NEWTON, Isaac

Isaac Newton (1642-1727)

Diccionario filosófico marxista · 1946:233

Newton fue un gran físico inglés, astrónomo y matemático, fundador de
la mecánica clásica. Descubrió la ley de la gravitación universal y
elaboró la teoría del movimiento de los cuerpos celestes. Construyó
el primer telescopio con espejo. Presentó por primera vez una teoría
científica de los colores; descompuso la luz solar en el espectro de
los coloree. Newton consideraba que la luz se compone de partículas
minúsculas, irradiadas por la fuente de esa luz. El espacio, según
Newton, existe separadamente de la materia, y, al igual que un cajón
vacío, se llena con ella. Consideraba que dios había dado el primer
impulso al movimiento de los planetas alrededor del sol. Estos y
otros errores idealistas de Newton y el carácter metafísico de su
concepción filosófica en general, fueron sometidos a una severa
crítica por Engels, en Dialéctica de la Naturaleza (ver). Newton,
según palabras de Engels, remata el período mecanicista y metafísico
en las ciencias naturales. La influencia de Newton sobre la
filosofía, particularmente sobre las concepciones del materialismo
francés del siglo XVIII, fue enorme. Actualmente, los descubrimientos
científicos en el terreno de la física y, particularmente, la teoría
de la relatividad (ver) de Einstein, condujeron a revisar una serie de
tesis de la física y mecánica newtonianas. Los trabajos principales
de Newton son: Principios matemáticos de filosofía natural, 1887, y
Óptica, 1704.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:379-380

Ilustre físico, astrónomo y matemático inglés, fundador de la mecánica
científica. Descubrió la ley de la gravitación universal y las leyes
fundamentales de la mecánica, sobre cuya base elaboró la teoría del
movimiento de los cuerpos celestes: 1) Todo cuerpo se mantiene en
estado de reposo o de movimiento regular y rectilíneo mientras no es
obligado, por fuerzas exteriores, a modificar ese estado: 2) el cambio
de la cantidad de movimiento es proporcional a la fuerza aplicada y se
opera en la dirección de la línea recta según la cual esta fuerza
actúa; 3) toda acción provoca una reacción igual y contraria. Newton
construyó el primer telescopio, fue el primero en formular una teoría
científica de los colores, y descompuso la luz solar en el espectro.
Según Newton, la luz está constituida por partículas infinitamente
pequeñas emitidas por la fuente luminosa. La mecánica de Newton
reconoce el espacio y el tiempo como realidades objetivas, pero los
separa de la materia. El espacio existiría separadamente de la
materia, como una caja vacía que contuviera los cuerpos materiales.
Newton consideraba al tiempo también al margen de la materia. Creía
Newton que Dios dio el primer “papirotazo” al movimiento de rotación
de los planetas alrededor del Sol. Engels, quien calificó el sistema
de Newton de culminación de todo el período mecanicista, metafísico de
las ciencias de la naturaleza, criticó los errores idealistas y el
carácter metafísico de concepción del mundo. La influencia de Newton
sobre la filosofía, en particular sobre los materialistas franceses
del siglo XVIII, era enorme. La teoría newtoniana imprimió al
materialismo una orientación mecanicista. El antiguo materialismo
metafísico se basa en los conceptos newtonianos de la impenetrabilidad
y de la inercia de los cuerpos, de la independencia de la masa con
relación al movimiento, de la identidad de la materia y de la masa, de
la separación de la materia, del tiempo y del espacio, &c. La
concepción mecanicista del movimiento considerada por los
materialistas del siglo XVIII como el desplazamiento de los cuerpos en
el espacio, estaba fundada en las tres leyes del movimiento formuladas
por Newton.

Actualmente, los descubrimientos en física, especialmente la teoría de
la relatividad y los descubrimientos realizados anteriormente por
Lobachevski (ver) han conducido a la revisión de varios principios de
la física y de la mecánica de Newton. La mecánica de Newton es
incapaz de explicar los fenómenos relativos al movimiento de
partículas animadas de velocidades considerables, y sólo es aplicable
a la descripción del movimiento de cuerpos lentos (con relación a la
velocidad de la luz). La mecánica newtoniana no puede tampoco
explicar los procesos intra-atómicos. Han evolucionado igualmente,
las nociones del espacio, del tiempo (ver Tiempo y espacio; Teoría de
la relatividad), de la masa, de la naturaleza de la luz, etc.
Principales obras de Newton: Principios matemáticos de filosofía
natural (1687) y Óptica (1704).

Diccionario filosófico · 1965:339

Físico inglés, creador de la mecánica clásica; formuló la ley de la
gravitación universal y ejerció un gran influjo sobre la formación del
materialismo mecanicista. En 1669, profesor de la Universidad de
Cambridge. Desde 1703, presidente de la Real Sociedad. La obra
fundamental de Newton, Principios matemáticos de filosofía natural
(1687) contiene las tres leyes del movimiento (ley de la inercia, ley
de las aceleraciones proporcionales a las fuerzas y la ley de la
igualdad de acción y reacción) de las que se infieren gran número de
consecuencias que constituyen los cimientos de la mecánica y física
clásicas. En los Principios, se fundamentan los conceptos de
movimiento absoluto –no referido a los cuerpos materiales, sino al
espacio vacío–, de espacio absoluto y de tiempo absoluto. En esa
misma obra, de la atracción recíproca de los cuerpos, como
directamente proporcional al producto de las masas e inversamente
proporcional al cuadrado de la distancia, infirió Newton las leyes del
movimiento de los planetas, establecidas por Kepler. La ley de la
gravitación universal no sólo sirvió de remate a la representación
heliocéntrica del sistema solar, sino que proporcionó, además, una
base científica para explicar gran número de procesos que acontecen en
todo el universo, entre ellos los físicos y químicos, convirtiéndose
en el pivote de una imagen física integral del mundo. Sin embargo, se
elevaron objeciones contra la teoría newtoniana de la gravitación,
pues ésta admitía la acción (además, instantánea) de un cuerpo sobre
otro sin un medio material intermedio que la transmitiera (Acción de
corto alcance y acción de largo alcance). En la Óptica Newton puso de
manifiesto que la luz, al refractarse, se divide en rayos de
diferentes colores, y formuló la teoría corpuscular de la luz
–representación de la luz como formada por partículas especiales–. En
matemáticas, Newton creó el “cálculo de fluxión”, que coincide en lo
fundamental con los métodos de diferenciación y de integración
descubiertos en el mismo periodo por Leibniz, y sentó los principios
del cálculo infinitesimal. Por sus concepciones filosóficas, Newton
mantenía principios que implicaban el reconocimiento de la realidad
objetiva y la cognoscibilidad del mundo, pero combinaba ese punto de
vista con la defensa de la religión. En el sistema de Newton, la
inercia y la atracción explican la repetición infinita de los
movimientos elípticos de los cuerpos celestes, pero el “primer
impulso” se atribuía a Dios. Las concepciones y preocupaciones
teológicas de Newton, así como la falta de interés que le
caracterizaba por el análisis de las causas internas de los fenómenos
que describía (las palabras da Newton “no hago hipótesis” –“hypotheses
non fingo”– se convirtieron en lema del empirismo en la ciencia del
siglo XVIII) no fueron óbice para que su sistema de explicación
unívoca y exacta de la naturaleza ejerciera una gran influencia sobre
el progreso de la ideología materialista, sobre todo en Europa.

Diccionario de filosofía · 1984:312-313

Físico inglés, fundador de la mecánica clásica; formuló la ley de la
gravitación universal y ejerció gran influencia sobre el desarrollo
del pensamiento filosófico. Su obra fundamental es Principios
matemáticos de la filosofía natural (1687). La ley de la gravitación
universal, además de culminar la representación heliocéntrica del
Sistema Solar, sentó una base científica para la explicación de
numerosos procesos que transcurren en el Universo, comprendidos los
procesos físicos y químicos, convirtiéndose en fundamento de un único
cuadro físico del mundo. En filosofía, Newton mantuvo las posiciones
del reconocimiento de la realidad objetiva y la cognoscibilidad del
mundo. En el sistema de Newton, la inercia y la gravitación explican
la repetición interminable de los movimientos elípticos de los cuerpos
celestes, pero el “primer impulso” se atribuye a Dios. Los intereses
y opiniones teológicas de Newton, así como la falta de deseo –propia
de él– de analizar las causas internas de los fenómenos descritos (la
frase de Newton “hypothesis non fingo” –“no invento hipótesis”– se
convirtieron en consigna del empirismo en la ciencia del siglo 18) no
impidieron a su sistema de explicación univalente y exacta de la
naturaleza ejercer gran influencia sobre el desarrollo del pensamiento
materialista en Europa.

Comparte este artículo