NALBANDIÁN, Miguel Lázarevich

Mikael Lázarevich Nalbandián (1829-1866)

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

Diccionario filosófico abreviado · 1959:372-373

Mikael Lázarevich Nalbandián

Eminente filósofo materialista armenio, demócrata revolucionario,
socialista utópico, poeta y publicista. Nalbandián fue compañero de
lucha de los demócratas revolucionarios rusos Herzen (ver), Belinski
(ver), Chernishevski (ver), Dobroliúbov (ver). La actividad de
Nalbandián, su fidelidad desinteresada a la causa de la democracia
revolucionaria, eran altamente apreciadas por Herzen y Ogariov (ver).
Como Chernishevski y sus compañeros de lucha, Nalbandián preparaba una
revolución democrática preconizando la unión del movimiento
revolucionario de los pueblos de Rusia contra el zarismo. Rechazaba
las “teorías” liberales de la armonía social, y hacía notar el
encarnizamiento de la lucha de clases que dividía a la sociedad.
Denunciaba las guerras injustas, las guerras de conquista, la política
colonialista de las potencias capitalistas, desenmascaraba sus planes
de rapiña, su solidaridad con la política de los sultanes turcos, con
la política de exterminio físico del pueblo armenio.

En filosofía, Nalbandián es materialista: la materia es para él, el
dato primario; es eterna e indestructible, encierra dentro de sí la
causa de su propia existencia. Asigna una gran importancia a la
experiencia y a la inducción (ver). Las ideas no son más que el
reflejo de la naturaleza, del mundo exterior. De igual modo que los
representantes del materialismo ruso de las décadas del cuarenta al
sesenta del siglo XIX, Nalbandián se aproxima a la concepción
dialéctica. La naturaleza se halla siempre en movimiento, y el mundo
orgánico ha surgido del mundo inorgánico. La vida social consiste en
la lucha entre lo progresivo y lo reaccionario, y finalmente, es
siempre lo progresivo lo que se impone. Nalbandián rechaza la
filosofía idealista de Kant (ver), de Fichte (ver), y de Hegel (ver);
critica el fondo reaccionario y monárquico de las opiniones de Hegel,
y su abolición de la idea del desarrollo. Nalbandián defiende las
posiciones ideológicas de la literatura progresista armenia naciente,
sus tendencias democráticas. En estética, como Belinski,
Chernishevski y Dobroliúbov, es partidario del realismo.

Nalbandián es un poeta y escritor distinguido. Sus obras se hallan
impregnadas de odio a la servidumbre de la gleba. Sus ideas sirvieron
de inspiración a la cultura armenia, democrática y progresiva, de la
segunda mitad del siglo XIX. Detenido por su actividad
revolucionaria, por la difusión de las publicaciones londinenses de
Herzen, prohibidas en Rusia, Nalbandián estuvo cerca de tres años
preso en la fortaleza de Pedro y Pablo. Murió en la deportación. Sus
obras más importantes son: Dos líneas, La agricultura es la vía justa,
una crítica de la novela de Prochiantz “Sos y Vartiter”, &c.

Diccionario filosófico · 1965:332

Mikael Lázarevich Nalbandián (1829-1866)

Pensador armenio materialista; demócrata revolucionario, socialista
utópico, propagador de la Ilustración, poeta y publicista. Estudió
ciencias naturales en la Universidad de Moscú, colaboró en la revista
progresista armenia “La aurora boreal”. Durante su permanencia en el
extranjero, se puso en relación con el grupo de Herzen; participó
activamente en la lucha liberadora de toda Rusia. Fue encarcelado en
la fortaleza de Petropávlov y murió en el destierro. Abogaba por la
consolidación de la amistad armenio-rusa, relacionaba la liberación
del pueblo armenio con la victoria de la revolución antifeudal rusa,
se manifestaba enérgicamente contra los nacionalistas y liberales
burgueses. Por sus concepciones filosóficas, Nalbandián era
materialista, intentaba combinar el materialismo con la dialéctica.
En teoría del conocimiento, partía de la unidad de lo sensorial y de
lo racional, de la inducción y de la deducción, criticaba la
concepción idealista de la naturaleza de los conceptos e ideas
generales. Nalbandián sometió a crítica la filosofía de Kant, de
Fichte, de Hegel, en especial sus concepciones políticas. En
estética, defendía el realismo y las ideas de los demócratas
revolucionarios rusos, a las cuales procuraba dar vida en su obra
artística, pues era un gran poeta y escritor. Las concepciones de
Nalbandián se convirtieron en una de las fuentes de la cultura armenia
progresiva del siglo XIX. Obras fundamentales: Dos líneas (1861), La
agricultura como verdadero camino (1862), Hegel y su tiempo (1863),
&c.

Diccionario de filosofía · 1984:305

Mikael Lázarevich Nalbandián (1829-1866)

Pensador, demócrata revolucionario, socialista utópico, ilustrado,
poeta y publicista armenio. Por sus concepciones filosóficas fue
materialista. En la teoría del conocimiento partía de la unidad de lo
sensorial y lo racional y de la deducción y la inducción; criticó la
interpretación idealista de la naturaleza de los conceptos y las ideas
generales. Nalbandián sometió a crítica también la filosofía de Kant,
Fichte y Hegel, sobre todo sus criterios políticos. En la estética
compartía y desarrollaba las ideas y opiniones de los demócratas
revolucionarios rusos; siendo notable poeta y escritor, plasmaba estas
ideas en su actividad artística. Obras fundamentales: Dos líneas
(1861), La agricultura como verdadero camino (1862), Hegel y su tiempo
(1863) y otras.

Comparte este artículo