734), Espíritu de las leyes (1748), lograron amplia divulgación y
gozaban, junto con las obras de Rousseau, de una gran popularidad,
particularmente entre los dirigentes de la Revolución burguesa de
Francia. Estas tres obras fueron traducidas al ruso ya en el siglo
XVIII. En las Cartas persas Montesquieu dio una crítica mordaz del
régimen absolutista bajo Luis XIV. En las otras dos obras, trataba de
descubrir el origen y explicar el carácter del régimen de Estado y de
las leyes y componer, sobre esta base “natural”, un plan de reformas
sociales. Defendía el pensamiento justo sobre la evolución de todos
los fenómenos con arreglo a leyes, las cuales, según la definición de
Montesquieu, son “relaciones necesarias que se derivan de la
naturaleza de las cosas; en este sentido, todo lo que existe tiene sus
leyes”. Las leyes tienen validez también en el terreno de las
relaciones sociales. La fisonomía moral del pueblo, el carácter de
sus leyes y el modelo de gobierno están condicionados, según
Montesquieu, por el clima, el suelo y la extensión del territorio.
Así, pues, no hay un régimen estatal, una religión, leyes y hábitos,
absolutamente convenientes y racionales. Todo depende de las
condiciones materiales de la vida del pueblo, En este aspecto,
Montesquieu, está por encima de los “ilustrados” franceses del siglo
XVIII. Sin embargo, le es ajeno el examen del Estado en su mutación
histórica. Montesquieu estimaba que la mejor forma de Estado es la
monarquía constitucional de tipo inglés. Montesquieu es el creador de
la teoría liberal popular de la división del Poder en ejecutivo,
legislativo y judicial, y uno de los autores de la llamada “teoría
cuantitativa” del dinero. Aún sin haber llegado al ateísmo, sometió
en sus obras a la iglesia y el clero a una seria crítica.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:364-365

Charles-Louis de Montesquieu (1689-1755)

Escritor francés, portavoz de las aspiraciones políticas de la
burguesía francesa de mediados del siglo XVIII. Sus principales
obras: Cartas persas (1721), Consideraciones sobre las causas de la
grandeza y de la decadencia de los romanos (1734), El Espíritu de las
leyes (1748) gozaron, conjuntamente con las obras de Rousseau (ver),
de una gran popularidad, en particular, entre los dirigentes de la
Revolución burguesa de 1789. Esas tres obras han sido traducidas al
ruso desde el siglo XVIII. En la primera, Montesquieu se entrega a
una áspera crítica del régimen absolutista bajo Luis XIV; en las otras
dos, trata de revelar el origen del Estado, de explicar la naturaleza
de las leyes, a fin de erigir sobre esta base “natural”, un plan de
reformas sociales. Según Montesquieu, la evolución obedece a leyes, a
las que define como las “relaciones necesarias que derivan de la
naturaleza de las cosas”. La ley reina igualmente en el dominio de
las relaciones sociales.

Montesquieu es uno de los fundadores de la “teoría geográfica” en
sociología (ver). La fisonomía moral de un pueblo, el carácter de sus
leyes y de sus instituciones se hallan condicionados, según
Montesquieu, por el clima, el suelo, la extensión del territorio en el
que vive ese pueblo. No existe estado, religión, leyes, ni costumbres
absolutamente racionales, es decir, fundados únicamente en la razón.
Todo depende de las condiciones de vida del pueblo, vale decir, de las
condiciones geográficas. Sin embargo, las leyes, según Montesquieu,
no resultan de las relaciones sociales objetivas, sino que son
establecidas por la razón, que debe tomar en cuenta el genio del
pueblo, determinado por el medio geográfico. Así, la doctrina de
Montesquieu posee un carácter idealista y se aleja de una comprensión
científica de las leyes del desarrollo de la sociedad. Pero su idea
del determinismo de la historia humana, idea principal de su Espíritu
de las leyes, señalaba un progreso. Contrariamente a Hobbes (ver),
Montesquieu considera que el estado natural de los hombres es la paz y
la igualdad. Al no comprender la naturaleza histórica del Estado,
Montesquieu ve en la monarquía constitucional la mejor forma de
gobierno. Montesquieu creó la teoría liberal de los tres poderes:
ejecutivo, legislativo y judicial. Es uno de los autores de la
llamada teoría “cuantitativa” del dinero. Sin ser ateo, hizo una
crítica acerba a la Iglesia y al clero.

Diccionario filosófico · 1965:323-324

Charles-Louis de Montesquieu (1689-1755)

Sociólogo francés. Sus principales obras son: Cartas persas (1721),
Consideraciones sobre las causas de la grandeza de los romanos y de su
decadencia (1734), El espíritu de las leyes (1748); alcanzaron gran
popularidad entre los hombres de la revolución francesa de 1789.
Montesquieu hizo una honda crítica del régimen absolutista, intentó
elucidar el origen del Estado y la naturaleza de las leyes, para
establecer sobre esta base “natural” un plan de reformas sociales.
Desde un punto de vista objetivo, semejante equiparación de la
sociedad a la naturaleza se enfrentaba con la teoría medieval del
providencialismo. Montesquieu es uno de los fundadores de la
orientación geográfica en sociología. La fisonomía moral de un
pueblo, el carácter de sus leyes y el tipo de su gobierno están
condicionados, según Montesquieu, por el clima, el suelo y la
extensión del territorio. Los materialistas franceses criticaron esas
ideas. Montesquieu entendía que la mejor forma de gobierno del Estado
era la monarquía constitucional. A él se debe la teoría de la
división de poderes. Sin ser ateo, Montesquieu criticó duramente en
sus obras a la Iglesia y al clero.

Diccionario de filosofía · 1984:297-298

Charles de Montesquieu (1689-1755)

Filósofo ilustrado, pensador político, sociólogo e historiador
francés. Deísta por su concepción del mundo, Montesquieu criticó con
aspereza la teología y la iglesia, aunque concedía a la religión
determinado papel en el mantenimiento de la moralidad social.
Montesquieu desarrolló la idea de la regularidad universal, a la que
se subordinan los fenómenos de la naturaleza y la sociedad. Aceptando
las premisas generales de la teoría del derecho natural Montesquieu, a
diferencia de los adeptos de las concepciones consecuentemente
racionalistas, consideraba imposible construir sobre la base de esta
teoría un sistema universal de leyes sociales, pues las condiciones de
existencia de los pueblos son distintas. De ahí se deriva, según
Montesquieu, la diversidad de leyes y de formas de gobierno.
Montesquieu fue uno de los fundadores de la orientación geográfica en
sociología; atribuía singular importancia en la formación de la
estructura social y de las costumbres al clima, al suelo, &c. Al
mismo tiempo, Montesquieu subrayaba el papel del medio social, el cual
identificaba con el concepto de régimen político y legislación.
Sometiendo a una aguda crítica los órdenes absolutistas-feudales,
Montesquieu, como ideólogo del compromiso político de la burguesía con
la nobleza, defendía la idea de una monarquía constitucional moderada
y el principio de la división del poder. Obras fundamentales: Cartas
persas (1721), Consideraciones sobre las causas de la grandeza de los
romanos y de su decadencia (1734) y El espíritu de las leyes (1748).

Comparte este artículo